Tag Archives: quesada

Quesada cántabra, rica, rica, rica y fácil, fácil, fácil.

16 Mar

En ocasiones hay recetas que te vienen por donde menos lo esperes. Seguro que os preguntáis, ¿qué hace una mallorquina poniendo una receta de quesada cántabra? Alguien podría pensar que como la abu de Tsunami se fue a vivir por esa zona del norte de España, donde desde su ventana se divisan (según ella) mogollón de campos verdes y de vacas (Bueno, la abu no dice mogollón, porque es una abu como toca, pero yo sí. Hecha esta aclaración seguimos). Pues yo también creía que un día me sorprendería pasándome una receta de quesada auténtica. Sobre todo cuando una de las veces que vino a ver al peque le trajo una quesada y otras cositas ricas, ricas de allí. Pero está visto que no. Lo único que nos comenta es lo verdes que son los prados, la de vacas que se ven desde la ventana y lo rico que está todo, pero de recetas nidi di nidi.

Ya estábamos mentalizados a que nos quedábamos sin recetas (… vale, que ya sé que por internet hay muchas, pero es que son tan diferentes en ocasiones unas de otras y todo el mundo te dice que son auténticamente cántabras que una no sabe que pensar…) hasta que un buen día una de las clientas que viene a menudo por la biblioteca me comentó que su madre hace una que es muy fácil y buena. Esta chica es de Santander, así que supongo que ella sabrá mucho más de esas comidas que yo.  Por lo tanto me fie de su parecer culinario y por supuesto del de su madre. Tengo que decir que verdaderamente la receta es muy, muy, muy sencilla. Vamos que no hay que tener un exceso de erudición en cacharros de cocina para elaborarla y que está riquísima.

Me ocurrió una vez una cosa curiosa con esta receta. En una ocasión os conté que en una salida del APA del cole de Terremoto se hizo un concurso de postres. Ese día os conté el postre que presentó Terremoto, pero yo también me decidí a última hora a presentar uno. Hice la quesada, por eso de que era algo poco habitual por estos lares y para aportar algo diferente. También en otra ocasión os presenté un postre que ese sí que es mallorquín, la coca de brossat. Pues bien, como los gustos son diferentes, porque evidentemente, no es lo mismo el requesón o brossat que el queso, pues una de las madres le dio mucho yuyu la quesada. Decía que la coca de requesón me había salido rara. Hasta que conseguí que alguien (evidentemente, mi ex) la probara, y diera su opinión (si nos descuidamos se la zampa toda, jajaja) cuando vieron que eso estaba bueno fue cuando el resto de asistentes se animó a probarla. Para alivio mío cuando se animaron con ella les gustó mucho y de hecho se la acabaron toda, toda, toda. Está visto que cuando una es mallorquina tiene que presentar postres mallorquines, que limitado, ¡Jo!.

Así que si me permitís todas las licencias que se tengan que permitir, esta mallorquina os presenta el postre de la quesada que hace la madre de la clienta de la biblioteca y que son de Santander. Si hay quejas o no es lo suficientemente puritana como debería ser o mandan los cánones quesadiles de los auténticos expertos, ruego dirijan sus quejas a la madre de la clienta. Esta mallorquina no se hace responsable de posibles desvíos en la pureza de la receta original. Solo puede asegurar dos cosas, que es muy fácil de hacer y que está para chuparse los dedos, así que os dejo con este postre tan norteño y que me llegó de quien menos lo esperaba, para el deleite y disfrute de quienes se atrevan con él.

Ingredientes:

200 gr. de queso fresco (tipo Burgo de Arias) La chica me dijo que la receta es de 200 gr. y que si se compra el queso al corte pide eso, pero que cuando pone los de tarrina que suele ser de 250 gr. pone la tarrina entera.

150 gr. harina

150 gr. azúcar

50 gr. mantequilla

2 huevos

1 vaso de leche (viene a ser unos 250 ml. de leche)

1 palo de canela.

1 recipiente de barro apto para horno, no excesivamente grande.

Preparación:

Se pone el vaso de leche a hervir en un cazo, con el palo de canela dentro.  Se quita del fuego y se reserva.

En un recipiente grande se echa el azúcar, los huevos, la mantequilla y la harina. Con una batidora lo mezclamos todo.

Cuando la mezcla anterior esté unida se va echando la leche (sin la canela) y se vuelve a batir.

Se añade ahora todo el queso a la masa anterior y se mete la batidora, pero sin desmenuzar todo el queso, dejando trozos pequeños.  Sólo es necesario unos cuantos golpes de batidora, lo justo para desmenuzar y mezclar. Si se quiere también se podría hacer con un tenedor, pero como ya estamos con la batidora… pues como que es más cómodo.

Se unte un molde de barro con mantequilla, ponemos la masa y se mete en el horno precalentado a 180 grados. Más o menos una media hora hasta que está hecho. Sabremos que está en su punto porque la capa de arriba de la quesada tiene que estar doradita.

Seguro que os preguntáis si no se puede usar otro tipo de molde, pues bien, la chica me insistió especialmente en que queda mejor con un recipiente de barro que no con uno de otro material. También me insistió en que no debía ser excesivamente grande, puesto que este es un tipo de postre que no leva, así que mejor que sea algo más alta que no muy fina y se nos queme.

Otra cosa que me insistió mucho fue que para saber que estaba en su punto la parte de encima tiene que estar dorada, ni marrón (en cuyo caso nos habríamos pasado) ni amarilla (en cuyo caso aun no estaría hecha del todo)

Os diré que es un postre muy delicioso, que no es excesivamente dulce y que además con estos ingredientes es supersano para los peques como postre o como merienda. Es uno de esos postres que nos salvan a la hora de llevar algo a casa de alguien, que como he dicho no tiene ningún secreto y siempre sale bien. Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros, ya que cada vez que en esta casa hemos hecho una quesada cántabra esta no ha llegado ni al día siguiente, vamos, que tampoco ha llegado a la noche, se ha ventilado de una sola toma. Ya me comentareis que tal, y como nos despedimos siempre que se trata de una receta, bon profit.

2013 hivern 187

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

Cuestión de Madres

Las Vivencias de dos Madres, Imperfectas y Reales

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

Trillizosmasdos

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: