Tag Archives: actividades

Un arenero improvisado

18 Abr

Cuando estaba embarazada de Terremoto allá por el 1989 e iba a las clases de preparación de parto, las matronas tenían diversas charlas con nosotros además de darnos la preparación para el gran momento. Recuerdo que una vez preguntaron cuál era el mejor cochecillo de todos. Una mamá dijo que el mejor era el de la vecina. Las comadronas además de reírse dijeron que esa era una de las mejores respuestas. El cochecito de la vecina es el que no tienes que comprar, puedes usar y luego se lo devuelves y así no tienes que preocuparte luego donde se guarda o a quien se lo dejamos para que no nos estorbe en casa.

Sé que el tema que os voy a comentar hoy no tiene mucho que ver con el cochecito que pudiera tener la vecina, ni tampoco con el mío. Lo cierto es que después de tener a Terremoto guardé mucha ropa y juguetes y algunas cosas, no me pidáis porque. Tenía claro que después del diagnóstico del nene y de haberme divorciado, lo de tener más hijos era algo completamente descartado. Una vez llevé a un local algo de ropa, zapatos y otras cosas. Las chicas estaban contentísimas, eran emigrantes y me dijeron que en la casa donde estaban había unos cuantos matrimonios con los hijos y que en total había trece niños.  Me quedé flipada, así que fui a casa y cogí unas cuantas cosas más que no tenía muy claro si guardar o no y las llevé. Se pusieron muy contentas, una casi llora. Me dijo que cuando llegaran a casa sería como si los Reyes Magos hubieran llegado antes. Una de las cosas que llevé fue la bañera, así que cuando nació Tsunami tuve que volver a comprar una.

Como no tenía tanto espacio como antes, mis suegros me compraron una de esas solita, sin patitas ni repisas, esas que se ponen en la ducha como las tinas pero en lugar de redonda ovalada. Cuando Tsunami ya no se bañaba en esa bañera no sabía muy bien qué hacer con ella. Nadie la quería, incluso se la ofrecí a una compañera del trabajo que tiene una perrita para que se refrescara en verano, pero nada.

El verano pasado pensé que de allí no pasaba y tras una inspiración después de ver unas cuantas webs tomé la decisión. Llevé la bañerita a la casa de mi padre donde vamos de okupas. En el porche de atrás pusimos un hule que hace siglos que no se emplea, encima la bañerita y la llenamos con un saco de veinte kilos de arena. Y… Chachaaannn. Bañerita reciclada en improvisado arenero. Ya sé que es muy pequeñito, pero a Tsunami eso no le importó. De hecho le encantó. Allí trasladó sus dinosaurios, pececitos de Buscando a Nemo y la no menos valiosa colección de cocodrilos de plástico heredada (o chorizada, según se pregunte a quien) de su hermano.

Por la noche para evitar que el gato del vecino lo usara de baño particular, no teníamos más que plegar el hule encima, doblar los laterales y cerrar con las pinza de tender ropa.

Su uso fue continuo. Las palas y cubo de la playa no pararon. Un día mientras Tsunami hacía la siesta, Terremoto le montó un mapa del tesoro con instrucciones y pruebas. Pasar por el canal del tiburón, sortear los cocos… para llegar al lugar marcado con una X formada por cuatro piedras. Esta señal estaba evidentemente encima del arenero y allí, debajo la X estaba el tesoro: Un frasco cerrado con los pececitos de Nemo, unas canicas y otras cositas que añadió Terremoto.

Se acabó el verano, cambiamos de año y ya estamos en primavera. Allí está el arenero/bañerita guardado esperando a que lleguen mejores temperaturas, que así como vamos no le quedará mucho. Os comento hoy este reciclaje por si alguno de vosotros os ocurre lo mismo y tenéis una pequeña bañerita y un balconcito, una terracita o un jardincito donde poder darle una segunda oportunidad. Dentro de unos meses nosotros lo volveremos a sacar y se convierta de nuevo en un desierto de dinosaurios, una selva con cocos, o el escondite de un mapa pirata. Quien sabe, eso, solo los peques lo decidirán.

2012 Estiu 491

Un invierno en la vida de Tsunami

10 Abr

Quien lo diría, parece que no hace nada que empezó el invierno. Fue entonces cuando publiqué un post titulado un otoño en la vida de Tsunami. Esa entrada que iré haciendo cada estación para que la abu vea como crece. Pues aquí estoy de nuevo, asombrándome de lo rápido que han pasado estos meses y viendo las fotos de nuestro pequeño. Estoy sorprendida, de verdad, al comprobar lo mucho que ha cambiado el pequeñajo en tan poco tiempo.

Cuando empezó el invierno aún llevaba chupete. Supongo que alguno recordará como ese chupete se lo llevaron los Reyes Magos y creo que a partir de ese día, nuestro Tsunami dejó de ser definitivamente pequeño para transformarse en todo un mozalbete. Es cierto que sigue siendo ese niño intrépido, valiente, curioso y aventurero, pero se le ve más maduro, más mayor, más niño, con más personalidad y un par de bemoles bien puestos.

El ricitos de la familia se ha vuelto un aficionado a las excursiones por los bosques y las montañas que hay cerca de casa. Normalmente casi todos los domingos por la mañana nos vamos dar un paseo en plena naturaleza. La búsqueda de caracoles, la observación de las hileras de hormigas perfectamente formadas que marchan y el observar o perseguir mariposas hasta que se meten por la maleza más tupida, forman parte de estos itinerarios que papá nos prepara todos los fines de semana. Evidentemente, el correr, derrapar, saltar e ir paseando cantando alguna cancioncilla aprendida en el cole, son también habituales en estas salidas. Para aquellos que no lo sepan, Mallorca es muchísimo más que sol y playa, por suerte. Mallorca tiene la ventaja de poseer diversos paisajes y microclimas en una sola isla, a una distancia muy corta. Hay quienes piensan que todo el día estamos a pleno sol y casi como que esto sea algo árido. Nada más lejos de la realidad. Lo que veréis en las fotos son dos bosquecitos al lado de la Ciutat, vamos que ni hay que subir a la sierra ni irse al otro lado de la isla para disfrutar de ellos. Como podéis ver, nuestros bosquecillos no tienen nada que envidiar a las zonas verdes de otras latitudes, sólo es que no serán tan grandes, pero los tenemos cerca y damos cuenta de ellos muchas veces.

Tsunami también es un aficionado a los paseos por Ciutat con su padre para descubrir monumentos e itinerarios por las callejuelas de rancio abolengo. Pero sobre todo, a las visitas a los parques, ya sean urbanos o forestales. Allí donde haya un parque y si es posible con arena, nuestro Tsunami es un niño feliz.

También se ha vuelto un explorador de la casa y de cada día me es más difícil hacer una comida sin que el pequeño se deje caer por la cocina.

Cuando oigo unos pasos que se acercan a la puerta suelo pensar “que bien, seguramente es mi pareja”, pero no. A mi pareja no se le oye, directamente te lo encuentras detrás de ti abrazándote y dándote un beso en el cuello. Eso sí, tiene la habilidad de desaparecer de repente con el mismo sigilo con el que entró y allí estás tú sola hablándole a las cacerolas sin haberte dado cuenta.

Cuando oigo pasos suelen ser alguno de los dos peques y siempre tengo la sensación de que entran muchas veces y salen muy pocas . Terremoto entra sin rodeos preguntando o inspeccionando por si mamá está despistada y puede llevarse algo, pero Tsunami… ufff… ese es más sutil y sibilino. Primero mira. Investiga. Valora. Piensa y te pide para probar algo. Lo hace con esa cara de niño bueno y esa mirada picarona y esas pestañas tan seductoras… O simplemente te pregunta que haces. Si la cata o la respuesta le ha gustado sale raudo y veloz hacia el baño a buscar su taburete alto con el que se lava las manos. En otras ocasiones ni pregunta. Simplemente se queda parado mirando. “¡Aja! ¡te he pillado mamá!” debe pensar, porque ha reconocido algo que ya conoce y sale corriendo hacia el baño. ¿Quién me hubiera dicho a mí que cuando compré ese taburete blanco en Ikea hace años para llegar a los estantes de arriba de la cocina, llegaría a ser tan viajero y solicitado? Así que normalmente entra un nene en la cocina y mamá, depende de lo que cocine, pide ayuda de vigilancia intensiva al padre de la criatura. En ocasiones dos ojos no bastan para controlar tanta cosa y manitas trasteando del niño. Si queridos, las manitas de Tsunami cuando se ponen en la cocina son tan rápidas como sus pies cuando va de excursión y aunque de momento no ha roto nada ni se ha quemado ni nada, no quiero bajar la guardia y hay que tener mucho cuidado con sus continuas intromisiones.

Tsunami es un niño feliz que disfruta jugando con su hermano y aplastándolo. También disfruta como un enano cada tarde cuando su títo J.A. ha ido a buscar al cole  a Terremoto y lo lleva a casa. Allí está él preparándose después de que hayan llamado al portero. Espera a que suban las escaleras y toquen el timbre. Esa es la señal. Entonces Tsunami sale pitando a abrirle la puerta y le llama, “tito J.A., tito J.A.” y se lanza hacia sus brazos. Mi ex siempre entra en casa con el peque encima y se pone a jugar con él. Tsunami le pide que le aupe para tocar con los deditos el techo del pasillo, como le gusta hacer esto y sentirse muy grande. También le pide que jueguen al escondite o que quiere enseñarle alguna cosa que ha hecho o simplemente trepar por él, y mi ex encantado disfrutando y jugando con este sobrino que le ha salido sin pensarlo ni buscarlo. Muchas veces mi ex le trae algunos regalitos, porque lo ve tan feliz y Tsunami es tan pelota que en el fondo es su debilidad y de tanto en tanto viene con algún detallito para su peque. Ayer sin ir más lejos le trajo un cepillo de dientes de Bob Esponja y un montón de cromos para el álbum que hacen juntos los dos peques.

Realmente ha crecido mucho desde que empezó el año. En el cole dicen que va muy bien, pero en el informe nos pegan un tirón de orejas a los papas. Nos comentan que tiene que aprender a controlar su genio y que le cuesta sobrellevar las frustraciones, y se lo tenemos que trabajar. Es algo que no me extraña, porque es un trozo de pan, pero cuando lo saca, tiene un pronto de narices. Según la abu tiene el genio de la familia de su marido. Tengo que decir, que mi pareja debe ser la excepción de la familia, porque si bien también en ocasiones tiene lo suyo, normalmente por cualquier chorrada no tiene ese genio ni esos prontos del nene… ya podía haber salido en eso al padre o a mí, en lugar de a la familia. Pero bueno, estamos en ello y trabajamos para intentar domárselos. Ya desde bebé nunca le he hecho caso cuando pillaba una pataleta así sin motivo. Al menos cuando ve que no consigue lo que quiere con las pataletas, le duran solo unos minutos. Con el tiempo acabaremos controlándoselos. Esto lo tiene claro conmigo, a mí nunca se me consintió ni una pataleta, ni un berrinche ni unos pucheritos en casa y yo nunca se los he consentido a Terremoto. Una de las pocas cosas que no soporto es cuando te encuentras algún adulto egoísta y consentido que sigue haciendo las mismas pataletas y pucheritos que de pequeño. Así que dudo que viviendo en esta casa llegue a mayor haciendo morritos o con berrinchitos de niño mimado cada vez que algo no sale como él quisiera.

Por suerte no todo son rabietas, la mayor parte del tiempo sus actos son de curiosidad y ocurrencias. Una de las tardes, hace una extraescolar en el cole que es de experimentos. Cada vez que regresa nos trae algo distinto hecho por ellos y te suelta que eso sirve para tal cosa y otra con un desparpajo como si se tratara de un auténtico científico. Una tarde de febrero estaba en el balcón con su papá jugando con un pompero que le regaló el año pasado su hermano por su cumpleaños. Siempre le ha encantado hacer burbujas. Yo estaba en la sala y entra mi pareja con cara de alucinado y me dice, “¿sabes que me acaba de soltar?, me ha dicho: papá, las burbujas son unas inútiles porque al final todas acaban rompiéndose”. O por ejemplo, el mes pasado cuando Terremoto se puso con la operación regalo sorpresa para el día del padre. Los dos estaban en el pasillo cerca de la cocina y oigo que Terremoto le pregunta a Tsunami que es lo que le parece que le tendrían que comprar o hacer para sus respectivos padres. Tsunami le responde: “¿pero tú sabes qué es lo que le gusta a un padre?” Perlitas de este tipo nos suelta cuando menos uno se lo espera y si no tenemos a mano un papel y un lápiz, se han perdido muchas en el olvido. Vamos, que como veis el cambio ha sido brutal. Cuando pienso que dentro de nada ya será su cumpleaños y veo la diferencia de entonces a ahora uffff… la de cosas que ya se han ido y no volverán más… aunque por suerte aún nos queda el recuerdo de haberlas visto y la sonrisa de cuando mi pareja y yo las recordamos.

Sigue creciendo así de bien pequeño Tsunami, que para ti el tiempo vuela mucho más deprisa que para tus expectantes papás.

hivern01

hivern02

hivern03

hivern04

hivern05

hivern06

hivern07

hivern08

hivern09

hivern10

hivern11

hivern12

Fin de semana pasado por nieve

4 Abr

No. Este fin de semana no ha nevado en Mallorca. En este post estoy comentando lo que nos pasó hace apenas unas semanas, lo que ocurre es que he tenido unos días muy liados y se me han quedado un par de cositas en el tintero y ahora me estoy poniendo las pilas para comentarlo y para que la abu de Tsunami pueda enterarse de primera mano lo que ha hecho su pequeñajo últimamente.

Si no recuerdo mal los hechos tuvieron lugar hace más o menos un mes, aunque realmente y bien pensado el meollo de todo este post tuvo lugar en febrero del año pasado. Como muchos sabéis y si no estabais muy enterados por vivir lejos, os informo de ello, en Mallorca no suele nevar mucho, al menos por la parte del llano de la isla y por la capital. Normalmente cuando esto pasa recordamos que exactamente en tal año hubo una nevada. Una de las más gordas que ha habido fue la de 1956, fue tan grande y la isla estaba tan poco preparada que muchos mayores y niños murieron como consecuencia de los resfriados y pulmonías que les provocó el frio. Cuando Terremoto nació también hubo una nevada gorda en la sierra y cuando era pequeño también hubo un día que nevó en la Ciudad, eso fue fantástico, nunca lo había visto en mi vida y difícilmente lo olvidaré.

Tsunami nació en época de sequía de copos de nieve. Recuerdo que al pobre en la escoleta le explicaban que en invierno los niños hacían muñecos de nieve y se ponían guantes y gorro y se abrigaban bien para hacer guerras de bolas y ángeles de nieve. La profesora me decía que todos le pedían cuando vendría la nieve aquí para poder jugar ellos también con la nieve y eso la entristecía. El año pasado en febrero, se produjo un milagro y una mañana de sábado me levanté a las siete y media y fui al baño. Miré por la persiana y vi que toda la calle estaba nevada. Levanté enseguida a mi pareja y a Tsunami, llamé a mi ex y a Terremoto que estaba con él y les dije que miraran por la ventana. El grito de alegría de mi nene fue sonoro. Como nosotros estamos en la parte alta de la Ciudad y cerca tenemos algunos parques muy despejados, mi ex y Terremoto se vinieron a casa. Mi pareja bajó a comprar ensaimadas y cruasanes, porque eso tenía que celebrarse, y yo les hice unos tazones de chocolate caliente. Recuerdo que estábamos en la sala mirando por la ventana como nevaba y tomando todos nuestros chocolates y nuestras ensaimadas recién sacadas de la panadería. Nos fuimos al parque de atrás y allí estuvimos haciendo guerra de bolas y dos muñecos enormes con otros niños. El domingo volvió a amanecer nevado y volvieron a venirse a casa. Aquello para nosotros fue un regalo del cielo, porque además había coincidido con un fin de semana y todos habíamos podido disfrutar de ese extraño fenómeno llamado nieve. La profe de Tsunami me contó el lunes que se le saltaron las lágrimas pensando que al fin sus niños sabrían lo que era la nieve cuando salió de casa y se encontró con el espectáculo blanco ante su puerta.

Pues bien. Este año cuando ha empezado el invierno lo primero que me pidió mi pequeño era que cuando iba a nevar para jugar en el parque y hacer un muñeco como el año pasado. Pobrecito, si supiera que aquello que tuvimos yo no lo había visto nunca en toda mi vida. Le tuve que contar que no todos los años nieva y que ya veríamos si ese año teníamos sorpresa o no.

En Mallorca no suele nevar en el llano, pero no es algo extraño que en invierno pueda nevar alguna vez en las cumbres de las montañas de la Sierra de Tramuntana. De hecho antiguamente existía la profesión de “el hombre de la nieve” y de las “casas de nieve” Eran una mezcla entre agujero y cabaña en las zonas más altas de la sierra, donde los encargados de estas acumulaban y apretaban la nieve caída formando hielo, lo mantenían todo el invierno y luego en los meses más calurosos, antes de que se derritiera, lo cortaban en trozos e iban al llano a venderlo bien para hacer helados, bien para conservar alimentos.

El problema de cuando nieva en la sierra es que medio Mallorca sube como posesa para verlo y la poca que hay queda pisada y dura muy poco. Este año ha vuelto a nevar en Mallorca. La sierra se veía blanca y en el llano hacía el llamado frio de nieve. Hacía unos días que se veían las cumbres como borreguitos y Terremoto me pedía para ir el domingo a jugar con la nieve que pudiera quedar en las cunetas de las carreteras. Cuando vi lo entusiasmados que estaban los dos nenes y que el viernes aún se veían bastante nevadas las cumbres, hablé con mi pareja para ver si les dábamos una sorpresa y nos los llevábamos a los dos a ver la nieve. Recogimos primero a Tsunami y luego fuimos raudos al cole de Terremoto. No les quisimos decir donde iban. Se pasaron todo el trayecto preguntando “donde vamos, donde vamos, donde vamos…”  Terremoto se lo olía y su pregunta era más concreta “vamos a la nieve, vamos a la nieve, vamos a la nieve…” Yo intentaba darles largas diciéndoles que el conductor era mi pareja y que también era una sorpresa para mí.

Al final fue un poco difícil ocultar el destino. A la que vieron un montoncito de nada de nieve en la orilla de la carretera ya nos pedían de parar y hacer una guerra de nieve. Nos subimos hasta Lluc, pero allí la nieve ya se había derretido, porque está muy arriba, pero en una zona muy despejada de la montaña y cuando sale el sol le da de lleno y se deshiela antes. Aparcamos muy cerca de Lluc, en un sitio llamado Es Coll de sa Batalla. Cuando dejamos el coche nos dimos cuenta de lo chapuzas que habíamos sido, supongo que porque este año Tsunami no nos había repetido tantas veces las necesidades ropiles de los peques. Glups, nos habíamos dejado los guantes en casa… y la ropa de recambio…  vamos, que habíamos salido literalmente con lo puesto. Intentamos que estuvieran lo más abrigados posibles y empezamos a subir la ladera de la montaña. Era una zona resguardada en la umbría y al cabo de pocos metros encontramos nuestra recompensa. Había unas cuantas islitas de nieve virgen, bueno más que nieve de medio hielo virgen y hacia allí nos dirigimos. El cabo de un rato de estar Terremoto por allí, la nieve era menos inmaculada que cuando llegamos. Fue chulo ver cómo íbamos dejando nuestras huellas y huellitas en ella, a Tsunami le encantó ver como pisaba y al avanzar dejaba un rastro de huellas tras de sí. Terremoto era el que iba más preparado, porque tenía unos guantes dentro de su mochila. Mi pareja también tenía unos guantes del trabajo en el coche, así que la guerra de bolas de nieve fue básicamente entre ellos dos. Tsunami y yo mirábamos y de tanto en tanto esquivábamos algunas bolas maliciosas que se lanzaban en nuestra dirección. Bola va, bola viene, incluso hicieron un ángel de nieve… es difícil luchar contra la influencia de Jorgito, Juanito y Jaimito y las pato aventuras. Total, que entre bolas, ángeles y escaladas ocurrió lo que tenía que ocurrir, que Terremoto se pegó un resbalón y acabó de culo sobre la nieve. Tsunami se destornillaba de risa y Terremoto con su honor herido y su trasero dolido y mojado se levantó como mejor pudo para evitar una nueva culada. Estuvimos un buen rato jugando los cuatro, fue otro recuerdo magnífico que seguro que los peques conservarán mucho tiempo. Sé que para todos aquellos que en sus latitudes la nieve es algo de lo más habitual, esta narración os puede parecer una tontería, pero imaginad que un día salís de casa y os encontráis una playa medio paradisiaca a unos escasos metros de distancia ¿a qué sería magnífico? Pues eso mismo pensaron nuestros pequeños. Cuando vimos que el tiempo se nos echaba encima bajamos hacia el coche. Detrás de nosotros quedaron nuestras huellas, las de las pisadas y las de las bolas, las de los ángeles y las de la culada de Terremoto. La colina quedó en silencio y no sé muy bien si aquella noche cayeron nuevos copos sobre nuestro paso, pero el recuerdo no será fácilmente borrado.

Sé de buena tinta que ambos contaron su aventura en la nieve en sus respectivos coles, y ya me han preguntado si el año que viene la nieve volverá a visitar Mallorca. Es algo que no sé contestarles pero creo que he sentado un peligroso precedente, a ver cómo nos la arreglamos el año que viene si no nieva. Tal vez con unas fotos y unos cubitos picados del congelador… tendremos que cruzar los dedos y confiar en que las nubes nos dejen un regalo blanco el próximo año. Si ocurre os lo contaré, contad con ello. Hasta entonces seguiremos con otros temas, que seguro que estos dos dan para eso y mucho más.

nieve 1

nieve 2

Las normas de casa versión Terremoto

18 Feb

No es que esta casa fuera una casa sin ley donde el caos y la anarquía camparan a sus anchas. Bueno, en ocasiones algo de caos sí que hay pero de allí a una vivienda sin normas dista mucho. En casa había normas, algunas que afectan a toda la casa y otras que afectan a una habitación en concreto o al uso de ciertos objetos. Lo que no teníamos hasta ahora era una declaración en toda regla de las intenciones. Pese a lo que sería más lógico, estas normas escritas no las he puesto yo, ni las he escrito yo, ni se las he dictado yo a mis hijos. No. Esas normas las ha hecho  y decidido Terremoto.

Esta semana Terremoto nos ha sorprendido con un pequeño “mural” que hizo en el cole con su profe. Primero él me lo contó todo emocionado y luego lo leí en la agenda con la que nos comunicamos a diario con la profe.

Este lunes Terremoto tenía plástica. Normalmente nos viene con dibujos libres o dibujos de banderas o de otros temas que le interesen.  Parece ser que Terremoto se había quejado a su profe de que Tsunami en ocasiones no nos hacía mucho caso, al menos a él, y que le entraba en su cuarto y le cogía cosas sin pedir permiso.  Tengo que decir en defensa de Tsunami que cuando ocurre eso muchas veces nos lo ha pedido a nosotros o ha sido durante el fin de semana que Terremoto está con su padre.

Pues bien, por lo visto Terremoto le propuso a su profe el hacer un mural con las normas de la casa y la profe le pareció fantástica la petición. Así que le entregó una cartulina muy chula y le ayudó a escribir las normas que decidió Terremoto dictándole las letras. Las palabras no es que hayan quedado escritas de la forma más correcta al repetir ciertas letras, pero lo cierto es que no tengo nada que objetar a las cinco frases escritas. El texto reza así:

LAS NORMAS DE CASA

1.- JUGAR SIN PELEAR

2.- RESPETAR A LOS PADRES

3.- CUIDAMOS NUESTRA CASA

4.- COMEMOS LA COMIDA DE CASA

5.- PEDIMOS PERMISO PARA COGER LO QUE NO ES NUESTRO

Terremoto decía de colgarlo en la sala, pero allí no veía un sitio para ello, así que lo hemos puesto en el sitio de honor de la casa para estas cosas. La puerta de la nevera. Allí está a la vista de todos sin que nadie la toque. Terremoto acercó allí a Tsunami y le explicamos que esas eran las normas principales y se las leímos y explicamos. Les especificamos que hay que respetar a los padres pero también a los hermanos y demás personas cercanas. También que dentro de lo de cuidar la casa se incluyen los juguetes y la ropa así que hay que recoger y cuidar nuestros juguetes.

Ante nuestra sorpresa los peques se lo han tomado muy en serio y de tanto en tanto nos piden que se lo releamos. También nos ha funcionado muy bien eso de “a ver, eso no es una de las normas de casa, ¿qué dice?” y los mismos nenes te dicen o bien que hay que jugar sin pelearse o bien que hay que cuidar la casa y recoger lo que se ha tirado. Luego les pides si lo hacen y te dicen que no y se ponen a hacerlo. Es alucinante el poder que tiene un simple trozo de papel colgado de la nevera. Terremoto se está dando cuenta que el peque se toma en ocasiones ciertas libertades con algunas cosas y que tendría que haber puesto más puntos en la declaración. Le he sugerido que hable con la profe y hagan una nueva hoja de normas. Quien sabe, igual dentro de unas semanas os enseño una nueva hoja de normas. De momento estas están muy bien, nos han venido sin esperarlo y están causando un efecto muy positivo en el caos doméstico cuando estos dos cachorritos se desmadran en sus juegos.

Voy a tener que esmerarme en cuidar este papelito, porque vale su peso en oro.

P1080580

Como pasaron Terremoto y Tsunami las fiestas de San Antonio y San Sebastián

23 Ene

En el último post os conté como son las dos fiestas hibernales de Mallorca. Ahora os contaré como las disfrutamos en esta casa. Empezaremos por San Antonio.

En el cole de Tsunami esta fiesta se llevaba preparando hacía unas semanas. El APA del cole contactó con un dibujante para hacer unas camisetas de lo más chulo para aquellos que desearan una. Para mi sorpresa fueron en manga larga, cosa que se agradece cuando es enero. Representa una gran llamarada de una hoguera y al lado el santo y el demonio que miran. Los acompaña la frase “atiant la flama” es decir, avivando la llama. Este lema tiene un poco que ver con la política educativa y lingüística que se está intentando imponer en los colegios por parte del Govern Balear, parece como si odiaran todo lo que tiene relación con la tradición y la cultura de la isla. Ya os comenté que para San Antonio, las glosas son mayoritariamente de tipo satírico o reivindicativo. Creo que lo más parecido sería algo así como las chirigotas de los carnavales de Cádiz para que me entendáis, aunque no se parezcan mucho. En los últimos días, los alumnos han estado preparando disfraces de dimonis y unas cuantas actuaciones con las que nos han deleitado a los papis.

gener 052

El jueves 17, en el cole ha habido torradas. Los alumnos de ESO vendían el pack torrada para ganarse unos dinerillos. Lo tenían muy bien montado, podías comprar bien la bebida o el postre o los embutidos con pan o bien el pack de todo. Te daban unos vales en un mesa, que luego canjeabas en cada puesto. Al lado había tres barbacoas preparadas ya con carbón en vivo para empezar a cocinar cada uno. Algunos papás más veteranos que nosotros, se habían traído de casa algunas cositas más que torrar, además del pack de los de ESO. Supongo que el año que viene que no seremos ya novatillos también traeremos alguna cosita más para acabar de complementar. Nosotros hemos comido la torrada y le hemos dejado los postres a Tsunami.

gener 043

Los niños del cole han dado a los papás un espectáculo de recitar gloses, algunas coreografías y al final hemos tenido ball de bot. Fue muy divertido. Los primeros fueron los de la clase de Tsunami y llevaban preparadas dos glosas de las tradicionales, de las que se habla de las desavenencias y problemas entre el santo y el dimoni tramposo. Hacía unos días que ya me había estado recitando una de ellas en casa. Cuando han empezado los más grandes ha habido algunas glosas más satíricas, incluso una en la que protestaban por tener que llevar demasiados deberes para casa mientras que los maestros no se llevan nada. Al final y para acabar bien la fiesta, baile. Tsunami me ha pillado por banda y, ¡cielos!, que ritmo lleva y eso que a mí me encanta bailar, pero este niño me sorprende cada día más, que energías que tiene.

Al día siguiente, viernes, fue el turno del cole de Terremoto, en él lo que hicieron fueron las beneïdes o bendiciones de los animales. Peques y profesores se trajeron sus mascotas. Los gatos y perros eran llevados un poco antes por los padres y luego se los llevaban de nuevo a casa. Terremoto se ha llevado sus caracoles tal y como le prometí cuando montamos la pecera de caracoles. Como estos no son peligrosos ni se fugan, se han podido quedar con él en la clase. Cuando he ido a buscarlo aún había algún animalito en el centro y el director del cole se llevaba de vuelta a su casa un periquito verde y amarillo. Para trasladar los caracoles he cogido una fiambrera grandecita y transparente. Le he puesto un poco de tierra en el fondo y un trocito de col mojada, los caracoles los he despertado un poco con algo de agua antes de partir. Para taparlo he empleado film de cocinar, así he podido hacer unos cuantos agujeros para que respiraran bien. Por si las moscas lo he sujetado con un elástico. Cuando he recogido a Terremoto los caracoles aun se pasaeaban a sus anchas por su recinto improvisado.

En cuanto a San Sebastián, decidimos acudir a dos de las actividades programadas.

El sábado por la mañana había varias opciones. Nosotros nos hemos decantado por ir al Castillo de San Carlos, justo en la entrada del puerto de Palma. Se trata de una antigua fortaleza que protegía el puerto medieval de la ciudad. En él ha habido dos recreaciones históricas con una exhibición de esgrima medieval y de tiro de arcabuces con soldados mallorquines de  la época napoleónica por parte de unos antiguos conocidos de otras actividades. Fuera se podía hacer un paseo en pony y se tenía programada una torrada al aire libre. Tenía preparados unos pinchos de carne con verduras, pero se ha puesto a llover a la hora de comer y nos hemos ido a casa donde nos hemos hecho la torrada al horno y también ha salido bien buena. Pero no nos adelantemos, en el Castillo de San Carlos hemos llegado a una buena hora y el aparcamiento que habilitan en el recinto del castillo estaba aún despejado, así que el acceso ha sido bastante cómodo. Esto ha sido oportuno especialmente para salir pintando cuando ha empezado a llover al final.

gener 098

En el exterior del castillo había unos ponis para pasear por allí. Cuando hemos llegado no había mucha gente en ellos, pero poco a poco se ha animado y luego no paraban de dar vueltas. En el interior del castillo hemos podido asistir a exhibiciones de esgrima de todo tipo: medieval, con escudo, sin escudo, con espada ropera, con espada y daga… Y mientras tanto por allí se paseaban los soldados napoleónicos, como si hicieran la guardia. Hemos aprovechado para dar una vuelta por las salas, y por el exterior de los muros, desde donde se disfruta de unas vistas muy buenas sobre el puerto y la ciudad. A media mañana se han empezado a oír descargas de fusiles, y en el exterior se habían preparado los napoleónicos con sus fusiles, cargados solo con pólvora, demostrando como se disparaba en esa época. Tras hacer un par de salvas frente a la entrada, han ido a un espacio más amplio, donde han empezado a realizar ejercicios de instrucción tal y como se hacían hace dos siglos, aunque seguramente algo más lentos. Se notaba que no tenían tanta práctica como los soldados de la época, ya que bastantes disparos han tenido que repetirlos ya que la pólvora no se disparaba. Y así entre una cosa y otra ha pasado la mañana, aguantando la meteorología hasta que a última hora, cuando se empezaba a acercar la hora de la torrada, se ha puesto a llover con ganas. Rápidamente hemos recogido y nos hemos vuelto hacia casa para comer en seco, tras haber disfrutado de una agradable mañana.

gener 088

El lunes por la mañana nos fuimos al Castillo de Bellver, allí nos esperaba un prometedor día de jornada medieval y carrusel musical por parte de la policía montada del Ayuntamiento. Como suele estar difícil aparcar arriba, hemos dejado el coche en la parte baja del bosque y hemos subido al castillo por el bosque, es una excursión chula y relativamente corta, salvo que lo hagas con un par de nenes que se pasan todo el tiempo hablando, haciéndote parar, haciéndote correr, explorando, colgándose de tú manga o de tu chaqueta o de tu mano. No sé porque los dos estaban especialmente pesaditos y la excursión, tanto la subida como la bajada ha sido toda una odisea. Arriba hemos tenido un fiasco. En otros años han hecho lo que tenían programado para hoy y había sido siempre buenísimo, pero este año el Ayuntamiento ha estado con las fiestas en plan cutre rácano. Lo que normalmente eran unas cuantas paradas de artesanía, cuentacuentos, la asociación de arqueros de Mallorca, los foners u honderos y otras más se ha reducido espectacularmente. Las actividades que los otros años se hacían en la zona de alrededor del foso se han suprimido todas. Sólo había una parada que vendían quesos y muy normalitos por cierto, y en un rinconcito los honderos casi escondidos.

P1080142

El sarao lo han trasladado todo dentro del recinto del castillo y eso ha hecho que estuviera todo amontonado, incómodo y encima las pocas cosas que han hecho eran muy cutres porque así amontonadas no lucían y las colas eran muy incómodas. Las aves de la asociación de cetrería era interesante y estaba muy bien. La parte positiva es que el museo y todas las estancias del castillo estaban abiertas y las hemos visitado. Había un cuentacuentos de narraciones musulmanas, con todos los peques apelotonados en un pequeño espacio, apretujados. Al lado, el escenario donde el rey nombraba caballeros y de tanto en tanto paraba para ir fuera a fumar un piti. Mientras los niños esperando. Justo al lado también con no mucho espacio para ellos, un grupo hacía una exhibición de esgrima medieval. Entre todo este cúmulo de propuestas, el público. Vamos, un caos. Personalmente hubiera preferido que esas actividades se hubieran distribuido por la parte de entre los fosos y el patio de armas, como los otros años. Hubieran ganado en espacio, comodidad y presentación. Para rematarlo en el salón del trono, donde los otros años se nombraba a los caballeros y damas, este año lo han reservado para un campeonato de ajedrez, que me parece muy bien que se haga el campeonato, pero lo único que faltaba para estar más apretado era simultanear estas dos cosas tan poco coherentes, por mucho que sea un juego que nos llegara durante el medievo.

P1080157

En la entrada al castillo nos hemos encontrado que no dejaban entrar y hemos tenido que esperar un buen rato casi una hora, porque como dentro del castillo estaba abarrotado porque lo habían concentrado todo en el patio de armas pues hasta que no saliera no sé qué número de gente no dejaban entrar a nadie. Los que entraban los tenían muy controlados ya que iban con el aparatito ese que tienen las azafatas de los aviones cuando cuentan el número de pasajeros de las filas.

Bueno, nos hemos dado una vuelta por el castillo y lo cierto es que los peques con lo que se lo han pasado mejor ha sido con el museo y luego con los honderos. Es una autentica pena como han sido las fiestas este año. Se han suprimido muchas actividades de las que antes se hacían para las familias. Se han suprimido los fuegos artificiales que eran tan chulos y retrasmitían por la tele y han dejado un triste correfoc que tenía mucho que desear en comparación con los que se solían hacer. Muchas actividades que se hacían por separado, bien organizadas y que te daban para dos días de actividades cómodas en familia las han unido como hoy que con el caos del castillo no hemos podido ir a ver el carrusel de los caballos. Es una auténtica pena, y me sorprende que lo único que han mantenido bien y encima han aumentado han sido las plazas y la verbena musical que es precisamente lo que menos me gusta porque no suelen estar muy controladas y la gente acaba como acaba, es una diversión sólo para un sector muy concreto de gente y allí las familias con niños o gente más mayor ni asoman la nariz. Puede que alguien piense que lo de la verbena lo digo porque ahora tengo hijos, pero quiero comentar que quitado de unos pocos años que fui a las verbenas, hace mucho que dejé de ir por ser un auténtico caos cuando empezaron a proliferar tantas plazas. Antes cuando había sólo cuatro era mucho más controlaba y se disfrutaba mejor. Ahora con tantas es un desmadre porque están poco controladas.

gener 067

Así que pese a que lo del sábado fue chulo y las actividades de los coles de los nenes estuvieron muy bien, este año las fiestas de San Sebastián han tenido un mal sabor de boca.  Han sido una pena las fiestas este año.  Habría estado bien no poner más plazas de música de las ya muchísimas que tenían. Este año en total han sido ocho plazas y entre todas han actuado 36 grupos en una sola noche. Creo que hubiera sido mucho mejor mantener las tradicionales y haber podido dedicar algo del presupuesto para la fiesta infantil que se hace una mañana y el día medieval en Bellver hubieran ido mínimamente bien y con algo un poco decente. Pero claro, los niños no votan.

gener 063

Recopilatorio de un otoño en la vida de Tsunami

3 Dic

Esta entrada tiene dos motivaciones, una más general y otra más particular. La general sería para aprovechar y hacer un pequeño resumen de actividades que hemos ido haciendo desde el final del verano hasta ahora y que por falta de tiempo o preferir tratar otros temas han quedado relegados un poco, luego aparcados y finalmente “olvidados”. El motivo particular es más cariñoso. Este post va a ir dedicado a la abuela de Tsunami, va por ti Mari.

Os he comentado unas cuantas veces que los padres de mi pareja no viven aquí en Mallorca, que están en Cataluña. Mi chico es medio catalán, medio burgalés. Pues bueno, poco antes o más o menos coincidiendo cuando estábamos buscando a Tsunami, los padres de mi pareja se jubilaron. Bajaron por última vez las barreras del negocio y se sumaron a lo que algún día todos tenemos las ganas de poder disfrutar. Los abuelos decidieron que querían irse a vivir a otro lugar y buscaron casa por España. No voy a negar que no me hubiera gustado que tuvieran algo por la islita, no para que me criaran al niño, sino para poder disfrutarlo más. De momento los hermanos de mi pareja dudo que los hagan abuelos en los próximos años. Ahora que uno aún es joven es cuando puede disfrutar de jugar con un pequeño y verlo crecer cada día, sobre todo con lo rápido y aventurero que es nuestro Tsunami, ya más o menos lo conocéis todos. Pero cada uno elige lo que a él más le gusta y los abuelos se buscaron una casita por Cantabria, con vista a los pastos, las vacas, burritos y supongo que otra fauna variada de la que nos irán hablando próximamente. Este mes pasado les dieron la llave y ya están viviendo allí. Como una pareja de novietes se fueron con lo mínimo y están llenando la casa de muebles, recuerdos y según me ha dicho, muchas fotos del peque,  para convertirla de una casa a un hogar.

La abuela siempre ha estado muy pendiente de Tsunami. Cada vez que ha podido se ha venido para verlo, aunque las visitas han sido cortitas e intensivas. No se muy bien si desde Cantabria los vuelos y tal serán tan fáciles de pillar como desde Barcelona, ni si ahora podrá venir tantas veces a ver a su peque. Por otra parte, sé que aún no tiene internet pero que ya ha buscado un sitio donde poder acceder, supongo que algún ciber-cafe o así, no se. Así que le he preparado especialmente para ella este post dedicado a foticas de su peque, del nene más chulo del barrio, del más intrépido, del más escalador y del nieto más guapo que se puede tener en este mundo mundial (nota: ya sabemos que eso es lo que sienten todas las madres y abuelas por sus peques, pero como este caso no es una excepción pues dejo buena constancia de ello). Así que Mari, estas foticas van para ti, para que puedas ver lo maravilloso y lo bien que crece el peque y que el día que puedas venirte a verle no te sorprendas, al menos demasiado, cuando veas el nene en que se ha convertido Tsunami. Muchos besos para la abu y un gran barreño para que no deje el ciber lleno de babitas. Hasta pronto Mari.

octubre 2012 073

octubre 2012 192

octubre 2012 393

octubre 2012 336

octubre 2012 250

octubre 2012 437

octubre 2012 496

octubre 2012 522

octubre 2012 542

P1060511

P1060527

P1060750

P1060812

P1060867

P1060912

P1060938

P1070188

P1070178

P1070250

IPHONE 2012 964

IPHONE 2012 1069

IPHONE 2012 1147

octubre 2012 018

octubre 2012 032

octubre 2012 061

Este fin de semana hemos estado en la feria de la miel de Llubi y os enseñamos otra receta de cocina mallorquina: sobrasada con miel

21 Nov

Ya os he hablado alguna vez de como nos gusta el cole de Tsunami. Los más pequeños, de tres, cuatro y cinco años, están en un edificio anexo al grande. Este edificio es como una especie de chaletito y lo llaman “la casita”. Además de la educación de los peques, se fomenta mucho el ambiente de compañerismo entre los nenes de la casita y entre estos y los del edificio grande. Hacen muchas actividades en común y mucho trabajo en grupo. Ahora están empezando a presentar a los peques de tres añitos, a los más mayores del edificio grande. Esta presentación tiene la finalidad de que los peques elegirán uno de los mayores que será su padrino y el peque su ahijado, y los próximos tres años realizaran trabajos juntos y se responsabilizaran un poco de sus ahijados. Este ambiente ha llegado también al nivel de los papás. Al poco de empezar se nos pidió permiso para darnos los correos electrónicos entre todos los papas de la clase. Unas mamis, crearon una lista de correo para poder comunicarnos mejor, poner actividades interesantes, informar de cosas importantes, poder debatir y poner en común temas que nos interesen, ponerse en contacto con otros papis que sus nenes hagan el cumple el mismo mes para hacer la fiestecita juntos… vamos, para lo que se nos ocurriera o necesitásemos.

Este viernes pasado, nos encontramos en el correo una invitación de unos papas de un compañero de Tsunami. R. y sus papás, viven en un pueblo llamado Llubí. Este domingo se celebraba una feria anual dedicada a la miel. Los papis invitaban a todos los nenes que quisieran acercarse a pasar el día con ellos. R. es muy amiguito de Tsunami, llegan por la mañana a la misma hora y junto a otro nene siempre juegan juntos antes de entrar en la casita. Así que el domingo por la mañana nos fuimos para Llubí. Teníamos el teléfono de los papis, pero nos fue necesario ni llamarlos, ya que nos encontramos todos en la zona de parque de juegos que había en uno de los laterales de la feria. Cuando los nenes se vieron se pusieron contentísimos y empezaron a jugar sin parar, estaban para comérselos.

Yo no conocía ni al R. ni a sus papás, ya que es papa de Tsunami quien le lleva y recoge normalmente del cole. Lo cierto es que el encuentro fue muy agradable. Cualquiera hubiera dicho que nos conocíamos de toda la vida. Además de nosotros, habían venido otros dos compañeros más con sus hermanitos mayores y una hermanita menor. Todos esperaban conocer a Terremoto, porque Tsunami es el único niño que tiene un hermano tan mayor en la casita, pero ese fin de semana estaba con su papá, así que otro día le presentaremos a los amiguitos del peque.  Hicimos un grupo y entre todos  visitamos la feria. Vimos las paradas dedicadas a los productos derivados de la miel, desde conservas de higos secos con miel o frutos secos con miel, evidentemente, botes de miel, cera, velas de cera natural, botellas de hidromiel… la de cosas que se pueden hacer con la miel. La miel debía ser buenísima, porque a su olor habían acudido una cantidad de abejas que revoloteaban y se posaban sobre los botes intentando llegar a su interior, pobrecitas.  En la plaza hay una fuente, que cada año para la ocasión la tiñen de ambarino para que parezca que emana miel, y reconozco que estaba muy chula, uno no se encuentra cada día una fuente que emane miel.

Había un stand donde vendían la maquinaria que se usa modernamente para la apicultura y en otro y como contraste, había los útiles y ropa que se utilizaba antiguamente. Este último les llamó mucho la atención a los peques. Por cierto, el traje actual con el casco ese de rejilla y todo, vale unos 38 euros, jeje, nunca me había planteado que valían, aunque había otros más baratos. Entre las exposiciones también había maquinaria antigua empleada para la recolección y comercio de las alcaparras, de gran tradición entre las mujeres de dicho pueblo. Sé que en otros lugares no es muy habitual, pero en la cocina mallorquina hay diversas recetas de cocina con alcaparras, además de como complemento en los pà amb oli (pan con aceite y tomate) que están de rechupete. Por desgracia no se vendían alcaparras, con lo que me gustan.

Nos compramos varios frascos de diferentes clases de miel, de romero y de flores de otoño, unos cuantos embutidos  y una botella de hidromiel casera, que no es que en casa seamos mucho de beber, más bien poco, pero bueno, nos hizo ilusión y pillamos una.

La mamá de R. nos comentó que el ayuntamiento tiene un puesto en el que te invitan a unos buenos aperitivos de sobrasada con miel, y allí fuimos, para catar el aperitivo. Tengo que decir que la cola no era muy grande y que repetimos varias veces. Al final, Tsunami que era algo reticente, acabó pillándole el gustito y dando buena cuenta de unos cuantos trocitos de pan.

Durante el paseo conocimos a unos amigos de estos papás y a todas sus abuelas. En comparación con nosotros que somos poquísimos de familia, encontrarnos con toda la familia de R. fue toda una experiencia.  Es la típica familia en la que son muchos hermanos y entre unos y otros y tíos solteros y abuelas de verdad, cuando se juntan hay para llenar un campo de futbol. Nos invitaron a todos a ir a su casa a comer una pà amb oliada y allí fuimos. Tengo que decir que me encantan las casas de pueblo, son tan espaciosas y todas con su huertito detrás, en este caso, todo un terreno lleno de naranjos. Esta casa era preciosa, había sido arreglada pero con todo el encanto original. Pero lo mejor no fue la casa, fueron las personas que había dentro de la casa. Nos lo pasamos fenómeno oyendo las historias de las abuelitas, viendo jugar a los peques, ayudando a montar la mesa y todos los platos que se llevaron. Fue como tener una nueva familia por un día. Además parecía que hubiéramos estando ensayando, porque sin decirse nada cada uno se asignó una misión y en un momento lo tuvimos todo montado.  Los nenes comieron en una mesita, y se portaron como hombrecillos. Los mayores estábamos en una mesa cerca y les dábamos vistazos y ayudábamos si lo necesitaban, aunque realmente se desenvolvían muy bien. Después de un agasajo de pan con toda una tabla de quesos, de jamones, de embutidos y pates de todo tipo, así como aceitunas, pepinillos y todo lo que se precie a la hora de montar un buen pà amb oli, pasamos de postre a una hermosas uvas. Para los más golosos nos habían reservado una sorpresa, unos buñuelos, como los que os comenté para Ses Verges, y unas ensaimadas de cabello de ángel que estaban para chuparse los dedos. No os tengo que contar como se pusieron las botas los nenes, que además de todo esto tuvieron su particular rinconcito con lacasitos y conguitos de chocolate.

Pero como buenos niños que son, hay que decir que no pararon de jugar ni de moverse y que quemaron todo lo comido con creces.

Me reí mucho cuando el papá les dijo que iban a enseñarles la habitación de su pequeño anfitrión, y automáticamente todo el remolino de pequeñajos que le rodeaban se le colocaron enfrente perfectamente formaditos en fila para ir a subir al piso de arriba. Te sorprenden tantas veces. Papi de Tsunami me dijo que se habían hecho una foto todos los peques sentados en la escalera y que probablemente nos la envíen por correo.

Así que como veis, con este encuentro no sólo conocimos un poco más a unos cuantos compañeros y a sus papás, sino que empezamos a montar lo que serán los futuros lazos de unas amistades. La mamá de R. nos contó que el peque estaba tan emocionado con que iban a venir sus compañeros que por la noche le había costado mucho dormirse.

El encuentro fue tan majo que ayer se comentó que no estaría mal que si alguien sabía actividades para hacer algún fin de semana concreto con los peques se dijera por la lista y así nos enteráramos más familias. Realmente el buen rollo del cole de Tsunami me gusta. Papi Tsunami me dijo que cuando llegaron el lunes al cole los peques estaban muy contentos. La profe nos dijo que el grupito que había estado en Llubí contaron al resto todo lo que habían visto y hecho. Una de las nenas que fue se trajo un cómic de las abejas que habían comprado allí y lo estuvieron leyendo y mirando entre todos. Por su parte, R. se trajo unos botes de miel para que todos los compañeros la probaran y pudieran experimentar con ella. Así que el lunes tuvieron una clase improvisada sobre las abejas, las colmenas y la miel.  Tsunami vino contentísimo y con ganas de ir pronto a otra actividad de este tipo con sus amiguitos.

Para acabar, os voy a contar como se hace este plato, aunque realmente no tiene mucho secreto.

Sobrasada con miel

Ingredientes:

Un buen pan payes

Una buena sobrasada

Una buena miel

En la feria nos dieron rebanadas de pan payes cortado. En un cuenco habían puesto la pasta de la sobrasada, que se saca sin dificultad simplemente quitando la piel. Habían mezclado esta pasta con unos cuantos cucharones de miel (porque lo hacían a lo grande, en realidad basta con unas cucharitas o regarla e ir mezclando). Luego tienes que poner con una cuchara esta mezcla sobre el pan y ya está.

Yo cuando lo he hecho alguna vez en casa, he tostado antes el pan y luego sobre la tostada he puesto la sobrasada, sin la piel, la miel encima, y le he dado un golpe de gril con el horno, así queda medio fundido y tostadito y a mí me gusta más.

Y como parece que esto va ha ser más popular de lo que creía, aquí os dejo el enlace a la web de webos fritos, donde hace también una versión que no he probado pero parece muy interesante y prometo un día ponerle remedio

Así que os dejo con este olorcito tan delicioso y chupándoos los dedos. Bon profit.

Tsunami, el niño que quería volar

9 Nov

Es de todos conocido el ansia de mi pequeñajo por conseguir siempre llegar a lo más alto, ya sea escalando las sillas o subiéndose cual casteller a sus papis. También tiene al tío J.A. (mi ex) amargado con eso de que lo tiene que subir cual salto de bailarina de ballet, para tocar con la mano el techo. Éste es un niño de altos vuelos que cuando va en avión se pide ventanilla y no se pierda nada.

Hace unas semanas hicimos una actividad que aún no os había podido comentar. A través de la web de mami mamita mama me enteré que en el bosque de Bellver hay un parque de niños que no teníamos controlado. Así que nos fuimos un fin de semana a investigar.

El parque es muy chulo porque se baja a él por un tobogán… también hay escaleras, pero quien quiere escaleras cuando se puede bajar por un tobogán gigante. Así que toda la familia en pleno nos deslizamos por el gran tubo sin fondo. He dicho todos, porque aquí una presente también lo hizo. Bueno, rectifico, más que deslizarme yo me arrastré, ya que no se si serán los años o los kilos (yo apostaría por los kilos, pero seremos discretos y dejaremos la incógnita anterior al aire) pues eso, que yo me quedaba encallada, incluso en los tramos de más cuesta, snif, snif, mi autoestima por los suelos.

El parque no es muy grande pero tiene una cosa muy chula. Una tirolina. Adivinad quien se quedó en plan Oooooooooohhhhhhhhhhhhhh!!!!!!! Cuando hubo salido del tobogán. Efectivamente, Tsunami, el niño que soñaba con volar y allí enfrente estaba la posibilidad de culminar su sueño. Mamá ha procurado no llevarlo a los acantilados donde suelen tirarse en ala delta, que ese es capaz de colarse en una y a grito de Jeróoonimo volar de verdad.

En esos momentos la tirolina estaba un poco solicitada y tuvimos a los peques algo distraídos con las otras zonas del parque. El peque haciendo acopio de valor y para ir preparando el cuerpo para lo mejor, nos sorprendió tirándose sin pestañear por la barra de los bomberos, como la llamo yo. Huelga decir que mamá no las tenía mucho consigo. Por suerte, papá de Tsunami no ha pasado por todas las crisis de niño hiperactivo que sufrí yo en su momento con Terremoto y cuando el peque hace algo “normal” para su edad, pero que me sobresalta mi sistema de alerta maternal más de los que mandan los cánones pediátricos, pues sabe tranquilizarme. Yo lo siento, pero cuando una ha pasado por lo que ha pasado con el mayor, lo de mentalizarte que el peque tan sólo es un intrépido aventurero pero con mucho sentido de no voy a despeñarme, me cuesta mucho.  Y quien nos lo iba a decir, Terremoto que en sus años mozos ya hubiera subido al sitio más alto y se hubiera despeñado, con los años se ha vuelto un miedica y comodón y casi hay que animarlo para que se monté en algo sin cara de pánico.

En un momento la tirolina estaba menos solicitada y aproveché para acercarme al sitio. Cuando llegué una chica acababa de tirarse y luego tienen que subir el cachirulo con el que se tiran (supongo que tendrá un nombre y no debe ser cachirulo, pero como no se cual es a partir de ahora me referiré a él como cachirulo con vuestro permiso). Le pedí  a la chica si se podía montar hasta que llegáramos al sitio donde se tiraban y no hubo problema. Yo pensaba que serían unos metros y ya estaba, jeje, inocente de mí. No me pidáis como lo hizo, porque éramos unos cuantos que sujetábamos el cachirulo cuando lo subimos, pero Tsunami hizo una hábil maniobra que aun no comprendo, y consiguió deshacerse de todos y salir volando con la tirolina hasta el final del todo, rebotar con el gran muelle y volver hasta la mitad del recorrido. Su cara de felicidad, bien cogidito, porque suicida no es y mirando como el cachirulo iba rodando por la cuerda, fue para filmarlo. Como podéis imaginar, después de eso y viendo lo que vimos nos pusimos en la cola y el peque se puso las botas de lanzarse. De allí a Marte sólo hay un par de años de entreno. Como debéis imaginar cuando nos fuimos del parque el pobre Tsunami llorando porque se quería tirar más. Cuando le dijimos que otro día iríamos nos decía que no quería ir otro día, que lo que quería era que no nos fuéramos ahora.

Me gustaría dejaros con unas cuantas fotos del parque de Bellver y de Tsunami aviador de tirolinas, pero estas estaban dentro del grupo de fotos que borramos sin querer, snif, snif. En lugar de eso os dejo con unas cuantas fotos del peque ensayando para astronauta y luego sí, una filmación que papi Tsunami hizo con su móvil, así que podréis ver al peque como todo un profesional. Hasta el infinitoooo y más allaaaaaaaá.

La montaña que escondía un tesoro y el apadrinamiento de tejas.

19 Oct

Dins el cor de la montanya,

Mallorca guarda un tresor.

El 22 de julio de 1883 cinco  mil peregrinos subieron a Lluc. Ese año se estrenó la canción de los Peregrinos “Dins el cor de la muntanya” de Miquel Costa i Llobera. Hoy he empezado este post con los dos primeros versos de este poema, porque verdaderamente dentro el corazón de la montaña, Mallorca guarda un tesoro.

Pero no es sólo un tesoro desde el punto de vista religioso, no, para los mallorquines Lluc es mucho más que eso.

El pueblecito de Lluc es la capital del termino municipal de Escorca, uno de municipios tirando a grandecitos de la isla por lo que respecta a su extensión, pero por el contrario uno de los menos poblados de todos. Escorca está ubicada justo en plena Sierra de Tramuntana, que hace unos pocos años fue declarada Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, tras una masiva recogida de firmas solicitándolo. Yo creo que desde diversos puntos de vista todos los mallorquines estamos muy orgullosos de Lluc.

Desde el punto de vista religioso y como referenciaría la canción, dentro la montaña está la Virgen Negra, la Moreneta, la Mare de Deu de Lluc, patrona de Mallorca. Es una talla de pequeño tamaño que según la leyenda fue hallada por un pastor y un monje, tras haberla trasladado en repetidas ocasiones al oratorio de Sant Pere d’Escorca, la imagen aparecía de nuevo en el mismo lugar, así que allí se le erigió un templo. Las primeras noticias sobre su construcción son del 1268. Pero ese lugar tiene algo más, su relación con lo sagrado se remonta a la época de la edad del bronce y del hierro y su nombre deriva del latín Lucus o bosque sagrado.

El pueblo nació bajo la protección del monasterio y a su alrededor. Unas cuantas casas en uno de los lados del patio de los peregrinos, entre las que están un bar, un horno, el Ayuntamiento, dos o tres restaurantes y no recuerdo ahora si algo más. Pero este monasterio en particular es algo más, es el segundo tesoro guardado en la montaña, la cultura. Hace más de un siglo que va siendo un reducto de sabiduría y cultura. En él se ubicó un colegio de niños, actualmente de niños y niñas, que en su momento fue un muy agradecido recurso a la población de los pueblos de Mallorca para compensar una oferta educativa que en nada se parece a la de ahora. Los niños allí alojados estaban en régimen de pensionado pues las comunicaciones no eran como las de ahora. Eran instruidos en todas las disciplinas educativas y también en el canto. Els Blauets de Lluc que así se llama la escolanía por el color azul de sus sotanas. En un principio estaba formado por seis niños, en la actualidad son más de cuarenta niños y niñas y sigue siendo hoy en día uno de los coros de voces blancas más bonito de la isla que el día de Nochebuena nos regalan con el ancestral Cant de la Sibil·la, declarado también como Patrimonio intangible de la Humanidad, y que profetiza el fin del mundo. Muchos intelectuales mallorquines nacidos en la part forana recibieron su educación en ese monasterio. Así que como veis también ha tenido una importancia en el campo educacional y cultural. Amén a un interesante Museo de Historia.

Pero  en un lugar como este no podrían faltar también las leyendas. Muchas son las que le rodean, entre ellas la historia de El Salt de la Bella Dona una historia turbulenta en la que el amor, los celos y la religiosidad se mezclan y finalmente la bella mujer que se había lanzado por el acantilado encomendándose  a la Virgen, aparece milagrosamente viva y casa con su enamorado. Cuando se sube a Lluc por una estrecha y serpenteante carretera, encontramos un gran precipicio que lleva precisamente este nombre,  El Salto de la Bella Mujer.

Lluc es lugar de refugio, tanto de los pelegrinos que hasta allí llegaban, como de los actuales visitantes que disponen de numerosas celdas con camas, baño individual y calefacción. También se pueden alquilar pequeños apartamentos con cocina y más comodidades situados en la plaza de los pelegrinos. Para los más aventureros dispone de zonas de acampada y en su alrededor hay multitud de mesas y bancos, así como de lugares preparados para hacer hogueras y disfrutar de unas horas en familia. Los más comodones disponen de unos tres restaurantes, un horno y creo que sólo un bar. Esto y su paisaje hacen que Lluc sea un enclave vivo, donde cada día hay un visitante. Donde las rutas de montaña y excursiones son abundantes y hermosas.

Y en relación a este sentido popular, cada año se organizan varias peregrinaciones populares hacia el santuario, las más conocidas son las diversas subidas desde la part forana y la popular subida Des Güell a Lluc a peu que consta de unos 48 kilómetros y suele durar entre 8 y 13 horas. Se realiza la noche del primer sábado del mes de agosto. El Güell es un bar de barrio que había cerca de la casa donde antes vivía. Si bien se dice que la iniciativa surgió de un grupo de amigos en 1974 para agradecer a la Virgen el que una niña saliera ilesa de un accidente, mi madre y mi tío me contaron una vez que cuando ellos eran jóvenes, mi tío era amigo de Tolo Güell, el que ahora organiza estas marchas, según me dijeron otro amigo había hecho una promesa y tenía que subir a Lluc a pie, les pidió a unos cuantos que le acompañaran y habían quedado para salir del bar Güell,  el grupo de cinco jóvenes estaba formado por el chico que había hecho la promesa, mi tío, Tolo Güell y otro más. Parece ser que los únicos que llegaron por la madrugada finalmente a Lluc fueron mi tío y ese chico. Que yo sepa Tolo Güell nunca ha contado eso y tanto mi madre como mi tío ya han fallecido y tampoco recuerdo el nombre de los otros dos jóvenes que subieron.  Puede que fuera una casualidad pero lo que si podemos asegurar es que el pueblo de Mallorca solía realizar estas peregrinaciones de forma bastante habitual, y según el relato de mi tío parece que eso de salir desde el Güell ya viene de lejos.

Escorca es además un lugar mágico, es la naturaleza pura así como ha estado siempre durante siglos y siglos. Los últimos grandes encinares que hay en sus laderas, las formaciones pétreas características, su flora y fauna que hoy en día cuesta mucho encontrar en tal estado y en tanta cantidad bien han sido valoradas cuando la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad. Así que desde el punto de vista de la madre naturaleza, esta montaña también guarda otro tesoro

Como veis, Lluc tiene muchos motivos para guardar un tesoro, o unos cuantos. Recuerdo que de pequeña iba con mis padres, mis tíos y mis primos a hacer una paella en Lluc los domingos. También muchas veces hemos subido con los peques para disfrutar de ese impresionante paisaje y calma. Pero hace poco la madre naturaleza, esa que tantas dádivas ha prodigado en ese rincón, se cebó con su santuario. Un fin de semana un fuerte tornado de corta duración asoló aquel rincón.  Dos semanas después subimos a verlo. Cuando contemplé todo aquello unas lágrimas resbalaron por mis mejillas. Algunos árboles ancestrales habían sido arrancados de raíz, el centenario Lledoner estaba casi sin ramas, pero por suerte sigue vivo y espero que sobreviva. Pese a que habían quitado muchas ramas de en medio, los restos estaban por allí rotos, esparcidos. El bosque había sido dañado. El edificio también sufrió algunos destrozos, un pequeño reloj de la fachada de la iglesia se había roto, pero lo peor lo sufrieron el largo tejado de la porchada y el abrevadero donde durante siglos se habían refugiado peregrinos y bestias a su llegada al monasterio y que hoy conformaban uno de sus espacios más entrañables. Habían desaparecido todas. Supongo que muchísimas volaron y se rompieron, pero las que pudieron salvarse se han desmontado. Ahora estas sobrevivientes han sido ubicadas dentro del monasterio, y una vez más el pueblo de Mallorca ha acudido en auxilio de su tesoro. Se creó una iniciativa popular para su restauración, cualquiera que quisiera podía acercarse allí y por dos euros o una voluntad, podías apadrinar una teja. Podías elegir una y escribir algo, tu nombre, un pensamiento o simplemente dejar constancia de tu paso por allí. Y allí estaban todas las aún inmaculadas y las ya apadrinadas tanto por foráneos como por extranjeros, porque Lluc y la Sierra son Patrimonio de la Humanidad y también es la casa de aquel que quiera acercarse y buscar una experiencia única según sus deseos.

Nosotros elegimos una. Sólo pusimos nuestros nombres. Esa teja es también un pequeño granito de arena, como muchos pequeños granitos de arena que he ido poniendo en varios sitios y de diferente forma en mi vida, pero todos esos granitos pueden hacer una playa. La fuerza de un pueblo es grande y el amor por sus maravillas también.

PD: Siento ilustraros este post con fotos de prensa tomadas por Joan Pons, y sin que aparezca nuestra foto de apadrinamiento, pero hemos tenido un percance a la hora de bajarlas y se nos han borrado todas, han salido volando como las tejas con el tornado.

No todos los dibujos animados son para niños, también existen los dibujos de mayores.

15 Oct

Pues eso, pero me da que poniendo sólo eso el post iba a quedar algo soso, así que os comentaré cuatro cositas que se.

Que los primeros dibujos animados fueran para niños no lo tengo muy claro, al menos desde el punto de vista de protección e instrucción de la infancia.

Desde hace ya algunos siglos primero el dibujo impreso y luego los inventos basados en la persistencia de la imagen en la retina del XIX usaba también esa técnica para la crítica o reproche a las situación social y política del momento. Las primeras películas de dibujos animados propiamente dichas se sitúan en el primer decenio del siglo XX. En 1911 tenemos  Little Nemo de Winsor McCay. En 1916 George Herriman con Krazy Kat, creará la industria del dibujo animado y los cortos. En 1917 Max Fleisher patenta el Rotoscopio, técnica que consiste en filmar personajes reales y luego colorearlos como la animación tradicional, de esta forma se les dota de unos movimientos extremadamente reales. Entre 1919 y 1930 la industria del dibujo animado se acabaría de consolidar con los dibujos de Felix el gato, precursor de los animales antropomórficos que crearía más tarde Disney.

Disney sería una referencia indiscutible en el mundo de la animación, crearía la primera película de animación sonora, una peli de Mickey Mouse de 1928, que duraba un poco menos de ocho minutos. La primera película de animación a color, Árboles y flores,  en 1932. Y el primer largometraje de dibujos en 1937 con Blancanieves y los siete enanitos, a este le seguiría títulos como Fantasía en 1940 o Dumbo en 1942 entre otros.

Entre los primeros dibujos que no fueron creados por Disney podemos encontrar  a Betty Boop (1930-1939) y Popeye el marino (1930-1947). Walter Lantz, padre de Woody, El Pájaro Loco, introdujo el sadismo y el furor destructivo en el género, luego reproducido en Tom y Jerry, de Hanna Barbera. No os voy a martirizar mucho más con la historia de la animación, pero como habéis podido comprobar no se tardó mucho en introducir entre estos títulos las referencias a la crueldad e incluso dentro de la misma Disney que presume de una política de no sangre son una constante. No se muy bien si para conseguir una carcajada fácil o simplemente porque en aquellos años los valores educativos de los niños no eran tan exigentes como lo es para algunos padres hoy en día. Digo algunos porque de todo hay en esta vida, pero esto lo trataré dentro de un ratito.

Ha habido varios creadores de lo que se consideraría el género de dibujos animados para adultos. Uno de sus principales precursores fue Ralph Bakshi , que si bien empezó con el dibujo para niños con personajes como Super Ratón, luego se desvió al dibujo para adultos con numerosos títulos entre los que podemos citar Fritz el gato , Heavy Traffic en 1973, Wizards en 1977, Tygra: hielo y fuego en 1983 y Cool World en 1991 una rocambolesca historia donde mezclaba dibujos animados con personajes reales y en la que actuaban Brad Pitt y Kim Basinger.  Siempre me ha llamado la atención que Bakshi siempre dijo y repitió que sus dibujos eran para un público adulto, no obstante se le criticó incluso de una manera muy agresiva de que sus dibujos no fueran para niños, en su momento grupos de padres y educadores se sintieron confundidos con los dibujos de Bakshi debido a la falta de costumbre  de producirse películas de animación para adultos y a no señalarlas como cine de adultos. Con lo que llegaron a su confiscación en escuelas por su alto contenido erótico y violento.  A través de sátira y los comentarios políticos, Bakshi abrió el camino a la animación para adultos. También a él se debe la profusión en la utilización de la rotoscopia con la que se conseguía una mayor calidad en el dibujo. Con los años y aunque nunca se le ha valorado por esto, sino que al contrario también fue fuertemente criticado, la rotoscopia y la utilización que le dio Bakshi fueron las precursoras de la actual técnica de captura de movimiento por ordenador o rotoanimación.

Muchas veces pienso que uno de los principales problemas que tenemos actualmente se gestó en ese momento fue precisamente esta falta de comprensión y especificación de que había dos tipos de dibujos lo que motivaron que muchas veces lo obviemos.

Actualmente sigue habiendo mucho dibujo de adultos, una gran parte del género Anime se podrían englobar dentro de esta clasificación. También hay otras series, no las nombraré todas, sólo citaré algunas como South Park, de gran cinismo y agresividad, aunque por lo menos se emitia en horario nocturno. Esto no ocurrió con series como Los Simpsons,  Futurama, Padre de familia o Shin Chan, sin ir más lejos que suelen emitirse dentro de horario infantil, o al mediodía cuando muchos comen delante de la tele.

Nuevamente son muchos los sectores que se quejan y además de estos dibujos que he citado también hay gran cantidad de dibujos que tienen un alto contenido agresivo o bien unos valores superficiales en los que se prima lo fashion, el ser él o la más hermosa y cuyo único objetivo en la vida es ligarse al chico más bueno del insti.

¿Quien tiene pues la culpa de esta situación? Yo creo que la culpa es compartida y muy grave por las dos partes. Por una parte no llego a comprender como cierto tipo de dibujos que lo que hacen es una crítica social con un contenido cínico se proyecte en un horario donde los niños están en casa y levantados. ¿No sería más lógico al menos emitirlos a partir de las 21’30 para poner un límite medio razonable? ¿Que conocimiento tienen los que seleccionan los dibujos? ¿Se miran bien lo que emiten? Sé que algunos pueden hacer mucha gracia, pero por ejemplo Shin Chan que todos los niños se saben sus horarios y cadenas que lo emiten pero, realmente ¿que hace? Es un niño con unos padres muy pasotas, una madre medio amargada e histérica que no se siente realizada, un padre bastante salido y el niño a su corta edad no se queda corto, por muy buena voluntad que tenga se pasa el tiempo liándola y saliéndose con la suya cada vez que puede y en muchos casos suele salir ganador. ¿Qué narices intentamos transmitir con eso? Que nuestros hijos pueden portarse como unos diablillos y pese a todo bastantes cosas les saldrán bien y que lo que tienen que hacer es sacar de los nervios a los padres. Curioso aprendizaje.

Yo no suelo ver mucho esos dibujos, no son mi tipo. Normalmente antes me los suelo ver y cuando veo que van de ese tipo se los censuro a los nenes, pero eso lo hago yo a nivel opcional mio y propio. Creo que hay dibujos bastante buenos, este verano me encantó el Dinotren, los de Go Diego Go también me encantan, Kai Lan del Reino Medio, los Umizumis, los Bubble Guppies, Pocoyo y Las Tres Mellizas me parecen instructivos y educativos cada uno desde su manera particular de ser.

Yo puedo hacer esta supervisión de las series y algunos programas y más para el mayor, también se los controlo bastante o me siento con él para explicarle las cosas si veo que alguna vez hay algún contenido poco habitual y que se escapa de las manos. Pero hay muchos padres que se limitan a poner la tele, sin ni siquiera ver que canal están viendo y mientras los niños estén en stand-bye y no molesten pues estupendo y que vean lo que quieran. Luego cuando esos hijos repiten comportamientos que aparecen en esos programas se quejan y mucho y dicen que no hay derecho de que los emitan en ese horario. Pero que yo sepa nadie les ha obligado a que vean esa cadena.

Yo creo que el problema de las programaciones tan deficientes ya no solo con esta cuestión de los dibujos para niños y dibujos para adultos sino también con esas series y programas en los que sólo se valora que fulanita/o es el hijo de tal persona, que vale, el padre o madre se lo curraron pero ellos no han dado clavo en su vida, o pero que el invitado que sale lo único que ha hecho a sido follarse a un conocido y como mucho haber parido un hijo de este, que mérito tienen además de haberse dado el pelotazo de su vida… sé que a muchos les encantan estos programas, lo siento a mi no. Y como soy coherente con mi forma de pensar, en casa esas cadenas y esos programas no se ponen nunca. En ocasiones pienso que si hubiera más gente coherente y los índices de audiencia bajaran, tal vez los señores que deciden que programa tienen que ver nuestros hijos se esmerarían un poco mas en la búsqueda de series mucho más adecuadas para lo que son capaces de comprender y aprender un niño a esas  edades.

¿No creéis que la educación de nuestros hijos bien se merece una medida de este tipo y de una autocrítica de cada uno sobre aquello que les permitimos? Yo sí.

PD: Os informo que según nos comunica el Sr. Google hoy es el 107 aniversario de Littel Nemo, el que haya tratado hoy este tema ha sido pura coincidencia ya que no me he percatado de ello hasta que mi pareja me lo ha comentado cuando estabamos buscando una imagen para ilustrarlo.

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

Cuestión de Madres

Las Vivencias de dos Madres, Imperfectas y Reales

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

Trillizosmasdos

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: