Archivo | mayo, 2013

El postre que se inventó Terremoto para un concurso de postres y aprovechado para el segundo reto de “El ingrediente secreto de Ira”

28 May

Los asiduos al blog ya sabéis que Terremoto tiene una veta cocinera con solera que se le despertó allá por los cinco añitos o puede que antes. A esta edad mi niño ya se ponía sobre una silla para pasar los trozos de pollo por la galleta picada  y huevo. En Mallorca se usa un tipo de galleta en lugar de pan rallado. Nosotros se los poníamos en la sartén porque demasiado peligro ya tenía lo de estar sobre la silla al lado de los fogones. Algunas veces se ha inventado recetas y reconozco que unas cuantas han estado muy buenas. Terremoto es más de cocinar salado. Pero cuando nos enteramos que en una torrada-excursión del APA de su cole organizaban un concurso de postres, no le faltó tiempo para decir que pensaba presentar uno y ponerse a pensar en ello. Estuvo varios días en plan mono-tema con lo del concurso. Al final decidió un postre dulce pero sano. Conseguí que me lo contara, porque siempre está con un halo de misterio misterioso y luego va y me pilla sin ingredientes justo cuando acaban de cerrar el súper y no vuelven a abrirlo hasta el lunes. Hicimos una primera prueba y no estuvo mal pero teníamos que perfeccionarlo un poco,  así que seguimos pensando. Le comenté algunas sugerencias y le gustaron. Lo intentamos por segunda vez con alguna de las modificaciones y cha-chán, postre buenísimo y aceptado por el autor.  El día antes del concurso dormía en casa de su padre, así que se llevó los ingredientes para hacerlo por la tarde.

Mi ex siguió las instrucciones al pie de la letra. “Terremoto sabe hacerlo así que tú sácale un vaso y déjale hacer, ¿de acuerdo?” y claro, sin interferencias la receta fue rápida de montar. Según me contó mi ex a las seis de la mañana del sábado ya estaba vestido y pidiendo cuando era el concurso. Obvio decir que primero se tenía que ir al lugar señalado, hacer fuego, hacer brasas, hacer una torrada, comer y luego venían los postres. También obvio decir que no llegó tarde, fue el primero en presentarlos.

Se presentaron unos cuantos postres, pero todos hechos por mamás. El único niño que se atrevió con el reto culinario para la categoría de alumnos fue nuestro Terremoto.  Se llevó una medalla de oro de la que se siente muy orgulloso y ha puesto con sus medallas de deporte.  Tengo que decir que además de pasión de madre, el postre en sí es sencillo y sabroso. Terremoto se encargó de que casi todos lo degustaran, hasta que una de las monitoras lo probó, y sólo lo devolvió cuando el vaso estaba completamente rebañado y limpito, le encantó.

Cuando al volver de la torrada-excursión abrí el ordenata y mire que ingrediente había en el reto de Ira, me quedé alucinada pensando en que eso debía ser telepatía. Le leí a mi pareja de que iba el segundo reto, un postre que se sirviera en vaso. Nos miramos los dos y dijimos al unísono “El postre de Terremoto”.

Así que os presento el sencillo y delicioso postre que Terremoto se inventó hace poco para su primer concurso de cocina.

Ingredientes:

Galletas tipo digestive (la primera vez lo intentamos con las tipo María, pero pierde mucho, mejor estas)

Plátano más o menos maduro (uno por cada vaso que hagamos)

Fresas (entre cuatro y seis por vaso)

Chocolate de postres (nosotros usamos el Nestlé, que se puede separar en barrita, está delicioso y es fácil de separar y dosificar)

Una cucharada de agua

Una o dos cucharadas de leche

Nata para montar con un 35.1 de materia grasa como mínimo

Azúcar o edulcorante líquido.

Un vaso para su montaje.

Elaboración.

Es muy sencillo. En un vaso poner en el fondo unas cuantas galletas digestive rotas, no machacadas. Encima pondremos un plátano cortado a rodajas.

Lavamos las fresas sin cortar el rabo, quitarlo después de lavar. Se cortan en cuartos. Se ponen unos cuantos cuartos sobre los plátanos, aproximadamente unas cuatro o seis fresas, depende del tamaño del vaso y de lo que nos haya ocupado lo anterior. Si las fresas están un poco ácidas se puede poner una pizca de azúcar o unas gotitas de edulcorante líquido si se quiere controlar el aporte de azúcar del postre.

Se cogen dos trozos del chocolate para postres Nestlé y se trocean en un bol. No es necesario hacer trozos muy grandes, con que hagamos tres trozos por barrita ya vale. Añadimos una cucharada de agua y ponemos un minuto en el microondas. Sacamos del microondas y removemos con una cuchara. No tardará en espesar pero si seguimos removiendo tomará un brillo especial. Entonces le añadimos un pequeño chorrito de leche, muy poco. Volvemos a remover y que ligue bien. De esta forma ablandamos el chocolate y no hemos de recurrir a ningún tipo de mantequilla para ello.  Con una cuchara ponemos chocolate encima de las frutas.

Para finalizar se coge la nata, se pone un poco en un vaso de batidora y con las varillas se va batiendo. No es necesario añadir azúcar. Una vez montada se añade sobre el chocolate.

Se ponen los vasos en la nevera y se dejan unas cuantas horas o mejor de un día para otro. Antes de servir se adorna con unas cuantas perlitas de chocolate.

Para el concurso nos llevamos un spray de nata y las pepitas para facilitar el traslado y que no se nos fundiera la nata durante el camino y se pusiera malo. Además de cuidar la estética no era cuestión de causar una diarrea galopante por nata en mal estado a todos. Usando spray de nata también queda muy bien, pero gana si se hace con la nata y se pone en la nevera. Cuando se saca se ha endurecido un poco y las texturas cuando hundes hasta el fondo del vaso la cuchara y luego subes un poco de cada ingrediente es muchísimo mejor.

Espero que esta primera receta de mi nene os guste casi tanto como le gustó a la monitora. Además, como veis, es apta para elaborar con niños, mejor que por padres, hasta el próximo reto i bon profit.

P11102441



Mis OvoMellizos me envía un premio muy divertido: “Las milongas de mamá”

22 May

Ante todo tenemos que darle las gracias a Merengaza por haberse inventado un premio con tanta miga. Antes de empezar diré que yo eso de la milonga lo asociaba con un baile argentino en plan “barrio plateado por la luna, rumores de milonga es toda su fortuna (música chan chan chan chan y sigue) Hay un fueye que rezonga en la cortada mistonga,…..” y me paro que sino os la escribo enterita. Pues eso, una que siempre había pensado en la canción del baaarriooo, baaarrriiiooo… y que precisamente no relacionaba con una madre, y menos con la mía, va y resulta que estaba muy errada. Así que para deshacer entuertos lo primero, mejor y más necesario es acudir a las fuentes, ¿qué mejor fuente que un diccionario? Donde además de la acepción “canción y baile popular del Río de la Plata, de ritmo lento acompañado de guitarra” y de la de “Fiesta familiar con baile” que me da que tampoco va por aquí la cosa, aunque cuando veáis de que va la penitencia, tal vez no está tan desencaminado… La tercera acepción es “mentira, embuste” ¡OOOOHHHHHH! Si mi señora madre, que era muy señora, se llega a enterar de que alguien insinúa que era mentirosa o embustera, la reina de corazones de Alicia hubiera sido una dama de beneficencia en comparación a su furia.

Pero, pero, pero, todo tiene un pero. Aunque no fuera una mentirosa ni una embustera, me da que algo de milongas sí que se colaron en mi vida, o al menos algunos sinsentidos, así que abrocharos los cinturones que seguro sacamos una buena penitencia con este premio.

Primero y ante todo, un breve resumen de en qué consiste el premio. (Que nadie se entere, pero ahora copio a Merengaza, pego, plagio el trozo de las reglas y quedo como una profesional como la copa de un pino) “Os presento el premio Milongas de mamá. Son esas trolas que te contaba a ti (y a mí) de pequeña tu madre (y la mía) y que nos creíamos a pies juntillas, sin rechistar y ahora nos parece increíble que nuestra madre tuviera tanta imaginación. Ahí van las reglas.

1. Contar 3 milongas (mínimo) que te contara tu madre, que tú te creyeras y que hicieras sin rechistar.

2. Pasarlo a 5 blogs. Tampoco es tanto ¿no?

3. Saltar a la pata coja un minuto. ¡¡¡¡A bajar calorías!!!!

4. Mándame el video por favor, quiero verte saltar.”

Habéis visto el punto tres. ¿Lo veis? Pues salvo que me monten una fiesta familiar con música dudo que me encuentren en esa actitud tan poco cabal, ahora si me hubiera pedido un video de mi menda haciendo de personajes de los cuentos que le contaba a Terremoto, no hubiera habido problema ninguno. Lo siento Meren, pero si saltando a la pata coja un minuto consiguiera bajar calorías sería una experta en ello y estaría hecha un figurín.

MIS TRES MILONGAS:

1.- Cuando era jovencita me empezaron a salir unas cuantas canas. Unas cuantas canas significa literalmente, tres pelos blancos en la parte de la coronilla, ni más ni menos. Mi madre siempre me decía que no había que tocarlos porque si te los quitabas te salían siete en el lugar de cada uno. Mi madre era también muy presumida y lo cierto es que a mí, mis tres canas no me molestaban para nada, allí estaban ellas tranquilitas dándole un aire interesante a mi cabellera. Normalmente cuando estaba leyendo (cosa habitual) o estudiando (cosa también habitual entonces, que queréis que os diga era una puñetera aprendiz de empollona o lo intentaba) mi madre se acercaba sigilosamente cual gata sobre un tejado de zinc caliente y más rápida que el rayo, zaaaasssss¡¡¡¡ zaaaaaassssss¡¡¡ zaaaaasssss¡¡¡¡ y yo ¡AAAYYYYYYYYYYY!

Enseguida mi queja “pero no decías que me saldrían siete? ¿Por qué me las quitas si no te molestan? Ella se defendía argumentando que una madre era una madre y tenía que hacer lo que tenía que hacer para que yo estuviera guapa y no pareciera una vieja.

Nunca llegue a tener muy claro eso de las canas. Las pobres siempre volvían a salir y no se reprodujeron, al menos durante mucho tiempo. Cuando decidieron que se reproducirían más fue cuando opté por las mechas y cuando estas no funcionaron del todo pasé al tinte. Cualquier cosa antes de que a mi madre le diera un telele y cual macaco psicópata se tirara sobre mi cabellera y me dejara cual bola de billar pulida y brillante por el bien de mis canas.

2.- Mi madre era una mezcla de puritana/afrodita extraña. Me animaba a llevar ropa chachi. A ella le gustaba mucho la ropa, cosa que no heredé de ella por cierto. Los tops de ganchillo o las transparencias son guays pero sin que se vean los pezones. En ocasiones llevaba ropa que muchas de mis amigas suspiraban por un top así ya que sus madres mucho más jóvenes no les dejaban llevar. Nunca llegue a entender pero la deria que me tenía con que tenía que ir pese a todo recatada… eso no casaba con las transparencias y mucho menos a que ella fue quien me animó a hacer top less en la playa. Ya lo sabéis, soy una pecadora/puritana que no usa sujetador y sólo sabe tomar el sol y nadar en monokini gracias a esa doble personalidad materna.

3.- En ocasiones pienso que algunas madres no escuchan a sus hijos. Bueno, oyen cosas como que gritan mucho o no paran de hablar, pero no escuchan que es lo que dicen. Desde que más o menos tengo uso de razón recuerdo que me pasé la vida diciendo que quería estudiar historia y ser maestra. Mi madre no entendía muy bien eso de que yo quisiera estudiar. Total –decía- para acabar de cajera de supermercado y casarte para que quieres estudiar tanto. No es que yo tenga nada en contra de las cajeras de supermercado, conozco algunas y son majísimas, pero sinceramente, en esa época de mi vida no era una de las profesiones que más me llamara la atención. Algo más tarde, cuando vio que mi interés en el estudio era más persistente mi madre cambió de táctica. Total –decía- para lo que es el matrimonio, ahora que estás estudiando algo ¿no te meterías a monja? En el convento si se tienen estudios se vive bien ya que te podrías dedicar a la enseñanza y no tendrías que aguantar a un esposo ni casarte.

Yo flipaba un poco en colorines, porque no acababa de entender mucho que relación neuronal era la que hacía que una hija sin estudios fuera para cajera y una con estudios tuviera que ir para monja. Lo de meterme en un convento fue un suplicio porque le dio fuerte con ello y no había forma de hacerla bajar del burro y cuando a mi madre se le metía una idea era poderosamente persistente. Un día me cansé de tanta publicidad conventual, porque yo de devoción o pinta de monja no tengo. Así que le pedí porque no se había metido ella a monja si tanto le gustaba.

Yoooo –me respondió- pero que dices, si yo no tengo vocación, además para que me pusieran en la cocina pelando patatas para hacerle la comida a todas para que me fuera a meter en el convento, ya me basta con hacer la comida para tres.
No tengo muy claro si esto se podría considerar exactamente una milonga, pero como muy normal no es. Evidentemente mi madre también me dijo que fuera cuidado con que no me pusieran nada en la bebida (yo no salía, pero por si acaso) y con muchas otra. Seguramente muchas lo conocéis, pero por si las moscas, pasaros por la web de cómo no ser una drama mamá y os encontrareis con muchas milongas de esas que son inherentes al gen madre.

Y ahora me toca nominar a cinco, uffff…. Esto es lo más difícil de la penitencia.

Cómo no ser una drama mamá Ella, la nena no me conoce. Así que no se si lo recogerá o no, pero realmente de todos los blogs que conozco es a quien le pega más, así que por intentarlo no quede, veremos que nos contesta la nena.

Una mamá española en Alemania Con este blog me ocurre lo mismo que con el anterior, no me conoce. En este caso las milongas las podría pasar a sus tres polluelen, son la leche. Pero seguro que mamá española en Alemania nos podría contar algo, así que también lo intentare (hoy estoy optimista, yujuuuu)

Una terapeuta temprana Nadie se ha preguntado ¿que milongas usaron con ella? ¿tuvo que usar alguna terapia para superarlo? ¿tiene ella milongas con sus nenes? ¿piensa tenerlas con sus futuros nenes?¿qué opina medio limón de las milongas terapéuticas?

Hija no hay más que una… (Gracias a Dios) vuelvo a estar con lo mismo, es un blog que suelo seguir pero no me conocen. Veremos si hay suerte y la madre de la pelirroja más famosa de la blogoesfera y de cigoto (ya veremos de qué color tiene el pelo dentro de poco) atiende a mi nominación y se anima a contarnos aún más

¡Mamá qué sabe! Porque todos conocemos muchas cosas de Devora y su familia, de como piensa y evalúa que cosas considera mejor para los suyos, pero… y su orígenes, jejejeje…. Vamos a ponerla en un brete y pedirle que nos cuente lo inconfesable de sus orígenes. Ya sabes querida, yo no soy mala, es que me pintaron así y entre Meren y Mamimellis me han obligado, yo no quería pero me encanta cotorrear, jejejejeje.

Receta de pan de plátano y naranja con la panificadora del Lidl, ideal para el desayuno y para el reto de cocina de “El ingrediente secreto de Ira”

15 May

Hola a todos y todas. Tengo que confesar que hacía unas semanas que tenía pensado poneros esta receta porque ya la he perfilado a nuestro gusto y justo en este momento me entero que se ha montado un nuevo reto en la blogoesfera, esta vez de carácter culinario. Se nos van a ir dando platos o ingredientes y tenemos quince días para pensar en una receta, hacerla y colgarla. El premio: disfrutar como enanos en la cocina y adquirir nuevos conocimientos. Hacer algo por placer es de los mejores premios que hay. Sólo espero que mis labores maternales me dejen llevar el ritmo, porque una se desenvuelve bien entre cacharros y cubiertos pero tampoco soy una cocinera consumada con largo historial de cocinillas, así que ya veremos. Las bases del concurso podéis verlas en este enlace.

El primer ingrediente propuesto es muy habitual en las casas con nenes, ¿quién no se ha tomado de pequeño una papilla de plátano machacado con zumo de naranja? De pequeña y no tan pequeña era mi preferido. Salvo que uno le tenga alergia, ya que el plátano es uno de esos alimentos que puede darte alergia y suelen mirarte a la hora de hacerte las pruebas, es un clásico de toda la vida. Conocía hace años a un chico que sí que le tenía alergia pero le encantaban y me contaba que de pequeño de escondidas de sus padres y buscaba un momento que estos no estuvieran ocupados. Entonces se arreglaba, se ponía la cazadora, cogía las llaves del coche y se iba a sus padres con las llaves en una mano y el plátano a medio comer en la otra para que le llevaran lo antes posible a urgencias. Su madre me decía que estaba amargada, pero siendo varios hermanos no podía dejar a los demás sin la dorada fruta.

La receta de hoy surgió por unas búsquedas que hice hace unos meses. Terremoto y Tsunami son unos asiduos devoradores de plátanos, a ambos les encantan y cada día suelen llevarse uno de merienda al cole. Todo sería perfecto y hermoso si no fuera por un detalle, a Terremoto sólo le gustan los plátanos muy verdes y a Tsunami en su punto, pero a la que se pasa un pelín o tiene manchas negras, ya tengo allí el plátano abandonado. Al cabo de unos días en los que se ha repuesto la munición de plátanos en el frutero, mi menda, que no tendría que comer por lo de intentar controlar el peso, acaba dando cuenta de los “ultramaduros” según los peques. Ya les puedes contar que las manchitas negras en la piel no tienen porque indicar que dentro estarán mal. Nada. Que me toca apechugar o los comemos los mayores o se tiran y tengo la política de que en casa si se puede evitar no se tira nada de comida que esté en buen estado. Estuve pensando sobre ello y me pregunté si no debían existir panes de plátano, así que busqué en internet y sí, existen, y sí. Hay un montón. Así que fui cribando para encontrar una receta que cubriera mis expectativas de aprovechar plátanos, que no sea muy grasa y a ser posible que se pueda adaptar al intento de régimen de Terremoto para no engordar. Al final encontré una receta que he visto en dos webs, son estas.

http://www.petitchef.es/recetas/pan-de-platano-y-naranja-fid-481228

http://www.misratosenlacocina.com/2012/06/pan-de-naranja-y-platano-panificadora.html

Primeramente hice esta receta tal como indica y ya os digo que está muy rica. Pero yo quería afinarla un poco más para que resultara más ligera y se adaptara más a nuestro deseo de pocas grasas por el bien de Terremoto. Además, la receta es para un pan de 750 y puestos que nos ponemos, yo prefiero hacerlos de 1250 que total se tarda el mismo tiempo y tenemos más. También introduje la variación del programa expreso que tarda menos y en menos de dos horas tienes el pan humeante ante ti. . Así que hice cálculos, probé algunas modificaciones y así ha quedado finalmente mi adaptación y receta de pan de plátano con la panificadora del Lidl.

Ingredientes:

6  y ½ cucharadas de zumo de naranja (normalmente me viene clavado con una naranja de zumo de las que compramos)

320 ml de agua

200 gr de plátanos maduritos, sin piel y machacados con un tenedor

un par de chorritos de edulcorante líquido que pueda ser usado en caliente

400 gr de harina de fuerza

400 gr de harina integral

2 y 1/2 cucharadas de leche en polvo

65 ml de aceite de oliva virgen

1 sobre de levadura de panadero

una pizquita de sal

media cucharadita de jengibre

media cucharadita de canela en polvo

un poco de leche templada para pincelar o glasear.

Preparación:

En un recipiente apto para el microondas ponemos los líquidos,  el agua, el zumo y el aceite y lo calentamos tres minutos.

Una vez caliente lo ponemos en la cubeta.

Encima ponemos más o menos la mitad de la harina, que no haya contacto con los líquidos. Luego el sobre de levadura y acabamos de cubrir con la harina.

Sobre ésta el plátano chafado rociado con el edulcorante.

Encima del plátano va la leche en polvo. Encima el jengibre y la canela y por la zona lateral la pizquita de sal.

Cerramos y programamos el número 5 expreso, peso 1250 gr. y corteza medio tostada.

Tenemos que vigilar para quitar las palas de amasado, que siempre queda luego mejor el pan y facilita el corte luego. También tenemos que vigilar cuando acaba el levado y empieza el horneado, entonces con un pincel de silicona, pinto sobre el pan con algo de leche tibia.

¿Que consigo con todas estas modificaciones de la receta original?

Como en el pan de molde, al estar los líquidos calientes me permite usar el programa expreso con muy buenos resultados, con el consiguiente ahorro de tiempo y de electricidad.

No uso leche porque creo que quedaría demasiado biscocho, pero reconozco que no lo he intentado con leche.

Sustituyo la margarina por aceite porque me parece más sano y queda perfecto.

El edulcorante con el plátano ya le da suficiente dulzura, al fin y al cabo es un pan, no un bizcocho. Así, sin azúcar ni mantequilla, Terremoto puede tomarlo también como desayuno sin ningún problema.

El uso del jengibre y la canela le dan un toque y un aroma especial que no tiene sin ellas y para mi gusto gana bastante.

La leche en polvo, como también os comenté en el pan de molde,  le confiere más esponjosidad y al colocarla sobre el plátano regula el exceso de líquido que pudiera soltar y facilita su mezcla con la harina.

El resultado es un pan tierno, que una vez frio se corta perfecto. No se desmiga, cosa que se agradece un montón.  Conserva muy bien aunque hayan pasado unos cuantos días desde su elaboración, ya que al usarlo sólo para el desayuno nos dura más que el pan normal. Finalmente, os diré que a todos los que lo hemos probado nos ha recordado  mucho a los suizos. Supongo que tostado o con mermelada encima debe estar bueno, pero es que no le hemos dejado la oportunidad de probarlo porque nos cortamos un trozo y así tal cual sirve para desayunar o merendar.

Si no fuera poco todo esto, he tenido la suerte de que a Tsunami le ha encantado y al final he encontrado algo casero que sustituyera de tanto en tanto los panes de leche del super, ya que cada día para desayunar se toma uno y no había forma de encontrar nada casero que lo sustituyera, lo intenté haciendo yo el pan de leche, haciendo pasta de monas, brioches, pero nada y va y el pan de plátano le gusta mucho y se toma una rebanadita todo contento.

Bueno, espero que como estreno del reto de Ira haya servido, pero sobre todo que os pueda servir a vosotras tanto como a mí. Si alguna se anima ya me comentará y veréis como no se vuelven a quedar plátanos maduros paseándose por la frutera. También si alguien es capaz de llegar a la fase de tostada y mantequilla ya me dirá que tal, porque no hay forma, nos lo comemos antes de sacar la tostadora y sin nada está de rechupete, confió en que os guste i bon profit a tots.

pam platani



Una gran voz ha enmudecido. Gracias por haber sido tú mismo.

12 May

Esta mañana nos hemos despertado muy pronto. Teníamos otra excursión en grupo.  A las nueve poníamos el coche en marcha y se encendía la radio. Los primeros sonidos: unas frases de Darth Vader. Hablaban de alguien a quien yo le tengo mucho cariño desde hace mucho tiempo. Nuestro primer pensamiento ha sido “¡Ay! Seguro que le ha pasado algo si hablan de él”

Esta mañana hemos conocido que una de las voces más maravillosas que he oído en toda mi vida ha enmudecido. Pero no nos ha abandonado solo una voz excepcional. Nos ha dejado también una persona excepcional. Constantino era inteligente,  humilde y simpático. Hacía que lo difícil pareciera sencillo. Hacía que los personajes de las películas de mi vida ganaran un montón. Sabía entonar como nadie. Sus registros eran múltiples, muy bien trabajados.  Su voz, profunda, te embelesaba. Los que le conocían decía que era una persona optimista y positiva. Una compañera del trabajo me contó una vez que fue una de las participantes de “El tiempo es oro” y que se lo pasó como nunca sobre todo gracias a Constantino.

Yo le vi una vez,  en directo. Estaba de luna de miel con mi ex en Canarias y habíamos hecho una visita a Gomera. Cuando esperábamos el barco para volver a Tenerife había entrado en una pequeña tiendecita de souvenirs. Había pocas personas dentro y yo estaba mirando lo expuesto. De repente oí una voz a mis espaldas y me quedé de piedra. Me volví y allí estaba él, detrás de mí, hablando con el dueño de la tienda de uno de los objetos que tenía, si no recuerdo mal creo que era un llavero. Yo que soy una lanzada de mucho cuidado me disponía a acercarme para saludarle. Pero mi ex que me tiene muy calada me sujetó y no me dejó hacerlo, es más, me sacó de la tienda. “Debe estar cansado de que le molesten y por esto ha ido a un sitio tan apacible como este” y sí, puede que tuviera razón, seguramente sí. Pero yo quería entrar y decirle “¡Hola! soy Laura y me encanta tu voz, Supongo que debes estar cansado de que te paren, pero  tenía muchas ganas de saludarte, además estamos de viaje de novios y este encuentro ha sido para mí el mejor regalo de todos los que nos han hecho”. Mi frase quedó en el vacío. Nunca llegué a decirla y no me acerque. Es algo de lo que me he arrepentido siempre, porque si bien no soy muy mitómana que vaya por allí persiguiendo a los famosos, ni suelo ser de las personas que se le caen los anillos cuando ve a algún personaje de la pantalla, esa voz y esa persona eran alguien muy especial, su presencia siempre me transmitía sensaciones positivas. Cuando años después se lo comenté a mi compañera del trabajo me dijo que no creía que se lo hubiera tomado mal, al contrario, seguramente le hubiera gustado el detalle y el momento en que se había dado.

Esta mañana una gran voz se ha apagado, pero siempre la tendremos con nosotros, en cada película, en cada rememoración de sus intervenciones. Aún recuerdo cuando nos anunció en perfecto catalán la apertura de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Ahora que parece que media España se esté peleando porque en ciertas regiones se tenga una lengua propia y el que los niños castellanos parlantes que van a vivir allí la aprendan es  algo aberrante ya que podían mancillar la suya propia, es digno de recordar que este hijo de Castilla La Mancha, este albaceteño de nacimiento, amante de Chinchilla de Monte-Aragón y barcelonés de adopción, las dominaba a las dos y a ambas las pronunciaba de forma sublime. Constantino es un querido ejemplo de que el ahora discutido “bilingüismo o inmersión lingüística o como le quieran llamar” no tiene por qué ser dañino. Su voz profunda, acompasada y timbrada era soberbia en una lengua o en la otra.

Pero no quiero empezar ahora una discusión sobre lenguas. Hoy,  en este pequeño post improvisado, sólo quiero homenajear a un hombre especial que de alguna forma ha formado parte de la vida de todos, desde los westerns de los más mayores, pasando por el villano más friki del espacio, hasta el tío más cachas de nombre impronunciable y llegando  de los dibujos de los más pequeños entre otros. Hay pocas personas que de una forma tan sutil haya estado tantas veces con nosotros, que nos haya emocionado, nos haya hecho sonreír y llorar. Como bien dijo, disfrutó en su vida e hizo algo que le gustó. Descansa en paz y recuerda, siempre formarás parte de nuestras vidas.

PD: Querido Tino, sé que en su momento no fui capaz de acercarme ni de hablarte, pero desearía que supieras que gracias a ti pasé muchos de los mejores momentos de mi vida viendo las pelis que doblaste o viendo también el programa al que fue mi compañera del trabajo. Si el escucharte fue un placer, el verte  como emanabas optimismo y simpatía no tiene precio. Querido Tino, me gustaría que supieras que me llamo Laura y una tarde tuve la suerte de verte. Un beso,  allí donde estés, cuídate.

40190.constantino-romero

Cocina mallorquina: coca de prebes torrats de pasta dolça o coca de pimientos de pasta dulce

10 May

Hace siete meses os hable de la coca de trempó de pasta dulce. Entonces os comenté que esta coca es típica de Ciutat (Palma) y que en la part forana  (pueblos) se hacen de pasta lisa, sin azúcar. En su momento también os comenté que la coca de trempó junto con la de pimientos y verduras forman un trio básico de la gastronomía mallorquina. Bueno, pues creo que hoy es un buen momento para comentaros como se hace la coca de pimientos, ya que a estas alturas seguro que habréis practicado mucho con la de trempó. (Ahora es cuando espero que todos me digáis un contundente síiiiiii sin que a nadie le crezca la nariz… ingenua de mí). Esta receta también es muy socorrida para meriendas, excursiones y junto con la de trempó no suele faltar en las celebraciones tipo cumpleaños. Así que si alguien tiene una fiestecita de estas cerca es una sugerencia original y fácil de hacer.

No es tan rápida de elaborar como la de trempó por una simple cuestión. En esta los ingredientes que cubren la coca no están crudos, hay que haberlos torrado antes. Por eso quizás es una de esas cocas que no se improvisa así en plan ahora hago una para cenar y te pones a ello a las seis de la tarde y te la comes a las ocho. Normalmente en casa hacíamos una buena cantidad de pimientos asados para una noche. Los tomábamos acompañados de una tabla de quesos y al día siguiente se hacía la coca de pimientos y se le daba buena cuenta en la cena.

Ingredientes:

Para la masa

3 cucharadas soperas de azúcar.

2 tacitas, de las de café, de aceite de oliva.

Levadura de cerveza o de panadero, aquella que es un cubo, no polvos.

1 vaso de agua (unos 250ml) tibia para disolver la levadura.

Harina de repostería, la que tome la masa por eso no pongo peso.

Para la cobertura de pimientos

Pimientos rojos tostados al horno sin piel ni semillas y cortados en tiras.

Ajo.

Perejil.

Sal y aceite.

Preparación de la masa

En un bol poner el aceite y el azúcar, mezclar.

Aparte atemperar el agua (yo la pongo unos 50 segundos en el microondas a la máxima potencia) y poner dentro la levadura, remover hasta que se disuelva. Añadir el agua con la levadura disuelta a la mezcla anterior y seguir removiendo hasta que esté bien disuelta.

Ir añadiendo poco a poco la harina e ir mezclando. Al principio voy removiendo con una cuchara pero llegará un momento en que tengáis que ir amasando manualmente. Ir añadiendo harina mientras veáis que se la va tomando.  El trabajar un poco la masa hará que luego nos facilite el proceso de levado.  Al final os quedará una masa compacta pero no pegajosa.

Untar un molde bajo tipo bandeja apta para horno con aceite de oliva.

Coger la masa y estirarla. Colocarla sobre el molde y con la palma de la mano y los dedos ir estirando hasta que está cubierta toda la superficie del molde. Dejar unos minutos en un lugar a ser posible caliente y fuera de corrientes de aire para que vaya levando un poco.

A continuación depositareis encima los pimientos tal y como os indicaré a continuación. Luego la meteréis en el horno. El horneado depende de cada horno, cuando veáis que la masa ha dorado y al pinchar no sale húmeda. Sacar y dejar enfriar.

Preparación de los pimientos

En este caso, previamente, hemos tostado al horno unos pimientos rojos. Para ellos os recomiendo que sean más o menos iguales y que al tocarlos notes que la carne es gruesa, de esta forma todos se harán de forma homogénea y nos aseguraremos que se quemen menos y que haya más carne para nuestra coca. Para ello se lavan bien, se untan con un poco de aceite de oliva, te pones un poco de aceite en las manos y los frotas bien. Se ponen en la palangana de horno, yo suelo usar la misma palangana con la que luego hago la coca, que también esté pincelada de aceite y se tuestan cuidando a no quemarlos. Los tengo una media hora por un lado y luego les doy la vuelta y media hora por el otro. Lo de la media hora es orientativo, porque depende del tipo de horno, su potencia y el grueso de los pimientos, evidentemente los más gruesos son los que quedan mejor. No hay que quemarlos porque luego no nos quedará apenas carne para comer.

Cuando estén fríos hemos de pelarlos, quitar las semillas y cortar a tiras.

Os daré un truco por si no queréis hacer los pimientos al horno, que si bien no están técnicamente torrados.  No es que queden exactamente igual pero no desmerecen en absoluto los resultado,  salen igual de bien y resulta menos engorrosa. Sólo tiene un defecto y es que de esta forma no se puede hacer tanta cantidad. Si coges tres pimientos hermosos, los lavas bien con agua. Entonces con la punta del cuchillo quitas el pedúnculo, con lo que podemos quitar las semillas del interior y aprovechar para pasarles un poco de agua por dentro. En el caso de hacerlo con el microondas se ponen en un pírex circular y no hay que untar nada con aceite, basta el agua que haya podido quedar impregnando la piel al lavarlos. A mí me caben tres y lo pongo unos 15-17 minutos por un lado y luego los giro (cuidado a quemarse que desprenden algo de vapor) y otros 15 minutos por el otro. Haciéndolos en el micro no hay peligro de que se quemen, resulta bastante fácil pelarlos una vez secos, no tenéis que quitar luego las semillas y la carne queda bastante gordita.

Tanto si habéis elegido la opción de torrarlos al horno o de cocerlos al microondas, cuando estén pelados y cortados a tiras debéis aliñarlos con sal y aceite.

Cuando tenéis la masa preparada vais colocando tiras unas cercanas a las otras y así hasta que tengáis vais cubriendo la superficie. Si creéis que es necesario lo podéis rectificar de sal, tampoco no os paséis pero no tiene que quedar sosos. En este caso sí que siempre se le pone luego encima la picada de ajo con perejil. Un chorrito de aceite y al horno.

Si alguien quiere se le puede poner también trocitos de sobrasada, pero eso es opcional. En algunos casos hay familias que les ponen encima trozos de lomo con sal y pimienta y también está delicioso. En casa no solemos ponerle carne encima, es la más clásica, pero sí que es cierto que con lomo o sobrasada se puede hacer y para una celebración queda tarde. En este caso son trocitos no un trozo de lomo a lo bestia encima, que luego no quiero quejas porque no se ha hecho bien.

Bueno, ya veis como la misma masa que os comenté la otra vez se puede sacar un resultado completamente diferente. Aunque alguien lo piense sigue sin ser nada parecido a una pizza y mucho menos esta. Se suele tomar fría, pero en ocasiones reconozco que algún trocito no demasiado frio ha estado catado por los miembros de casa.  Espero que os guste y ya me comentareis… espero…. Bon profit.

coca

En abril, excursiones mil

8 May

Vale, me he pasado. No hemos hecho mil excursiones, pero si que hemos hecho un montón de excursiones. Cuando yo era joven me gustaba salir de tanto en tanto ha hacer mis excursioncillas. Me pateé mucho Mallorca y tengo que reconocer que esta roqueta es una maravilla. Mi pareja también era muy dado a hacer estas salidas. Por lo que me cuenta era mucho más aficionado que yo, incluso ha pasado algunas noches bajo las estrellas, cosa que yo nunca he hecho. Desde que empezó la crisis hemos introducido más excursiones en nuestras actividades de fin de semana. Como el horno no está para muchos bollos, pues hemos buscado una actividad para todos, que sea a la vez bonita, entretenida, que los niños se lo pasen bien haciendo deporte y descubriendo cosas y a ser posible encima barata. Así que casi todos los domingos por la mañana si no llueve, cogemos la mochila con unas galletas, zumitos y agua, los palos para caminar, y nos metemos en el coche para acercarnos a algún bosquecillo donde darnos un buen paseo. Luego volvemos a casa para comer y pasamos una tarde tranquila en casa.

Uno de nuestros sitios favoritos es el bosque de Bellver, porque está muy cerca y tiene diversos circuitos. También vamos mucho por los bosquecillos que hay al lado de Palma. Este otoño cogimos muchos madroños por allí incluso hicimos mermelada de madroños. Ahora no hay madroños para ir picoteando por el camino, pero las vistas siguen siendo magníficas y siempre vamos a buscar algún animalito que se pasee o vuele por allí para seguirlo. En ocasiones hay hitos por el camino. Piedras que llevan una señal pintada para orientar a los caminantes, y les hemos contado a los peques que eso eran señales de los romanos o de los viquingos y te vienen a la siguiente excursión todo contentos comentándote que hemos llegado al campamento de Julius Bocatus donde descansaban de su marcha las legiones Balearicas. Pues bueno, además de todo ello ahora resulta que se nos ha unido otro extra en el tema de las excursiones.

abril-mayo 2013 028

Os he hablado alguna vez de lo dinámicos que son en el cole de Tsunami. Pues bien, a principio del curso se pasaron entre los papis todas las direcciones de correo electrónico por si alguien tenía que consultar algo en conjunto o presentar algo. En unas cuantas ocasiones algunos papás habían comentado de alguna actividad realizada el fin se semana e informaban de ella por si más familias se querían apuntar. Pues bien, como todo este invierno ha hecho un clima muy bueno en general, el mes de marzo un papá comentó que estaría bien hacer un sábado una excursión con los peques. Así como corre la pólvora en las pelis del oeste, todos los papás nos fuimos apuntando a la propuesta hasta formar un buen grupo. La excursión fue de Raixa, una de las posesiones de Mallorca de gran abolengo, hasta Raixeta, una pequeñita posesión que dependía de la primera y que hace años está abandonada y en ruina. El camino no fue nada cansado, una horita y algo de andar, salvo por unas cuantas gotas que cayeron al principio, el resto del día estupendo, tan bueno que incluso yo me puse en manga corta. En Raixeta teníamos un gran lledoner (almez) que daba sombra para que los peques jugaran, mientras los padres planeaban la nueva salida. También había junto a las casas una explanada donde comimos todos. Toda la tarde los peques estuvieron jugando y saltando y a media tarde volvimos a los coches para regresar a nuestras casas. La experiencia ha gustado tanto que el lunes siguiente ya proponían hacer otra excursión para mayo y este domingo tenemos la siguiente, esta vez por la zona de la costa este. Por cierto, se ha dicho que para el mes que viene antes de que acaben las clases tenemos que hacer una con parada en una playa apartada con chapuzón incluido.

abril-mayo 2013 034

Pero las excursiones mil no son solo las de los domingos y la de los nenes del cole de Tsunami. También el cole de Tsunami organiza las suyas. Muchas veces os he contado que hacen actividades conjuntas de diversas clases. Pues bien, los peques de cuatro y cinco años se fueron a una granja escuela que hay en Palma. Sí, sí, en Palma, pegadita a la ciudad, al lado de un polígono industrial, hay una granja escuela con sembrado, animales, honro de leña para pan y muchas actividades. Un verano Terremoto fue allí de escuela de verano y se lo pasó pipa. Lo único que no le gustó es que los animales y sobre todo la caca de las vacas, huelen mucho. Pues en esta granja hay unas habitaciones preparadas para “acampar” de noche. Más que acampar son habitaciones con camas, sábanas y mantas como toca. Así que los pequeñajos de cuatro y cinco años se fueron un jueves a pasar allí el día y dormir. Nadie podrá decir que no empiezan pronto a irse de acampada estos pequeños intrépidos aventureros. El viernes por la mañana, la clase de tres años a la que va Tsunami, se iba también a la granja para estar con sus compañeros y pasar el día con los animalitos y las tareas del campo. Por la tarde se nos presentó con un pequeño pan hecho por ellos mismos. No tengo que decir que el pan estaba delicioso y con la excusa de que lo había hecho el mismo empezó a tomar un trozo para esto, uno para aquello, y haciendo el tonto, haciendo el tonto, casi no nos deja nada para catarlo al resto de la familia.

No podéis imaginar como se nos puso en forma Tsunami, porque el viernes que fueron a la granja escuela era el día antes de la excursión que os he contado con los papis del cole. Así que al día siguiente despertador prontito y los cuatro nos embarcamos a la expedición de Raixa a Raixeta. Sí, los cuatro, porque los hermanos de los nenes, evidentemente, podían venirse y ese fin de semana nosotros teníamos a Terremoto y se apuntó a la salida. El pobre lo pasó un poco mal porque le cuesta un poco relacionarse con tanta gente de golpe, pero al final se puso a jugar con los pequeñajos. Porque si bien vinieron más hermanitos, algunos de meses se hicieron el paseo con las bandas de porteo, los más mayorcitos eran de cinco o seis años. Terremoto es el hermano más mayor de todos los hermanos mayores de la clase de Tsunami, y lo que presumió el pequeñajo de ello.

Al volver a casa nos paramos en el Monasterio de la Real, donde había un pequeño mercadillo para recaudar fondos y luego volvimos a casa. Como Terremoto se quejaba de que lo había pasado un poco mal con tanta gente, le dejamos que decidiera que actividad haría al día siguiente y nos dijo de ir al Zoo. Es cierto que en Mallorca no tenemos zoológico, pero tenemos algo muy parecido y para mi gusto un poco mejor que se llama Natura Parc. Se trata de un recinto donde hay un montón de animales en pequeños hábitats, no están cerrados con rejas, salvo las aves que puedan salir volando o las fieras. En algunos de ellos puedes entrar y paseas por al lado de los animalitos.

Terremoto tenía mucho interés en ver el canguro, que estaba algo vagoncio tomando el sol, así que no lo vimos dar muchos saltos. Terremoto nos sorprendió informándonos de que el ejemplar del Natura Parc debía ser un macho porque no tenía marsupio. Nunca me había planteado si los canguros machos tenían o no marsupio, y tampoco es que se viera mucho así como estaba. Así que lo buscamos en el móvil de R. y resultó que Terremoto tenía razón, los canguros machos no tienen marsupio, una cosa que aprendimos nueva.

abril-mayo 2013 143

Tsunami se lo pasó pipa sobre todo con los armadillos, fueron todo un descubrimiento para él. Aún esta semana me decía en plan adivinanza que quien era que salía, escarbaba y se escondía muy muy muy deprisa. Yo no sabía de que me hablaba hasta que me dijo todo risueño “mamá, que es el armadillo, ¿o no te acuerdas de cómo corrían?”. Además del armadillo, al que tuvimos que ir a ver varias veces, también repetimos con la zona de los lémures. Les encantó ver a los protas saltarines de cola anillada de los Pingüinos de Madagascar. Por si no fueran ya de por si bastante sorprendentes, algunos de ellos tenían crías y eso les encanto.

abril-mayo 2013 156

También entramos en la zona de granja para niños con animalitos y las cabritas fueron acosadas y perseguidas debidamente por parte de nuestro intrépido aventurero, que además como acababa de ir hacía dos días a la granja escuela, no les tenía ningún tipo de miedo. Pero si algún animal fue acosado hasta la saciedad, fue la pobre gallina con sus dos pollitos que se paseaba por el recinto. Tsunami se pasó más de media hora detrás de ella y cantándole todas las canciones en las que salía alguna gallina de protagonista y que le habían enseñado en el cole (doy fe de que hay muchas canciones de gallinas), y no era el único niño que hacía eso. No entiendo como es que los pollitos no tenían tatuados alguna nota o clave musical porque con tanta cancioncilla de gallinas, ufff… pobrecita.

abril-mayo 2013 346

La sorpresa de la excursión fue que por la mañana cuando Terremoto me dijo de ir allí, no tenía nada descongelado para preparar rápidamente y llevarlo de comida, así que habíamos pensado de comer en el bar de pa amb olis (pan payes con sal, aceite de oliva, ajo restregado, tomate de ramillete restregado y acompañado de quesos, embutidos varios y aceitunas trencades (aceitunas verdes rotas) o negras pansidas…. un día os enseñaré a hacer un pa amb oli como mandan los buenos cánones del yantar balear)  Cuando fuimos a comprar el ticket quise asegurarme que en el bar había aún los pa amb olis y fue cuando nos enteramos que ese día inauguraban una zona de torradas / barbacoas y que con el precio de la entrada nos regalaban la carne para torrar. Hamburguesas y salchichas para los niños y lomo, botifarra, panceta y más salchichas para los mayores. Así que además de día redondo encima tuvimos torrada incluida.

No tengo que decir que ese domingo los peques durmieron como marmotas y que al día siguiente no había quien los levantara después de tanto día seguido de excursiones, salidas y animalitos. Desconozco que soñó Terremoto, posiblemente con los dos tigres de bengala que había y que le impresionaron tanto. Pero estoy segura que Tsunami en sus sueños debió perseguir a los armadillos y se debió subir y descolgarse por los árboles con los lémures, porque al día siguiente cuando fue al cole lo primero que le dijo a su profe es que el sábado había visto a los compañeros del cole y todos se habían ido de excursión sin la profe pero con los papis y hermanos y luego el domingo había visto muchos muchos animales con dos armadillos revoltosos y un montón de lémures ruidosos.

abril-mayo 2013 433

Día de la madre, castells y cantos marciales de la Tierra Media.

7 May

En casa llevamos unas semanas que los peques casi no nos dejan dormir. Nosotros nos tenemos que ir a dormir tarde porque cuando ellos se ponen en la cama nosotros cenamos, recogemos algunas coses, preparamos lo del día siguiente y normalmente nos quedamos fritos en el sofá hasta que uno se despierta y vamos a la cama. Así que haciendo el tonto, haciendo el tonto nos metemos en la cama a las doce y a las seis y media ya estamos en danza. Además tenemos que añadir que Tsunami, no sé porque hace unos días que cada noche se hace pipí en la cama. Ya nos tienes a la una, dos o tres, despertándonos un papaaaá, papaaaaaá, papaaaá…. pipi. O porque lo dice cuando ya no aguanta más o no se da cuenta antes, o nosotros estamos muy dormidos y no nos enteramos de la primera llamada, cada noche hay que cambiar la cama entera y al niño y por la mañana poner la lavadora y dejar la secadora o la ropa tendida. Así que cuando el sábado por la mañana a Terremoto no se le ocurrió que lo mejor era levantarse a las siete menos cuarto, abrir todas las ventanas de la casa y ponerse a ver la tele, casi nos da algo. Primero porque montó un alboroto que nos despertó a todos. Segundo, porque a las siete ya me tenéis haciendo los desayunos a los nenes. Ayer mi pareja y yo no éramos personas, necesitábamos desesperadamente horas de sueño de donde fuera, un alma caritativa que estuviera dos horitas con los nenes para poder dormir un rato y que se nos pasara el mal humor que llevábamos encima. Pero esa alma caritativa no existe, así que ayer no fue un buen día que digamos.

Terremoto estaba muy contento porque quería prepararme una sorpresa para el domingo día de la madre. Cuando me pidió que era lo que más me gustaría en el mundo, mi respuesta era poder dormir hasta las ocho o las nueve… suspiro por ello. Yo soñando con un día sin niños o una mañana con los niños en sus cuartos tras un campo magnético que no les dejara salir… pero creo que eso no es muy legal y no está muy bien visto. Ayer por la noche le advertí a Terremoto que si se levantaba pronto que se quedara en su cuarto viendo la tele pero que no nos despertará tan pronto.

Ayer nos fuimos a dormir a las once y pico, y esta noche a las cuatro nos ha tocado cambiar de nuevo la cama de Tsunami. El peque dice que tenemos que llegar más superrápido de lo que lo hacemos. Además, cuando se ha puesto en la cama le ha dado por ponerse a cantar, ufff….

El agotamiento nos ha ayudado a dormirnos, hasta que el despertador ha marcado las siete y cuarto. Hora en la cual ha entrado Terremoto a nuestro cuarto para comunicarnos que ya había salido el sol. Aaaaahhhhhh! Le hemos enviado a su cuarto. A las siete y media me he levantado para recordarle que tenía que estar en su cuarto, no paseándose por toda la casa. Total, que al final hemos dormido un poco más, pero los nenes se han compinchado de nuevo y hemos tenido que levantarnos más pronto de lo que deseábamos.  Los dos bichitos nos han llevado a la sala y nos hemos encontrado con esta sorpresa. Desayuno para los dos, unos dibujos especiales de ambos para la mamá,  una caja para guardar mis cosas de forma  artesanal y un centro con tres macetas de bocas de lobo. Ellos no lo saben pero son una de mis flores favoritas.

dia madre 1

La verdad es que salvo cuando una ha ido de viaje, o  ha estado ingresada por problemas médicos u operaciones, creo que es la primera vez que me preparan un desayuno. Que gustazo comer tranquila, sentadita, con un pequeñajo que presume de sus ricitos sentado encima y chorizando galletitas y otro menos pequeñajo agasajándome con el menú mañanero. Después de esta sorpresa he preparado unas hélices y nos hemos ido a ver una jornada de castellers a Ses Voltes, cerca de la catedral. Hemos ido a pie y ha sido un paseo muy agradable, porque tenemos unos días preciosos de sol que da gusto pasear. Tsunami se lo ha pasado pipa con los castells, pero a Terremoto le da miedo, así que me he sentado con el mayor en unos bancos que hay al lado, mientras yo lo miraba y Terremoto me miraba a mí. Papá Tsunami y el peque se lo pasaban pipa viendo como montaban y desmontaban los castillos. Os pongo un video de como empieza la jornada castellera. Para los que no lo sepáis, normalmente se hace un pilar y van caminando hasta llegar a la plaza donde se hace. Os pongo esta filmación porque esta entrada no se ve a menudo. Ses  Voltes es una parte de la muralla que se conserva junto al casco antiguo, pero para llegar a ella no hay una calle normal, no, hay una cuesta muy muy muy empinada. Así que bajarse esa cuesta con un Castell montado aunque fuera un pilar de a  uno y a cuatro alturas, es algo que no se ve todos los días.

Después hemos ido a comer a casa y por la tarde a una reunión de smial…uhhh…. ¿Qué que es eso? Pues un agujero hobbit, pero realmente no nos hemos ido a reunir a un agujero, sino a un bar, con un grupo de tolkiendilis (socios de la STE = Sociedad Tolkien Española) hacía muchos años que no íbamos a una reunión. Ahora hay grupo nuevo y pinta mejor.  Se comentaron varias actividades y después de la reunión se hizo una lectura de un texto de El Silmarillion y se hizo un taller de canciones. Bueno, realmente el taller fue enseñarnos una canción nueva que no conocía. Evidentemente el que se lo pasó de nuevo mejor fue Tsunami. Desde que aprendió una canción de enanos que iban raudos a liberar Khazad-dûm (Minas de Moria) lo tenemos todo el día cantándola y marchando a ritmo de huestes enaniles.

dia madre 2

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: