Archivo | Escolarización RSS feed for this section

Luchando contra una injusticia, es que no hay derecho a lo que les hacen.

29 Mar

Conozco a una persona que hace años que vive en silla de ruedas. Su vida es algo monótona según se mire. Por la mañana va a un centro donde hacen actividades con él. Ejercicios para estimular y fortalecer sus músculos y así poder ayudarle a que adquiera una mejor calidad de vida. Por la tarde la mujer que le cuida va a buscarle al centro. Lo mete en el coche y pone la silla detrás, en el maletero. En casa la mujer le lee historias, le canta canciones, le habla. A esta persona también le gusta ver un poco la televisión y muchas veces se queda dormido. Cuando esto ocurre casualmente por la noche duerme mejor.  La mujer que lo cuida pone cada noche el despertador de su cuarto y se levanta para girarle, así su cuerpo no creará llagas y estará mejor. Esta persona tiene el pelo rubio y unos ojos azules claro purísimos. Esta persona tiene siete años, es uno de los alumnos del colegio de Terremoto. La mujer que le cuida también tiene el pelo rubio y los mismos ojos azules. La mujer que le cuida es su madre. Ellos dos viven solos, el padre se marchó a la península hace tiempo, no sé qué ocurrió y tampoco lo he preguntado, simplemente es lo que hay. Desde entonces ellos dos forman todo el núcleo familiar.

En el colegio de Terremoto hay setenta niños más como este, aunque no les conozco. Setenta niños que dependen enteramente de sus padres para todo, que apenas pueden moverse y que evidentemente, para su rutina diaria precisan forzosamente del uso de pañales. Para ellos no es un lujo, es una necesidad como pueda serlo para nosotros llevar pantalones o beber un vaso de agua. Para sus padres y cuidadores también es algo indispensable. Algunos de esos niños son grandecitos y no saben avisarte, así que cada día gastan al menos unos cinco pañales por la mañana y uno o dos por la noche, puede que alguno tres. El número exacto no es muy importante pero lo pongo para que os hagáis una idea de cómo es su rutina.  De todas formas cualquier persona que haya tenido hijos pequeños sabe que con cuatro pañales no se pasa uno veinticuatro horas. Estos peques y no tan peques que ahora sufren esta restricción tienes las mismas necesidades que un niño pequeño o que un adulto. ¿Alguno de vosotros se ha preguntado cuantas veces al día va al baño? No sé si será que yo soy una meona, pero más de tres al día sí que voy y por la noche fijo que otra visita cae seguro.

Hasta ahora los padres tenían derecho a pañales y pagaban una parte de su coste al presentar la receta del médico de familia. Por otra parte, los centros tanto públicos como concertados, que atienden a personas con discapacidad también recibían unos pañales que eran los que usaba el centro. Era una forma de ayudar un poco a estas familias que tantos gastos tienen con sus hijos o sus mayores y que pudieran ir tirando como muchos de nosotros hasta llegar a final de mes.

En ocasiones acabo hablando de política y no me gusta hacerlo, pero es que no te queda otro remedio si quieres explicar las cosas. Parece ser que el Sr. Bauzá además de favorecer enormemente a todo su equipo de gobierno y llevar un tren de pluses y aumentos de sueldo que les ha llevado a los tribunales en más de una vez, ahora ha decidido que se necesita más dinero para mantener todos los números de sus departamentos. Es cierto que la sanidad ha sido además de la educación, uno de los sectores más tocados en las islas en esta legislatura. Así que como se acercan elecciones el año que viene, es cuestión de conseguir de debajo de las piedras dinero para invertir en aquello que ellos mismos desmontaron. La solución que han encontrado para empezar a reducir gastos no ha sido otra que reducir los pañales de toda persona niño o adulto que necesite el uso de pañales para su vida diaria a tan sólo cuatro unidades al día. Vamos, a partir de ahora los médicos sólo te podrán extender receta que cubre esa cantidad al mes. De dicha receta se paga el 40% y si se necesitan más pues uno tiene que comprar el paquete pagando el 100% de su importe. Os podéis imaginar que los paquetes no están precisamente tirados de precio, basta que uno haga cálculos de lo que cuestan al mes los de bebé, pues bien, estos cuestan más y los llevas todos los días de tu vida.  No es tampoco que tengan un precio exorbitante, he mirado por internet y he visto precios que iban por un paquete de 20 unidades desde los veinte euros el más barato o unos cuarenta y cinco, evidentemente comprando grandes cantidades, que en farmacia debe ser otro y de estos no los hay en los supermercados, al menos en los de mi barrio nunca los he visto. Pero eso no es todo, resulta que los pañales que el Govern facilitaba a los centros donde estas personas acudían, se han eliminado, vamos que ni subvencionan una pequeña parte, cero absoluto. Esta medida sólo afecta a los centros concertados, pero el problema es que no hay ni de coña suficientes centros públicos para este tipo de chicos ni de mayores, así que la inmensa mayoría de centros se corresponden con esta tipología. El resultado es que los padres tienen que llevar ellos pañales de casa si quieren que se les cambien a sus hijos, teniendo en cuenta que luego estarán toda la tarde en casa y todo el fin de semana con ellos. Porque uno podría pensar que si en los centros no hay que aportarlos, tal vez se pueda cubrir esa cuota o al menos no tener que comprar tantos después.

No sé si alguno de vosotros ha tenido alguna vez algún familiar que haya tenido que estar encamado durante años. Quienes hayan pasado por esta experiencia saben que necesitan unos cuidados especiales, que su piel se llaga con más facilidad y que hay que mantenerla en buenas condiciones de hidratación pero sin humedad. Teniendo a una persona con unos pañales usados demasiado tiempo sólo aporta en el mejor de los casos tres cosas, escoceduras, rojeces y hongos y esto señores es indignante que no se pueda evitar.

Ante esta situación el APA del cole de Terremoto ha abierto por internet una página en change.org recogiendo firmas para pedir que se dejen de aplicar más recortes a las personas con discapacidad y que se vuelva a proveer de pañales para ellos, porque en su caso los pañales no son ningún lujo, sino una necesidad muy pero que muy básica.

Se que en ocasiones la blogoesfera se ha movilizado con causas que realmente lo merecen y os aseguro que esta lo merece. Os pediría a todos aquellos, viváis donde viváis, que nos apoyarais en esta petición, que si conocéis a alguien que desee apuntarse lo difundáis y que con un poco de suerte consigamos que estas personas tengan al menos un presente con dignidad, salud y vida.

Gracias de antemano a todos aquellos que firméis. Estos setenta niños y muchas otras familias de Baleares os lo agradecerán.

2014-03-27 22.09.15

Algunos apuntes del cole de Tsunami

9 Dic

Hola a todas, hoy os quería comentar un poco como es el cole de Tsunami. Sé que hay muchas mamis que dentro de nada, el año que viene o el siguiente tienen que apuntar a sus peques al cole, por eso quería explicar un poco como es el cole de Tsunami, ya que es un poco peculiar. Como ya he comentado algunas veces se trata de una cooperativa de maestros. Esto tiene una ventaja muy importante desde mi punto de vista, y es que como los propios maestros y el personal del cole son los propietarios, son los primeros en que están interesados en que el centro funcione bien y los nenes y los papás estén contentos. Cuando uno es “dueño” del sitio donde trabaja se le suele “querer” un poco más que cuando eres un simple empleado a sueldo (sin ofender a ningún empleado a sueldo porfa)

Por su parte el cole para afrontar gastos y tal está constituido como una fundación los papis se hacen socios si quieren, no es obligatorio, pero vale la pena. Aparte que desgrava a hacienda, jeje, la cuota es de 20 euros y con ello se tienen ciertas cositas por ejemplo las agendas y los baberos gratis y se pagan las actividades extras que se dan dentro del horario escolar y otras cosas.

El cole ya os he dicho algunas veces que tiene cierto tipo de particularidades. Al no estar tan encorsetados en dar solo asignaturas, el centro hace un montón de actividades y potencia ciertas cosas que al menos el anterior cole de Terremoto no hacía.

Antes de solicitar el centro, papi Tsunami y yo pedimos una cita para ver como era el colegio. Esta reunión la tuvimos un grupo de papis con la directora. En realidad ver las instalaciones vimos muy poco, sólo el camino que hicimos para ir a una aula grande donde nos reunió. Allí nos explicó las características del centro y lo que ellos consideran deben trabajar con los niños. También nos dio una tarjeta con su teléfono y mail por si teníamos algunas dudas poder aclararlas. También nos pidió que si algunos papas no queríamos seguir la forma de enseñar del centro o sus ideas, mejor que buscáramos un cole más conforme con nuestros deseos, que lo que quieren es tener buenas relaciones y cooperación y no conflictos y malos rollos, que ellos no tenían ningún problema en aclararnos todas nuestras preguntas o dudas, pero si el centro es por ejemplo aconfesional, no pretender luego querer exigirles dar religión.

Ideología:

En primer lugar el centro como os acabo de decir es aconfesional. Allí hay alumnos católicos, musulmanes, judíos, ateos y agnósticos. El centro respeta todas estas religiones, las da a conocer al formar parte de la historia y la sociedad, pero el centro no imparte ningún tipo de religión. Por tal motivo pide que nadie quiera imponerlas en el centro, y que todos los niños y sus padres deban respetarse entre sí. También nos pidieron que si algún niño por motivos religiosos debía hacer algún tipo de dieta en algunos momentos del año que se diera aviso al centro para tenerlo en cuenta.

No se discrimina a ningún niño por el tipo de familia que tiene, tanto si es las típicas familias normales, monoparentales, o de dos papis o dos mamis.

Aprendizaje:

Una de sus principales prioridades es potenciar el aprendizaje del niño tanto individual como en grupo. Cada niño va evolucionando porque aprende nuevas cosas, el ritmo depende de cada niño.

También fomentan mucho las salidas del centro para aprender arte (museos, visitas por las calles viendo edificios) o a exposiciones, o bien a granjas escuela para conocer la animales y trabajos artesanales, vamos que lo de salir no es una cosa anecdótica, y claro eso encarece un poco las actividades, que supiéramos que tendríamos este tipo de gasto, aunque ellos intentan que sea lo más barato posible usando bus si es posible o maximizando el grupo para que el autocar sea rentable.

Alimentación:

En el cole hay un pequeño huerto para conocer las plantas y luego aprovechan la cosecha para la cocina, que recibe los productos frescos y los cocinan allí mismo (de eso damos fe porque papi Tsunami ve muchas mañanas como llevan las cajas con verduras y hortalizas). El cole tiene contacto con una cooperativa de agricultores que les abastecen y que también ofertan sus productos a los papis de alumnos, así que si quieres puedes hacer pedidos o mensuales, o semanales o puntuales de los productos que quieras, ellos los llevan al cole y tú los recoges allí.

El menú de los nenes viene ya preparado para los que tengan intolerancia a la lactosa y también para celiacos, si alguien tiene algo más se pasa una hoja al principio del curso para indicarlo y se le hace algo adaptado.

Otra cosa curiosa que tiene es que los papis, si avisan antes de las doce, pueden pedir tique para comer en el comedor del cole. Los papis comen justo después de los nenes y toman lo mismo, así se puede comprobar exactamente la calidad de la comida si uno quiere. Esto está pensado para los papis que algún día vayan con el tiempo justo, así lo hacen después de los nenes y para cuando ellos han acabado ya es hora de recogerlos. También tienen unas cuantas cosas fijas, una es que están prohibidas las chuches dentro del recinto y cualquier edad de los niños.

La merienda, al menos del grupo de Tsunami, debe ser siempre fruta, o zumo o yogurt o lácteo. Con ello pretenden que los niños no se acostumbren a merendar el consiguiente bollito. Por eso piden que todos lo cumplan porque es la única forma de que lo vean como algo natural y no empiecen a crear deseos de tomar chuches en vez de algo más sano. De esta forma te aseguras que cada día seguro que tomará dos frutas, la de la merienda y la de la comida si te quedas en el cole o salvo que ese día haya yogurt. Para los más mayorcitos hay un bar donde pueden comprar bocadillos, agua, zumos y batidos. A principios de curso nos pasaron a los papis unos listados con los precios, y hay vales para la merienda de toda la semana o todo el mes por si se quiere comprar allí. Reconozco que los precios están muy bien, ya me gustaría tener un bar así de barato cerca del trabajo.

Áreas del colegio:

También tiene una biblioteca que gestionan entre el cole y un grupo de papis y organizan muchas actividades en ella como talleres, charlas, proyecciones de pelis con palomitas por un euro… En la biblioteca el préstamo es para quince días renovables y se puede usar la instalación para el estudio, además de un aula de estudio que también hay. Hace poco organizaron una tarde para que los alumnos fueran a hacer dibujos para decorar un poco las paredes libres de la biblioteca. Tsunami tiene colgadas dos obras de arte, una de él solito y otra en colaboración con papá.

La informática:

Para empezar el aprovechamiento de las nuevas tecnologías fue de lo primero que se hizo

Se nos pidieron los correos electrónicos. El cole se comunica básicamente así con los papis. Todas las actividades, novedades, citas… todo se comunica por correo electrónico, así se ahorran un montón en papel y fotocopias y se aseguran que no se perderán. La página web del cole es muy dinámica y en ella los profes van colgando comentarios periódicos de las actividades de los nenes y fotos de estas en el aula. A través de la web también se pasan circulares y se tiene las actas de las reuniones y mucho más material. Hay una cosa que me encanta y es que cada mes tienen puesto el menú, de esa forma si una está en el trabajo y tiene dudas para la cena miro que tiene al mediodía y así cuando salgo y voy al super ya no meto la pata. Eso que es una tontería, por ejemplo, en el cole de Terremoto no está y lo hecho mucho en falta. El menú por otra parte, se envía cada mes a todos los papis que los nenes se quedan en comedor, en nuestro caso lo recibimos tanto mi pareja como yo y luego nos lo imprimimos en casa y así coordinamos las cenas mejor.

Aprovechando los correos electrónicos se ha creado un grupo de papis de cada aula para poder coordinarse, comentar cosas y avisar de actividades que tengan lugar en pueblos o por la ciudad los fines de semana o por las tardes por si a alguna familia le puede interesar. También se coordinan cuando se hacen los cumpleaños, que se celebran siempre el último miércoles de cada mes el conjunto de todos los que lo cumplieron. Las mamis se coordinan y unas se encargan de tarta, otras de bebidas, vamos, lo que solía hacer yo sola, pero esta vez distribuido y entre unas cuantas.

El compañerismo y las actividades de tarde

Hay tres tardes a la semana, los martes, miércoles y jueves en los que nos han comunicado que se va ha realizar un trabajo de áreas. Las cuatro clases de la casita se van a transformar una en una casa, con muebles de verdad, una cama, una cocina, una lavadora (sin que funcione claro) y los peques que se queden en ese rincón van a tener que hacer trabajos domésticos. Otra clase la llenan de piezas enormes de arquitectura y en ella se harán construcciones y se desarrollará la psicomotricidad y la concepción de espacio. La tercera clase se transformará en un gran taller de arte, con todo tipo de pintura, arcilla, masas para moldear… La cuarta aula será un taller de literatura y cuentacuentos, tanto lo cuentan los profes como los alumnos y puede ser contado o representado con disfraces o marionetas o sombras chinescas. Cada aula tiene un número de alumnos que esa tarde hará eso. Los niños eligen lo que quieren, pero a la siguiente no pueden elegir la anterior así van rotando. En cada aula están mezclados los nenes de tres, cuatro y cinco años, ya que al ser ellos los que eligen la actividad se pueden encontrar nenes de las tres edades en una misma aula. De esta forma se pretende entre otras cosas el trabajar que los niños no se limiten siempre a las actividades con los de su aula y se interrelacionen todos los de la caseta.

La otra actividad que me encanta es el del apadrinamiento. Cuando empiezan los peques de tres años, los profes de estos se ponen en contacto con el profe de los de cuarto y empiezan a ver que afinidades tienen los nenes. En nuestro caso ha sido divertido, porque la profe de Tsunami es la pareja del profe de los de cuarto, así que no ha habido problemas en que pudieran hablar de los nenes fuera del horario escolar. El apadrinamiento consiste en lo siguiente. Cada año los alumnos de cuarto se preparan para ir a conocer a los nuevos de tres años, los mayores tienen que presentarse, las cuentan cuentos que se han preparado, les cantan canciones y se van conociendo, aquí interviene un poco bastante la maestría de los profes que ayudan a ir haciendo las parejas, porque quien elige al padrino es el pequeño, no el mayor. Así que los mayores se han de currar a los pequeños. La profe puso la crónica y las fotos y es divertido. En una foto están todos los peques en círculo dentro y fuera también en círculo están los mayores y me veo a Tsunami girado descaradamente mirando hacia fuera. Le pedí a mi pareja porque estaba así y me dice, mira más adelante y verás quien tiene de padrino, luego vuelve a esta y verás como lo que mira es ese chico. Vamos, que Tsunami tenía que hacerlo en plan descarado, pobre de su padrino, jeje. Lo cierto es que tiene pinta de ser un chico bastante calmado y en las fotos lo trata con mucha dulzura y cuidado.

Ahora me preguntareis, a que viene lo del apadrinaje. Pues bien, hay ciertas actividades en las que por ejemplo a la hora de montar un autocar para salir a ciertos sitios, se juntan los ahijados con los padrinos, de esta forma se hace la actividad y los padrinos cuidan un poco de sus ahijados. En otras ocasiones, los mayores hacen actividades que luego los pequeños irán a ver o a ayudarles. Más adelante cuando el pequeño deje la caseta y vaya al edificio de los mayores, los padrinos son los que se encargarán de orientar a los ahijados e irán manteniendo ese contacto todo el tiempo, hasta que los ahijados llegan a cuarto y es el año en que sus padrinos han dejado el cole, entonces ellos se convierten en padrinos de los nuevos alumnos y les ayudarán y guiarán. No sé a vosotros, pero a mí esto me parece precioso, quien no hubiera deseado tener una ayuda así al empezar en un sitio nuevo.

Y bueno, estos son algunos comentarios del cole de Tsunami. ¿Qué os parece a vosotros? Nosotros estamos muy contentos con él, ojalá siga así mucho tiempo.

IMG_3164

Sobre la escolarización de nuestros hijos (2ª parte)

9 Oct

Yo os confieso que en el caso del mayor tanto cuando elegí escoleta como con el cole, lo que priorizamos fue que estaba al lado de casa, que había una tradición familiar (Terremoto era la cuarta generación de la familia) que tenía todas las ramas habidas y por haber en el centro, que tenía comedor, guardería por la mañana y extraescolares si se necesitaban, que se supone sabía como funcionaba (luego me llevé un buen chasco de así como funcionaba en mi época a como lo hacía ahora) y que además el cole tiene muy buena fama y lo cierto es que es uno de esos que se meten de ostias para entrar allí a los nenes.

Pero hicimos un gran fallo, lo confieso, el peor de todos, no tuvimos en cuenta la prioridad más importante de todas, mea culpa. Y esa prioridad era ver si el cole le podía ir bien al niño y si mi niño era el adecuado para ese tipo de cole. Se me parte ahora el alma cuando pienso que si a la hora de equilibrar la balanza, ese peso debía haber sido mucho más gordo y pesado que los demás, la evolución y los problemas que luego tuvo mi peque podrían haber sido diferentes o al menos mucho más llevaderos y saludables. Estoy preparando una entrada sobre mi mayor, posiblemente la publique mañana, os advierto ya que va ha ser muy dura, no creo que esta vez os haga reír, me ha costado mucho escribirla y si fuera posible me gustaría que al menos intentarais leerla para que remotamente os pudierais hacer una idea de lo que les ocurre a los nenes que son como el mio y lo que viven sus familias con ellos. Dicho esto dejo de hacer spoiler y volvemos al tema de hoy.

Cuando rellenas esos papeles en los que eliges no recuerdo ahora si son cuatro o cinco centros, hemos de ser realistas. También tenemos que tener en cuenta los puntos que dispondremos a la hora de poder optar a una plaza. No pretendamos entrar en algo super-mega solicitado con los tres desgraciados puntos de residencia, salvo que tengamos la potra de que nuestro nene sea el primero con la letra del apellido en el sorteo. Lo más probable es que tengan más posibilidad en entrar los nenes con hermanos mayores, exalumnos (si se valora), hijos de profesores o todo aquello que se pide. Hemos de valorar las posibilidades y seremos realistas no pensemos en un si pudiera ser, porque que esto ocurra es extremadamente escasa.

Si la primera opción no sale, es posible que la que hemos puesto en segundo (y ya no hablemos del tercero, cuarto lugar) estén también copadas y nos encontremos que el niño no tiene plaza en ningún cole y se nos asigna lo que quede. Más vale buscar otra opción o valorar posibilidades que no quedarnos colgados porque hemos sido muy selectos. Por eso no está de más hablar con el cole, ir pidiendo si lo tenéis tan justo y saber cuantos nenes lo han solicitado. No os dirán los nombres evidentemente pero no es extraño que al menos te digan el número de solicitudes que tienen hasta el momento y las plazas de que disponen. Si tenéis más puntos de los tres de residencia, os podéis arriesgar a tirar instancia para un cole que sabes supera sus plazas, si sólo tenéis lo mínimo, al menos pensadlo un poco antes de tomar vuestra decisión.

Los milagros existen, pero dejémoslos para los que los necesitan muchísimo más que nosotros. Así primero ser realistas y luego pensar en el niño, sobre todo eso.

Podemos encontrarnos dos tipos de cole (y no me estoy refiriendo a público/concertado, laico/religioso ni nada de eso) me estoy refiriendo a los mega centros y a los centros más digamos familiares.

Los megacentros como les digo yo son generalmente esos con mucho espacio, con una diversidad de servicios y que tienen todas las ramas deseadas para que el niño entre y no salga de allí hasta que entre en estudios superiores o se busque un trabajo. Son centros que suelen tener un gran número de solicitudes porque precisamente tienen varias líneas por etapa con muchas plazas, eso hace que entren muchos, pero también que muchos se queden sin plaza y con el consiguiente problema de que nos dan lo que queda. Suelen tener un cierto prestigio social (no necesariamente) que las aulas suelen ser grandes con mucho niño (no nos engañemos, eso puede ser algo bastante general en todos los sitios), con unos servicios de comedor, en la mayoría de los casos tipo cáterin bandejas calientes, y en más ocasiones de las que uno piensa con espartanos turnos de comedor donde el niño tiene tantos minutos para comer , algo normalmente frio y en bandeja metálica sin plato siquiera y luego arreando que es gerundio hacia el patio que toca el segundo turno de engorde y cebo de los niños. En esos centros los niños sólo conocen a los de su clase, como mucho a alguien de los cursos superiores, por eso de que los peques siempre se fijan en los mayores, pero es muy difícil que todos los niños del centro se conozcan entre sí por sus nombres y apellidos y sepan donde está cada uno. Suelen ser centros donde la entrada y salida de los centros es una operación retorno de agosto en miniatura cada día. Donde los padres aparcan como pueden y dejan allí los niños y salen corriendo que no les pongan una multa. La posibilidad de hablar con la profe en esos momentos es muy difícil y siempre teniendo que esperar y que sea un comentario corto. Son centros donde las actividades y servicios se suelen cobrar a precio de oro, porque señores, si no se cobraran a precio de oro el cole no tendría el prestigio que tiene. Son centros en los que el profesorado no siempre se puede centrar en un sólo niño si este tiene problemas, porque si no deja a los otros 29 tirados y si se centra en esos 29, el niño que tiene dificultad y los padres no pueden costearse alguien que se lo explique a su nivel a la salida de clase, normalmente lo que se dice en el aula les suena como si las clases se estuvieran dando en chino mandarín y como no entienden nada desconectan y acaban abocados a un lamentable fracaso escolar. Luego también están los niños que no llegan a tanto pero sí que están desmotivados y se aburren, son esos que lo suspenden todo para setiembre y que con el repaso del verano las sacan todas o al menos una buena parte.

No necesariamente se de todo esto que acabo de exponer en los megacentros, pero sí hay muchas posibilidades de que ocurra. Por lo tanto, esos centros son los más indicados para niños bastante espabilados, que no tengan grandes dificultades a la hora de relacionarse, de adquirir conocimientos. Para los que con más brillantez o menos vayan pasando las etapas, sin plantear grandes problemas al centro y que luego desarrollen sus otras habilidades creativas en otro momento que no sea el del aula.

En segundo lugar están los que denomino centros familiares. Normalmente tienen una línea o dos de enseñanza. Son centros donde posiblemente todos los alumnos puedan llegar a conocerse. Donde muchos padres viven en la zona y vayan a buscar los nenes a pie y hagan una charla a las salidas sin estar pendientes de que me van a multar el coche. Son coles donde lo del cáterin no les compensa y suelen tener una cocina con cocinero que prepara el menú, suelen comer todos en un mismo turno y en platos de loza, no con la comida en plan rancho dentro de las bandejas de metal. Son centros donde no suele haber unas ratio por clase tan elevadas. Donde el personal docente puede tener la oportunidad de comunicarse mejor con los padres si se detecta un problema e intentar darle una solución. En pocas palabras, suelen ser centros donde un niño es una persona, no el nº 28 de 4º-D de primaria. Evidentemente, en esos centros también puede darse el fracaso escolar, el que sea pequeño no les da más ventajas a la hora de los milagros, pero si los padres se interesan y son de los que realmente se preocupan por sus hijos y no pasan, tienen más oportunidades de que esa comunicación para buscar soluciones sea más fluida y menos dolorosa para el niño.

Mañana conoceréis una gran parte de la escolarización de mi hijo mayor en un megacole. Ahora os diré como ha ido con el peque.

Primero, pasé de quedarme con el más cercano. Sí que tuve en cuenta horarios y servicios tipo guardería por la mañana y comedor que fuera casero. Empecé a situar todos los colegios en un radio aceptable desde nuestra vivienda y fue entrando en sus webs viendo que tipo de enseñanza daban, como la planteaban y que ofrecían no a la familia, sino al niño. Estuvimos buscando unos días, hasta que una mañana le digo a mi pareja. “He encontrado uno que nos recomendó la psicóloga del mayor una vez y que resulta que además de darles un temario les enseñan a pensar y a valerse por ellos mismos” Juntos miramos la web, en efecto, los niños no sólo se desarrollan como estudiantes, también lo hacen como personas. Los más mayores apadrinan uno de los pequeños y durante dos años son sus ahijados para las actividades comunes. Hacen muchas salidas, tienen un pequeño huerto y lo que cultiva se va a la cocina, taller de carpintería y herramientas, básico pero sabrá que es un martillo y como se usa. Tienen actividades para saber leer, saber escribir, y lo que es mejor, entender y comprender todo aquello que lees y escribes. Se comunican por agenda y la comunicación correo electrónico con los padres es abrumadora. Así que pedimos una cita y al cabo de tres días la directora nos reunía a un grupo de padres para enseñarnos el cole y explicarnos su plan de formación y las prioridades del centro. También nos dio información y una tarjeta suya con el correo electrónico del cole y el suyo propio para respondernos a las preguntas y dudas que nos surgiera mientras pensábamos a que centro apuntar al peque. Es una cooperativa y no se si será por eso pero lo cierto es que estamos encantados, a la vista está cuando vamos a buscar al Tsunami que en ocasiones llora porque se quiere seguir quedando de lo bien que está.

La mejor respuesta de todas la tuve en mi hijo cuando un día le pregunté que hacían en el cole. El pequeñajo muy orgulloso y sin pensárselo dos veces me dijo “En el cole disfrutamos“.

Sobre la escolarización de nuestros hijos (1ª parte)

8 Oct

Ya sé que estos días la mayoría de blogs está hablando de la operación cambio de armario/ropa temporada invernal, y lo que os propongo ya ha pasado hace unas semanas, pero como yo nunca he ido a favor de la corriente y me gusta tener mi toque personal, creo que ahora tampoco es un mal momento para plantear ciertas cuestiones, sobre todo ahora que el cole lleva ya unas cuantas semanas empezado.

La primera vez que unos padres, y no hablemos ya de unos padres primerizos, se plantean eso de la escolarización de un peque, la movida que se les pasa por las cabezas puede llegar a niveles apoteósicamente astronómicos. Yo pasé por ello y con el mayor cometí muchos fallos. Ahora con el peque mis prioridades han sido otras completamente diferentes, así que os comentaré los dos casos por si pueden ayudar a alguien que no esté conforme con su cole o bien que el año que viene le toque escolarizar a sus fierecillas.

Dejando aparte el tema de educar en casa o en los colegios, el de si escoletas sí, escoletas no, y el de si cole público o privado/concertado, que todo esto da para mucha charla y no es cuestión de liarnos demasiado, los motivos por los que uno suele escolarizar a un hijo a los tres años son generalmente dos:

  • Los papis trabajan y aunque queramos a nuestros peques con locura, la pela es la pela y sobre todo hoy en día no todas las familias se pueden dar el lujo de prescindir de uno de los sueldos; o no tienen familiares a los que dejar al primogénito; o no tienen dinero para pagarse una chica/estudiante/canguro/oper o como se quiera decir que se quede en casa con el querubín de la familia.
  • Hemos de reconocer que si con tres años ya es difícil pillar un cole, no os podéis ni imaginar la de milagros y actos de magia que hay que hacer para conseguir una plaza a los seis. En muchos coles las plazas quedan colapsadas a los tres y salvo alguna vacante accidental por traslado de domicilio o porque el cole no gusta y han tenido la potra de pillar un traslado a otro sitio, aquellas plazas de tres años permanecerán inmutables e inamovibles hasta que la enseñanza acabe su trayectoria en dicho centro.

Estas dos son a groso modo y básicamente, las principales causas por las que los padres cuando los niños han cumplido o está para cumplir los tres años, se vuelven locos, histéricos y neuróticos hasta que las listas definitivas salen. Entonces unos dan un suspiro. Otros van a quejarse a la administración (aunque os comento que poco se puede hacer) al menos así tienen la conciencia tranquila de que han hecho todo lo posible y agotado todas sus vías, incluso la del berrinche para conseguir ese cole deseado.

Hay otros motivos que podrás oír por la calle, tipo la socialización y el que los peques sean independientes, dejen las faldas de mamá… Os diré que son válidos, y ciertos, pero no podemos negar que los dos de más peso son los anteriores, así que tampoco entraré en esta discusión y dejo zanjado este punto para no eternizarnos.

Bueno, llegado el momento en que una pareja decide escolarizar a su retoño volvemos a encontrarnos nuevamente con un sinfín de factores que van a influir a la hora de buscar un centro frente a otros en su orden de prioridades. Tendremos:

Prioridades de tipo tradicional: Esas pueden ir desde

  • El típico, es que la abuela, la madre, la hija y la nieta han estudiado en ese cole.
  • Hasta el yo si no es pública no quiero, prefiero que mi niño sepa lo que es la realidad que no esa pijería postiza de los privados.
  • O bien, si no son las monjitas de toda la vida la enseñanza no es buena.

Y aquí podemos meter a presión un montón de comentarios que seguro más de una vez habréis oído a cualquiera de los componentes de la familia que estén con derecho o no a la hora de opinar sobre la educación del niño.

Prioridades de tipo geográfico:

  • Es que este cole está puerta con puerta con nuestro piso, para que me lo voy a llevar a uno al otro lado de la ciudad.
  • O bien, el cole está justo en la plaza que hay al lado del trabajo de mamá, así mamá lo tendrá más cerca para ir al trabajo y si ocurre algo en un momento podré ir a ver que pasa.
  • Existe también la posibilidad de que sea el único centro a cientos de quilómetros a la redonda y en este caso no hay mucha discusión que mantener en casa, o ese o nos mudamos de lugar o empadronamos al niño con los abuelos.

Prioridades de tipo ideológico (algunas veces se superponen a las tradicionales):

  • Son las de la familia siempre ha sido de esta forma de pensar y obrar y esto en este sitio se enseña.
  • Aunque también en este apartado estarían las que piensan que además de la enseñanza normal en el cole se preocupan de fomentar esto y aquello que le puede beneficiar por tal o cual motivo.

Prioridades de tipo práctico:

  • Este cole no es el más cercano a casa pero tiene bus, comedor y actividades extraescolares hasta que se nos ha acabado la jornada laboral y nos lo traen a una parada no muy lejos.
  • También puede ser que al tener hermanos en el centro sabes que allí vas a tener más puntos y la comodidad de llevarlos todos al mismo centro y no uno aquí y otro allí.
  • Aparte de esto también prima mucho en este apartado el valorar si el cole tiene todos los escalones, eslabones y cursos que se dispensan hoy en día hasta que el niño acabe con toda la posible escolarización para así evitarse en el futuro pasar por una nueva crisis existencial familiar con un posible cambio de centro/instituto o lo que se tercie.

Prioridades tipo radio macuto:

  • Es que fulanita dice que la nena de sus vecinos está contentísima con tal cole, que los nenes en clase bla,bla y la maestra un sol porque los vecinos de fulanita son muy mirados en estas cosas y bla, bla más.

 

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: