Tag Archives: coca

Las cenas de mis niños y las estratagemas para que me resulten fáciles de preparar. (2º parte, las cenas más habituales y rápidas)

27 Abr

Como veis, Tsunami es fácil de arreglar. Las veces que hacemos una cena para los dos tenemos algunos platos que suelen ser más habituales. Muchos de los que nombraré son de cajón, pero aquí quedan por si alguien se ha olvidado de alguno recordárselo, que siempre va bien un pequeño repaso.

Algunas veces, los fines de semana que hay más tiempo, se recurre a una pizza casera familiar para todos. A mis peques les encanta elegir los elementos y colocarlos y eso te asegura su buena disposición a devorarla.

También es muy normal que de tanto en tanto se hagan hamburguesas. Para ello las asamos en una sartén tipo parrilla. Las de Terremoto siempre van acompañadas de verduras asadas en la misma parrilla y luego servidas con un poquito de sal y aceite.

Muchos martes que yo trabajo hasta muy tarde y R. tiene que hacerles la cena, es frecuente que si la combinación de menús de los dos coles lo permite y yo no he podido dejar nada preparado el lunes, que ese día se haga calamar a la romana de los que venden en el super. Es casi el único día en que se recurre a comida preelaborada de supermercado. Pero, pero, pero. Os diré que en eso también tenemos un truquito. En lugar de hacerlas fritas, las ponemos en el horno sobre una palangana ligeramente untada de aceite. Se hacen por un lado y luego se les da la vuelta. Así se hacen todas al mismo tiempo y no queda una cocina hecha una guarrería con las salpicadas del aceite. Resultan menos aceitosas y algo más saludables. Así que sepáis que tanto las rabas empanadas como las anillas de calamar rebozadas se pueden hacer al horno de forma rápida y limpia.

Los martes puede caer alguna crema de verduras, bien hecha el día anterior, bien de las de super, que aunque no me guste usar la prefabricadas siempre tengo alguna en la despensa por si hay una urgencia. Las cremas en casa gustan con crostones y si puede ser con crostones con sabor a ajo o a hierbas aromáticas mejor que mejor. El año pasado cuando Tsunami estaba muy burro y no colabora a la hora de tomarse la crema con los crostones, le pones dentro la crema unos cuantos fantasmitos (patatillas con forma de fantasmas) y entonces la cosa cambia y se acabaron los problemas. Actualmente ya no es necesario recurrir a los fantasmitos, la crema con los crostones le pierde, sobre todo si se los coloca él.

Otras comidas socorridas son las croquetas. Para freírlas y evitar dejar la cocina toda guarra, las frío en una cacerola. Sí, si, en una cacerola de esas que se emplean para calentar el agua, al menos cuando se calentaba el agua antes de tener todos un microondas en nuestras casas. Este truquito lo usa Su de Webosfritos y a mí me parece fabuloso y práctico. Se pone el aceite en el cazo y allí se van friendo. No salpicas apenas aunque el ritmo es algo más lento, pero al concentrar el líquido tienes que emplear menos aceite y te salen mejor. En ocasiones también he usado este sistema si hago carne rebozada en trocitos pequeños tipo nuggets, aunque en este caso es de elaboración casera, los nuggets jamás los he comprado en el super. Vamos, carne de pollo o pavo cortada a tiritas y pasadas por pan rayado y huevo, sin ningún misterio salvo que alguien quiera espolvorearlas antes con hierbas aromáticas.

Últimamente las tortillas de patatas se han hecho un pequeño hueco en nuestra lista de platos para cenar. Yo siempre he tenido un trauma encima, no he sido capaz de hacer una tortilla de patatas ni decente ni normalita, todas se me resistían y lo he intentado muchas veces. Pero el verano pasado, Mari, la abu de Tsunami me enseñó como las hacía ella y desde entonces las bordo ¡Gracias Mari, mis peques lo agradecen muchísimo! Antes de aprender a hacer la tortilla de patatas Terremoto devoraba solamente la de atún y la de cebolla con queso. Tsunami por su parte se decanta por la de queso o bien de queso con york. Estas también siguen comiéndose, pero hemos podido añadir la de patatas que tantos fracasos culinarios me habían llevado antes.

El cus-cus con verduras para Terremoto y con pechuga de pavo, york, queso o tortilla para Tsunami es otra cena socorrida y rápida de hacer. Empleamos el cus cus que venden en los supers. En un cazo una taza de agua. Se pone a hervir y al hacerlo se apaga el fuego y se añade una taza de cus cus. Espero unos minutos a que absorba el líquido y le añado un poco de aceite, remuevo y listo. Ahora sólo hay que añadir las verduras encima o bien los cuadraditos de york, queso o tortilla y listo para comer.

Las rotlles y el pescado al horno que comenté en su momento en el blog suenen ser unos habituales en nuestras cenas. También lo son los huevos rellenos, la coca de pimientos de pasta dulce o bien la de trempó y en verano la ensalada tibia de patata, cebolla y bacon. Como veis son platos no muy complicados y alguno se puede dejar semipreparado antes.

También comen ensaladas, muchas, sobre todo en verano y beben gazpacho, curiosamente sin crostones. Uno muy rápido de hacer son las crepes tanto dulces como saladas, las quiches o bien las fajitas o tacos con verduras, así como los nachos con guacamole.

Otros platos son unas albondigas con verduras, patatas y salsa de tomate o bien salmón con verduras y patatas. También se animan con los fideos chinos y unas verduras al wok pero sin wok, más bien a la sarte. Os hablaré de ello en el próximo post.

Bueno, ¿Qué os han parecido estas sugerencias para una cena rápida? Se que hay muchos platos más como sándwiches, bocadillos, la sopa que comenté en el anterior post…. Pero es que sólo os he puesto unas cuantas sugerencias rápidas y socorridas.

Y vosotras ¿Cuáles son vuestras cenas más habituales y que siempre os salvan la vida?

IMG_20150425_205129161

Anuncios

Cocina mallorquina: coca de prebes torrats de pasta dolça o coca de pimientos de pasta dulce

10 May

Hace siete meses os hable de la coca de trempó de pasta dulce. Entonces os comenté que esta coca es típica de Ciutat (Palma) y que en la part forana  (pueblos) se hacen de pasta lisa, sin azúcar. En su momento también os comenté que la coca de trempó junto con la de pimientos y verduras forman un trio básico de la gastronomía mallorquina. Bueno, pues creo que hoy es un buen momento para comentaros como se hace la coca de pimientos, ya que a estas alturas seguro que habréis practicado mucho con la de trempó. (Ahora es cuando espero que todos me digáis un contundente síiiiiii sin que a nadie le crezca la nariz… ingenua de mí). Esta receta también es muy socorrida para meriendas, excursiones y junto con la de trempó no suele faltar en las celebraciones tipo cumpleaños. Así que si alguien tiene una fiestecita de estas cerca es una sugerencia original y fácil de hacer.

No es tan rápida de elaborar como la de trempó por una simple cuestión. En esta los ingredientes que cubren la coca no están crudos, hay que haberlos torrado antes. Por eso quizás es una de esas cocas que no se improvisa así en plan ahora hago una para cenar y te pones a ello a las seis de la tarde y te la comes a las ocho. Normalmente en casa hacíamos una buena cantidad de pimientos asados para una noche. Los tomábamos acompañados de una tabla de quesos y al día siguiente se hacía la coca de pimientos y se le daba buena cuenta en la cena.

Ingredientes:

Para la masa

3 cucharadas soperas de azúcar.

2 tacitas, de las de café, de aceite de oliva.

Levadura de cerveza o de panadero, aquella que es un cubo, no polvos.

1 vaso de agua (unos 250ml) tibia para disolver la levadura.

Harina de repostería, la que tome la masa por eso no pongo peso.

Para la cobertura de pimientos

Pimientos rojos tostados al horno sin piel ni semillas y cortados en tiras.

Ajo.

Perejil.

Sal y aceite.

Preparación de la masa

En un bol poner el aceite y el azúcar, mezclar.

Aparte atemperar el agua (yo la pongo unos 50 segundos en el microondas a la máxima potencia) y poner dentro la levadura, remover hasta que se disuelva. Añadir el agua con la levadura disuelta a la mezcla anterior y seguir removiendo hasta que esté bien disuelta.

Ir añadiendo poco a poco la harina e ir mezclando. Al principio voy removiendo con una cuchara pero llegará un momento en que tengáis que ir amasando manualmente. Ir añadiendo harina mientras veáis que se la va tomando.  El trabajar un poco la masa hará que luego nos facilite el proceso de levado.  Al final os quedará una masa compacta pero no pegajosa.

Untar un molde bajo tipo bandeja apta para horno con aceite de oliva.

Coger la masa y estirarla. Colocarla sobre el molde y con la palma de la mano y los dedos ir estirando hasta que está cubierta toda la superficie del molde. Dejar unos minutos en un lugar a ser posible caliente y fuera de corrientes de aire para que vaya levando un poco.

A continuación depositareis encima los pimientos tal y como os indicaré a continuación. Luego la meteréis en el horno. El horneado depende de cada horno, cuando veáis que la masa ha dorado y al pinchar no sale húmeda. Sacar y dejar enfriar.

Preparación de los pimientos

En este caso, previamente, hemos tostado al horno unos pimientos rojos. Para ellos os recomiendo que sean más o menos iguales y que al tocarlos notes que la carne es gruesa, de esta forma todos se harán de forma homogénea y nos aseguraremos que se quemen menos y que haya más carne para nuestra coca. Para ello se lavan bien, se untan con un poco de aceite de oliva, te pones un poco de aceite en las manos y los frotas bien. Se ponen en la palangana de horno, yo suelo usar la misma palangana con la que luego hago la coca, que también esté pincelada de aceite y se tuestan cuidando a no quemarlos. Los tengo una media hora por un lado y luego les doy la vuelta y media hora por el otro. Lo de la media hora es orientativo, porque depende del tipo de horno, su potencia y el grueso de los pimientos, evidentemente los más gruesos son los que quedan mejor. No hay que quemarlos porque luego no nos quedará apenas carne para comer.

Cuando estén fríos hemos de pelarlos, quitar las semillas y cortar a tiras.

Os daré un truco por si no queréis hacer los pimientos al horno, que si bien no están técnicamente torrados.  No es que queden exactamente igual pero no desmerecen en absoluto los resultado,  salen igual de bien y resulta menos engorrosa. Sólo tiene un defecto y es que de esta forma no se puede hacer tanta cantidad. Si coges tres pimientos hermosos, los lavas bien con agua. Entonces con la punta del cuchillo quitas el pedúnculo, con lo que podemos quitar las semillas del interior y aprovechar para pasarles un poco de agua por dentro. En el caso de hacerlo con el microondas se ponen en un pírex circular y no hay que untar nada con aceite, basta el agua que haya podido quedar impregnando la piel al lavarlos. A mí me caben tres y lo pongo unos 15-17 minutos por un lado y luego los giro (cuidado a quemarse que desprenden algo de vapor) y otros 15 minutos por el otro. Haciéndolos en el micro no hay peligro de que se quemen, resulta bastante fácil pelarlos una vez secos, no tenéis que quitar luego las semillas y la carne queda bastante gordita.

Tanto si habéis elegido la opción de torrarlos al horno o de cocerlos al microondas, cuando estén pelados y cortados a tiras debéis aliñarlos con sal y aceite.

Cuando tenéis la masa preparada vais colocando tiras unas cercanas a las otras y así hasta que tengáis vais cubriendo la superficie. Si creéis que es necesario lo podéis rectificar de sal, tampoco no os paséis pero no tiene que quedar sosos. En este caso sí que siempre se le pone luego encima la picada de ajo con perejil. Un chorrito de aceite y al horno.

Si alguien quiere se le puede poner también trocitos de sobrasada, pero eso es opcional. En algunos casos hay familias que les ponen encima trozos de lomo con sal y pimienta y también está delicioso. En casa no solemos ponerle carne encima, es la más clásica, pero sí que es cierto que con lomo o sobrasada se puede hacer y para una celebración queda tarde. En este caso son trocitos no un trozo de lomo a lo bestia encima, que luego no quiero quejas porque no se ha hecho bien.

Bueno, ya veis como la misma masa que os comenté la otra vez se puede sacar un resultado completamente diferente. Aunque alguien lo piense sigue sin ser nada parecido a una pizza y mucho menos esta. Se suele tomar fría, pero en ocasiones reconozco que algún trocito no demasiado frio ha estado catado por los miembros de casa.  Espero que os guste y ya me comentareis… espero…. Bon profit.

coca

Cocina mallorquina: coca de trempó de pasta dulce

14 Oct

Hola a todos, después de estas seis últimas entradas hoy necesito hablaros de algo más relajado. No sabía muy bien que tema abordar y he pensado que lo mejor era recurrir a un tema familiar. Familiar pero también tradicional,  cultural y muy gastronómico.

Como ya os comenté una vez, los habitantes de Ciutat (Palma) y los de la part forana (pueblos) tienen diversos piques. Hay uno que no recuerdan ya demasiadas personas, tal vez porque hoy en día no hay muchos ciutadans que realmente sean cien por cien de Ciutat.  Hay una serie de platos típicos que en su elaboración difieren en un rasgo la manera de elaborarlos cuando eras oriundo de un pueblo o de ciudad. Me estoy refiriendo a las panadas, los cocarois y las cocas de pimientos y de trempó. En los pueblos estos platos que se elaboran con una masa de harina se hacían con lo que se denominaba pasta llisa o pasta lisa, es decir, para hacerla se usaba sal, eran pues unos platos salados.

No obstante los de Ciudad los elaboraban de pasta dolça o pasta dulce. No es que fueran exactamente dulces, pero sí que se usaba el azúcar para hacer la masa. El sabor que tiene es muy peculiar porque no es del todo dulce porque no es dulce, pero tampoco tiene el sabor de las de pasta lisa, tiene un pequeño toque más suave y jugoso que para mí le saca más partido al contraste con las verduras.

Sé que cuando veáis la foto diréis, esto es una pizza rara y rectangular. Pues lo siento, la única coincidencia entre una pizza y una coca de trempó es que las dos pertenecen a la cocina mediterránea y por lo tanto pueden compartir ingredientes similares en sus elaboraciones. Las pastas son completamente diferentes, y los gustos también y ya no hablemos de la sugerencia de esta noche. Las cocas suelen ser de una pasta más esponjosa. Depende de cada casa unos las hacían más finas y otros más gorditas. Así que no os dejéis engañar por la forma rectangular que lo de la cuadratura del círculo en este caso no tiene parangón.

Esta receta de coca de trempó lleva varias generaciones en mi familia materna, que eran los verdaderamente originarios de Ciutat. Teniendo en cuenta que mi abuela materna nació el 1900 y creo que esa receta venía de más atrás, es más que seguro afirmar que tiene más de cien años, cuantos, no lo se exactamente. Así que ahora y sin más preámbulos os dejo con una antigua receta familiar.

Ingredientes:

Para la masa

3 cucharadas soperas de azúcar.

2 tacitas, de las de café, de aceite de oliva.

Levadura de cerveza o de panadero, aquella que es un cubo, no polvos.

1 vaso de agua (unos 250ml) tibia para disolver la levadura.

Harina de repostería, la que tome la masa por eso no pongo peso.

Para el  trempó

Pimientos verdes crudos.

Cebolla cruda.

Tomate crudo.

Ajo.

Perejil.

Sal y aceite.

Preparación:

En un bol poner el aceite y el azúcar, mezclar.

Aparte atemperar el agua (yo la pongo unos 50 segundos en el microondas a la máxima potencia) y poner dentro la levadura, remover hasta que se disuelva. Añadir el agua con la levadura disuelta a la mezcla anterior y seguir removiendo hasta que esté bien disuelta.

Ir añadiendo poco a poco la harina e ir mezclando. Al principio voy removiendo con una cuchara pero llegará un momento en que tengáis que ir amasando manualmente. Ir añadiendo harina mientras veáis que se la va tomando.  El trabajar un poco la masa hará que luego nos facilite el proceso de levado.  Al final os quedará una masa compacta pero no pegajosa.

Untar un molde bajo tipo bandeja apta para horno con aceite de oliva.

Coger la masa y estirarla. Colocarla sobre el molde y con la palma de la mano y los dedos ir estirando hasta que está cubierta toda la superficie del molde. Dejar unos minutos en un lugar a ser posible caliente y fuera de corrientes de aire para que vaya levando un poco.

Mientras la masa esté levando ya en el molde podéis coger tres platos, en uno iréis cortando los pimientos verdes una vez lavados y sin semillas. Se cortarán a rodajitas. También podéis dividir el pimiento por la mitad longitudinalmente y luego cortar en tiritas. Cuando esté todo cortado poner sal y aceite y reservar.

En el segundo plato pondremos el tomate, lavado, quitado la piel y las semillas. Cortaremos en trocitos. Una vez cortado todo ponemos sal, aceite y reservamos.

En el tercer plato cortaremos la cebolla en medias lunas, en este caso pondremos sal y vinagre. Cuando la coca se hace la cebolla pierde amargor, sin embargo hay personas que ese gusto no les gusta, para evitar eso en la receta original se da el siguiente truco. Cuando la cebolla está cortada en medias lunas se pone en un recipiente fondo y se tapa toda con vinagre y se deja así al menos media hora (en ese caso la cebolla se prepara antes de hacer la masa). Cuando tengamos que colocar la cebolla la estrujaremos con la mano para que suelte el vinagre. De esta forma tiene un gusto muy bueno y ni pica ni amarga. El vinagre que nos ha sobrado lo podemos guardar en el frio para otra vez que cortemos cebolla o para otros usos. Aprovecho para decir que este truco para la cebolla de las ensaladas es  también muy indicado.

Para montar la coca, cuando la masa ha descansado un poco, ir distribuyendo por toda la superficie la cebolla. Encima de esta pondremos toda una capa con el pimiento verde. Sobre ello finalmente una capa distribuyendo los trozos de tomate. Añadir el caldito de los aliños, menos el de la cebolla ya que el vinagre que ella leve ya es suficiente.

Antes de hornear se rectifica de sal y un chorrito de aceite. No obstante he podido comprobar que si sobre el tomate cuando ya está colocado todo, se le aplica una picada de ajo con perejil y aceite queda excelente.

A continuación la meteréis en el horno. El horneado depende de cada horno, cuando veáis que la masa ha dorado y al pinchar no sale húmeda. Sacar y dejar enfriar.

En la foto que os adjunto podréis ver más o menos esa distribución y como queda. A mi personalmente y en la receta que tenemos lo hacemos por capas. Hay recetas en las que se mezclan los tres ingredientes y se aliñan, es lo que denominamos trempó (así que así también tenéis una buena receta de ensalada veraniega,  que podéis tomar sola mojando pan o añadiendo atún o bien garbanzos cocidos y un huevo duro, jeje). En la foto de hoy  ha salido un poco pobre, ya que fue una improvisación que hice para una cena esta semana y casi no tenía pimientos y poco tomate, normalmente pongo más cantidad, pero seguro que os podéis hacer una idea de como sale.

Esta coca junto a la de pimientos asados y la de verduras forman un trio indispensable dentro de la gastronomía mallorquina. Es muy versátil, sirve para celebraciones, para hacer una picada tipo aperitivos, para arreglar una cena, se puede llevar de excursión y es una buena forma que los peques se lleven una merienda completísima y poco habitual al cole.

Espero que os guste, hoy haciendo el tonto haciendo el tonto os he comentado una coca y tres versiones de una misma ensalada. Con tanta variedad espero que hagáis alguna y os chupéis los dedos. Ya me contareis.

 

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: