Una de las visiones de Terry Pratchett y la educación.

26 Mar

Esta mañana me ha pasado una cosa sorprendente. Estaba en la biblioteca y un cliente de los habituales me ha pedido un libro, tenía su autor y referencia y no ha sido problemático buscarlo. Luego me ha pedido otro que le habían comentado, el titulo no era exacto así que no me ha aparecido en el catálogo. Luego hemos buscado por el autor que me pedía y tampoco había nada. Lo realmente sorprendente no ha sido no encontrarlo, sino que cuando he entrado en el depósito de libros a buscar el que habíamos localizado he visto que era el último de un estante. Lo he cogido y no sé muy bien porque he mirado el libro anterior a este. Se leía perfectamente en la cubierta su título. Era el libro que no encontrábamos. El autor no era el mismo que él me pedía y por eso no lo habíamos encontrado. Es la primera vez que me ocurre una cosa así, pardiez ¿cuantas posibilidades hay que ocurra eso? Yo diría que muy pocas. Pero esa no ha sido la única cosa sorprendente que me ha pasado hoy. Más tarde me he encontrado con un post de Débora del blog ¡Mamá qué sabe!, en el que tenía un post llamado “Hijo, mamá educa en presente, no pensando a futuro”. Como la mayoría de posts de esta mamá, su contenido es muy interesante. Pero lo que me ha sorprendido no ha sido ni mucho menos que Débora escribiera un post interesante, sino la casualidad con la que me he encontrado después.
Hoy no tenía pensado publicar nada. Tengo el blog algo dejado porque últimamente Terremoto está bastante chungo con su recién estrenada adolescencia, eso hace que buena parte de mi tiempo pase demasiado lento y que la otra parte de mi tiempo sea muy rápido y entre eso y el bajón físico que tengo pues el pobre blog se resiente, aunque me encanta ir leyéndoos todas las noches. No penséis con todo esto que me estoy desviando del tema. La segunda sorpresa se ha dado mientras me he tomado un momentito de relax y he acabado otro libro de mi querido Terry Pratchett, del que ya he puesto alguna cita suya. Este libro en concreto es el titulado “Me vestiré de medianoche”, en él hay una joven bruja. Para Pratchett las brujas no tienen nada que ver con las brujas de los cuentos de nuestra infancia. Algunas veces pienso que las madres tenemos algo de esas brujas y últimamente me he sentido muy bruja estando con los mios. Las brujas son personas que se encargan de cuidar a los miembros de su comunidad, en todos los sentidos. Las brujas son las que dan consejos, solucionan situaciones difíciles de la vida cotidiana, asisten a los enfermos, cuidan a los viejecitos y los que no pueden hacer las cosas por ellos, cocinándoles y limpiándoles a ellos y a sus casas. Asisten a los partos y te asisten y preparan cuando mueres. Y sí, las brujas de Pratchett también tienen aventuras, esperpénticas, brujeriles y muy divertidas, en ocasiones a pie y otras en escoba. Vamos que las brujas de Pratchett son muy especiales. La más joven de ellas, pero no por ello menos sabia, se llama Tiffany Dolorido y en este libro tiene que luchar contra un espíritu malo maloso (lo dejaremos así que no es cuestión de destripar el final a los posibles lectores) En un momento del libro el barón del pueblo le pide a Tiffany que quiere como recompensa. Entonces entre varias peticiones a favor de los miembros de su comunidad, es cuando viene la sorprendente declaración de la joven bruja y donde Pratchett nos da con su forma tan habitual en cuatro frases unas sentencias de esas que se merecerían ser esculpidas en letras bien gordas y tenerlas siempre presentes.
“-Tiffany, creo que tiene usted razón –convino Roland-, pero sospecho que aún guarda algún as en la manga.
-Qué bien me conoce, señor – dijo Tiffany, y Roland se sonrojó por un breve instante-. Quiero una escuela, señor. Quiero una escuela aquí, en la Caliza. Llevo mucho tiempo dándole vueltas a esto; en realidad, le estuve dando vueltas desde antes de poner nombre a lo que quería. En la Granja Hogar hay un viejo cobertizo de piedra que no se está usando, y creo que podríamos dejarlo bastante aceptable más o menos en una semana.
-Bueno, los profesores itinerantes pasan por aquí cada pocos meses –dijo el barón.
-Sí, señor, lo sé, señor, y no sirven para nada, señor. Enseñan hechos, no a entenderlos. Es como enseñar una sierra a la gente para enseñarle qué son los bosques. Quiero una escuela como debe ser, señor, donde se enseñe a leer y escribir, y sobre todo a pensar, señor, para que la gente pueda averiguar qué se le da bien, porque alguien que hace lo que de verdad le gusta es un gran recurso para cualquier país, y demasiado a menudo la gente no lo averigua hasta que es demasiado tarde. Se preocupó de no mirar al sargento, pero la alegró constatar que sus palabras habían levantado murmullos en la sala. Los ahogó diciendo-: Últimamente ha habido momentos en los que ansiaba poder cambiar el pasado. En fin, no puedo, pero sí puedo cambiar el presente para que cuando se convierta en pasado resulte ser uno que valga la pena haber tenido. Y quiero que los chicos aprendieran sobre chicas, y las chicas sobre chicos. Aprender consiste en descubrir quién eres, qué eres, dónde estás, en qué te apoyas, en qué eres bueno, qué te depare el futuro y… bueno. Consiste en encontrar el lugar donde encajas. Yo descubrí dónde encajaba, y querría que todos los demás también lo hicieran. Y si me lo permite, propongo a Preston como primer maestro de la escuela. Prácticamente ya sabe todo lo que es posible saber.”
Al final del libro Pratchett nos deleita con la nota del autor. He estado tentada de copiaros las tres páginas porque son encantadoras, pero no quiero extralimitarme con vuestra paciencia y os tengo que dejar alguna sorpresa para los que luego os animéis a leerlo. Os diré que Terry nos cuenta sus orígenes humildes en un pueblecito, nos describe sus habitantes y nos habla de uno de ellos , el señor Allen que fue quien le dio una realidad sobre la que Terry construiría años más tarde su trabajo, el inventarse cosas. Acaba la nota citando:
“El señor Evans, que falleció en 1988, habló durante todo su larga vida con los hombres que trabajaban la tierra, y no desde la cabina de un tractor, sino a caballo, desde cuyo lomo observaban la vida salvaje que tenían alrededor. Sospecho que tal vez adornaran un pelín las cosas que le contaron, pero todo queda mejor si se adorna un pelín, y yo no he dudado en adornar la leyenda de la liebre para presentárosla a vosotros. Si no es la verdad, entonces es como debería ser la verdad.
Dedico este libro al señor Evans, un gran hombre que ayudó a muchos de nosotros a aprender lo profunda que es la historia sobre la que flotamos. Es importante saber de dónde procedemos porque, si no sabes de dónde procedes, no sabes dónde estás, y si no sabes dónde estás, no sabes hacia dónde vas. Y si no sabes hacia dónde vas, es muy posible que vayas por mal camino.”
Hoy no voy a alargarme, ha sido un día duro y mañana me espera otro. Hoy os dejo con unas cuantas líneas con las que reflexionar. Esas líneas que han aparecido hoy por casualidad en mi presente, que ya es mi pasado y que me encanta que haya ocurrido y me arrancan una sencilla sonrisa y me hacen afrontar de otra forma el futuro. Gracias por adornarnos un pelín la vida Terry, aquellos que te conocemos lo apreciamos siempre.

terry-pratchett-advice-246936

Anuncios

8 comentarios to “Una de las visiones de Terry Pratchett y la educación.”

  1. PequeEnFamilia 26 de marzo de 2014 a 10:33 pm #

    Me han gustado mucho tus casualidades, será que eres una bruja como las de Terry Pratchett

    • Laura 26 de marzo de 2014 a 10:39 pm #

      Salvo por el pequeño detalla que la escoba sólo me sirve para barrer y de momento mi sombrero de pico es transparente, para todo el resto muchas mamás somos como las brujas de Pratchett, y últimamente lo soy mucho… Aunque reconozco que me encantaría que se vinieran algún día Yaya para darme consejos y Tata para levantarme el ánimo. Sería una auténtica gozada, casí más que volar en escoba.

  2. MisMellis 27 de marzo de 2014 a 9:47 am #

    Todas llevamos en nuestro interior una bruja… aunque solo usemos la escoba para barrer…. un besote

    • Laura 27 de marzo de 2014 a 11:01 am #

      El día en que descubra como poner en marcha la escoba para volar, os lo chivaré a todas y quedaremos para hacer una reunión de brujas como manda Pratchett, con mucho cotilleo, mucha comida, mucha bebida, pero sobre todo mucha sabiduría y mucho humor.
      Es curioso la de madres que somos aprendices de brujas y son curiosas las palabras de Tiffany Dolorido, una bruja, que eso no lo he dicho antes, tan sólo tiene dieciseis años… que sabiduría ¡pardiez!

  3. ¡Mama qué sabe! 27 de marzo de 2014 a 10:51 am #

    Me he emocionado, anoche, y más ahora… he pensado que me sabes leer más que las palabras. Me sabes leer el alma. Y eso pocas veces me pasa. Siempre suelo pensar que no encuentro palabras para expresar lo que siento, y hace muchos años que perdí la fe en que la gente realmente me comprendiera. No es que no lo hagan, es que entre que yo no encuentro palabras y que ellos no me leen más allá de lo visible, aprendí a conformarme con eso. Pero eres especial. Quizá más especial todavía por lo que tienes que leer entre líneas a tu hijo mayor. Me alegra saber que la casualidad también me puso un día en tu camino, tal y como pasó con el libro.
    Reitero que ojalá la casualidad nos haga un día darnos un abrazo ♥

    • Laura 27 de marzo de 2014 a 11:25 am #

      – Laura apunta a Devora en el listado de brujas a las que le tiene que chivar como se pone en marcha una escoba el día en que lo descubra.-
      Pues nada chica, apuntada estás en la lista, ahora sólo nos toca ver como conseguimos que arranquen estas escobas… quizás sea que las que tenemos en casa son compradas en un supermercado y las que usan las brujas de verdad son de palo de madera con el cepillo vegetal, que pasan de bruja a bruja y que cuando se rompen los mejores para repararlas son los enanos…
      … a ver de donde sacamos una escoba vieja, de una abuela bruja y lo peor de todo… ¿de donde sacamos ahora un enano que sepa reparar escobas?
      Un beso muy grande Devora y encantada de poder leer tu alma, pero no nos digas que no sabes expresarte, que en tus posts lo disimulas muy bien si es que es así.

  4. Mo 27 de marzo de 2014 a 7:32 pm #

    Me gusta cómo piensa el señor Pratchett…Bona nit bruixeta.
    Muas!

    • Laura 27 de marzo de 2014 a 9:44 pm #

      Es que el señor Pratchett de tanto en tanto tiene algunas frases y algunos párrafos que son para bordarlos y colgarlos sobre la chimenea.
      Siempre digo que en su momento tendria que haberlos escrito en una libreta, lo malo es que a estas alturas y después de haber leido tantos y tantos libros de este señor, seguro que tendría una buena colección de libretas, aaaaiiiinnnnssss
      Bona nit bruixeril que segur que en farem alguna de bona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: