Los amigos de verdad

10 Mar

Cuando era pequeña me costó muchísimo hacer amigas. Era una niña tímida y realmente mi primera amiga la tuve cuando yo tenía ocho años. Al principio empezó como una especie de competición. Recuerdo que en esa época se hacía por la tele un programa de preguntas y pruebas llamado Un, dos, tres, responda otra vez. La casa Bimbo en sus pastelitos ponía unas tarjetas de preguntas. Una de las chicas de clase tenía muchas, su padre trabajaba en el polígono junto a la fábrica de Bimbo y le había llevado un buen montón. En el recreo se juntaban por parejas y jugaban al Un, dos, tres. Como os he dicho yo era una chica muy tímida y para mí uno de los peores momentos del cole era precisamente el recreo, porque me lo pasaba sentada en algún rincón viendo como jugaban las demás. Un día vino esa chica y me dijo “te he estado observando en clase y creo que con mi inteligencia y la tuya seguro que nadie nos gana, ¿quieres ser mi pareja?”  Recuerdo que le respondí algo así como “bueno, realmente se dice con tú inteligencia y la mía, pero acepto jugar”… (y luego me preguntaba porque no tenía amigas…) La cuestión es que ese día hicimos pareja juntas y realmente arrasamos. Al día siguiente volvimos a hacer pareja, y al siguiente, y al siguiente. Así de esa forma tan tonta fue como conocí a mi mejor amiga, la que fue testigo en mi boda y la que es la madrina de Terremoto. Esta chica vive desde hace años en Barcelona, pero ello no deja que sigamos siendo muy especiales una para la otra.

Hace unos días mi pareja y yo estábamos hablando. Comentábamos que hay personas que aparentemente tienen mucha facilidad para hacer amigos y a otros les cuesta más. Él me decía que por ejemplo sus padres siempre habían tenido un montón de amigos, que llegaban a un sitio que no conocían de nada y enseguida conocían a todo el mundo y tenían un montón de amigos, pero que no obstante él creía que no tenían realmente unos amigos de verdad. En cambio mi pareja y yo somos lo contrario. Nos cuesta más hacernos con la gente y conocerla. Tenemos pocos amigos, pero dentro de esos pocos hay unos cuantos que realmente son amigos de verdad. Eso hizo que me pusiera a pensar en lo que realmente son los amigos de verdad.

Un amigo de verdad no es ese que está con nosotros sólo para las juergas.  Evidentemente es muy posible que cuando os conocierais abundaran sobre todo los momentos de ocio, diversión y desinterés. Pero los amigos de verdad van más allá de sólo las juergas. Es muy fácil estar siempre dispuesto a estar al lado de alguien cuando todo es pasarlo bien, jajaja y jejeje. Pero si sólo nos quedamos con eso tenemos muy poco en común. Resulta curioso que diga lo de tener cosas en común, porque mis mejores amigas de verdad y los mejores amigos de verdad de mi pareja son personas muy distintas entre nosotros.

Un amigo de verdad no es tu clon y tampoco pretende que tú seas su clon. Un amigo de verdad puede ser muy distinto de ti, pero aportarte algo especial con lo que os sentís identificados. Un amigo de verdad puede tener otros círculos de amigos con los que forzosamente no tienes porqué sentirte identificado, al fin y al cabo son sus otros amigos y ello no es excluyente.

Los amigos de verdad son los que perduran a lo largo del tiempo y del espacio. Hacer amigos lleva su tiempo. Son como el buen vino que necesita su evolución. Evidentemente no todos los amigos que aparecen en tu vida acaban siendo amigos de verdad, ese privilegio lo tienen sólo algunos. Las demás personas serán conocidos, vecinos, compañeros, camaradas, ayudantes, colaboradores o amigos sin más. De los amigos de verdad sabes que aunque pasen años sin veros los tienes siempre allí si los necesitas. Sabes que con sólo llamarlos o encontraros estaréis hablando como si sólo hiciera unas cuantas horas que no os veíais. Los amigos de verdad no te dicen las cosas que tú quiere oír, para eso están los aduladores o los pelotas. Las amigos de verdad te dirán las cosas tal y como son, aunque no te guste. Si estás equivocado te intentarán explicar el error que cometes y si pese a todo sigues con tus ideas y luego te equivocas, no vendrán diciéndote y recordándote que ya te lo advirtieron. Estarán allí para apoyarte, animarte, darte un cable y ofrecerte un hombro sobre el que apoyarte o llorar, aunque sepan que ellos ya te lo advirtieron.

Cuando uno tiene amigos de verdad sabe que siempre podrá disponer de un sofá en su casa y de una taza de café con leche. Sabe que cuando los llames estarán contigo y si en ese momento no pueden y te dicen que te llamarán luego es que realmente lo harán.

Los amigos de verdad son aquellos que aunque se hayan ido a vivir lejos o tú te hayas ido a vivir lejos, cuando os encontráis todo vuelve a ser como el último día. Son esos con los que eres capaz de recordar las cosas más bochornosas que han pasado en tu vida y reír  de ello.

Evidentemente, pese a que siempre estén dispuestos a ayudarte en los malos momentos, los amigos de verdad también sirven para los buenos. Faltaría más. Precisamente con ellos es con quien te lo has pasado mejor en tu vida y sigues pasándotelo, tanto si reventáis el planeta como si tomáis un té con pastas.

Los amigos de verdad son muy especiales y vosotros lo sabéis, aunque sólo tengáis unos pocos y no un montón.

Estos días he podido observar un fenómeno en la blogoesfera. Nuestra compañera Netzi pasó por unos muy malos momentos. Hoy me he enterado que la pequeña ha llegado ya a casa, ha sido una de las mejores noticias que he oído en los últimos meses. He visto como todas estas semanas de incertidumbre la blogoesfera se ha volcado con ella y se ha movilizado. Es curioso pensar que cuando entramos en los blogs en cierta forma es como cuando conocimos por primera vez a nuestros amigos de verdad. Es muy posible que a través de internet haya personas que lleguen a crear un vínculo de este tipo aunque nunca en su vida lleguen a verse en directo.

La amistad es algo muy curioso. Realmente tendríamos que dedicarle más tiempo porque vale la pena explorarla y disfrutarla.

armatucoso-la-verdadera-amistad-1863585

Anuncios

4 comentarios to “Los amigos de verdad”

  1. Mo 11 de marzo de 2014 a 12:39 pm #

    Creo que los amigos de verdad siempre son unos poquitos, con los que vibras, con los que te sientes en familia, muy cerca. Pocos y extremadamente valiosos.
    Qué decir de la blogosfera…;)
    Muas!

    • Laura 11 de marzo de 2014 a 12:55 pm #

      Los amigos de verdad son uno de esos tesoros que adquirimos durante nuestra vida y como bien dices, son extremadamente valiosos. La familia te viene impuesta y no la eliges, los amigos los tienes porque lo deseais y lo elegis vosotros mismos.
      Y la blogosfera… que quieres que te diga de la blogoesfera, que en ocasiones te da muchas sorpresas y no todas son malas, las hay muy pero que muy buenas. Será cuestión de ir observando como evolucionan las cosas en el futuro a través de las redes internauticas, si se controla bien puede ser algo muy chulo. Aunque como muchas veces se recuerda hay que tomar sus precauciones porque también es un campo de cultivo perfecto para quines en lugar de aportar lo que desean es crear mal tras el anonimato o una personalidad virtual.
      Un besote encanto. Estaré atenta en saber como acaba definitivamente la operación traje de boa, jajaja, al final de todo queremos fotos aunque en las caritas pongas una pegatina de emoticón contento y felíz. ;-P

  2. Mismellis 11 de marzo de 2014 a 9:07 pm #

    Yo soy de esas personas que tengo miles de conocidos, pero que mis amigos se cuentan con los dedos de una mano (y me sobran dedos), mi mejor amiga es sin duda mi hermana, porque tal y como dices es de esas personas que no me dice lo que espero escuchar sino lo que piensa, es de esas personas con las que puedo pasar horas y horas hablando y que es imprescindible en mi vida. Y mi otra mejor amiga “Chachiamiga” es de estas personas con las que no tengo nada que ver, con la que puedo estar una eternidad sin verme, con la que puedo contar, con la que río y con la que lloro.
    A lo largo de mi vida me he llevado chascos muy grandes con amigos que solo lo eran para lo bueno o para cuando ellos te necesitaban, asique ahora soy más selectiva y quizá más exigente. Soy muy sociable, vamos que llego a un sitio y a los diez minutos conozco a todo el mundo…. pero no caigo en el error de considerar amigo a cualquiera.
    Un besote

    • Laura 11 de marzo de 2014 a 10:00 pm #

      Hay personas que en ocasiones usan la palabra amigos con mucha soltura y luego si lo miras bien son otras cosas: vecinos amables, compañeros educados…
      También has comentado un tema que paso muy por encima pero que hay para hacer varios post. Donde trabajo hay una chica bastante antisocial, un buen día decidió que quería cambiar y que haría de golpe un montón de amigos. Se ha metido en muchos embolados, asociaciones, ongs… así en menos de 24 horas (eso literalmente hablando, no metaforicamente) tuvo tropecientos mil amigos, según ella de los de verdad. Lo único cierto es que una inmensa mayoría de esa personas lo único que querian de ella era su trabajo, su colaboración o su dinero. Su extraña personalidad egoista y soberbia le ha provocado serios problemas en muchos sitios y según ella siempre ha sido culpa de los demás nunca de ella. Así que ha ido quitandose de unos sitios para meterse en otros y periodicamente volver otra vez a los mismo. Creo que alguna persona siguie concediendole su amistad sin explotarla demasiado, pero hace tiempo que dejé de escuchar la historia y no se muy bien como está. Una verdadera pena y muchas decepciones y frustraciones por no tener claros los conceptos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: