La indignación Balear ante la política educativa del Govern: La gran marea verde (Mi experiencia y la de mis conocidos sobre cómo vivieron la manifestación del 29 de setiembre; algunos comentarios de la prensa y pequeñas aportaciones literarias de la cultura inglesa vistos por una madre trabajadora algo frikie)

30 Sep

APPARITION.-     Be lion-mettled, proud; and take no care

    Who chafes, who frets, or where conspirers are:

    Macbeth shall never vanquish’d be, until

    Great Birnam wood to high Dunsinane hill

    Shall come against him.

 [Descends.]

 MACBETH.-     That will never be:

    Who can impress the forest; bid the tree

    Unfix his earth-bound root? Sweet bodements, good!

    Rebellion’s head, rise never till the wood

    Of Birnam rise, and our high-plac’d Macbeth

    Shall live the lease of nature, pay his breath

    To time and mortal custom.—Yet my heart

    Throbs to know one thing: tell me,—if your art

    Can tell so much,—shall Banquo’s issue ever

    Reign in this kingdom?

 ALL.-     Seek to know no more.

LA SOMBRA. – Sé fuerte como el león; no desmaye un punto tu audacia; no cedas ante los enemigos. Serás invencible, hasta que venga contra ti la selva de Birnam, y cubra con sus ramas a Dunsmania.

MACBETH. – ¡Eso es imposible! ¿Quién puede mover de su lugar los árboles y ponerlos en camino? Favorables son los presagios. ¡Sedición, no alces la cabeza, hasta que la selva de Birnam se mueva! Ya estoy libre de todo peligro que no sea el de pagar en su día la deuda que todos tenemos con la muerte. Pero decidme, si es que vuestro saber penetra tanto: ¿reinarán los hijos de Banquo?

Las brujas. – Nunca podrás averiguarlo.

 

TERCERA APARICIÓ. — Siguis brau i soberc com un lleó, i no hagis cura qui crida i qui gemega, ni ont hi ha conspiradors. Macbeth jamai serà vençut fins que’l gran bosc de Birnam contra ell vingui vers l’alt tossal de Dunsinan.

Davalla.

MACBETH. — Això mai no serà. Qui pot fer lleva en la forest, i manar l’arbre que desferri sa rel clavada en terra? Dolços pronostics! Bé! cap de revolta, no t’alcis mai fins que’l bosc de Birnam s’alci, i el nostre enlairat Macbeth viurà’l terme de natura, pagant son halè al temps i la mortal costum. Amb tot, mon cor glateix per saber una cosa. Digueu-me, si’l vostre art tant pot dir: la niçaga de Banquo regnarà mai en eix reialme?

Totes. — No vulguis saber més.

Es cierto que cuando las tres brujas hacen sus profecías a Macbeth esté piensa que si lo único que le debe preocupar es que el bosque de Birnam se mueva no debe preocuparse por demasiadas cosas. Años más tarde J.R.R. Tolkien se apoderaría de esta visión literaria y en un momento de su obra “El señor de los anillos”, narraría como Merry y Pippin tropiezan con Bárbol, un ent pastor de árboles. Dichos personajes le explican la situación en la que se encuentran y Barbol convoca a los ents a un entcuentro. Este es largo, se habla mucho y se discute pero finalmente los ents llegan a un consenso, se enfrentarán a Saruman y al señor oscuro. En este momento es cuando Tolkien nos sitúa en una acción similar a la que narró Shakespeare cuando las tropas camufladas con ramas de árboles se desplazan ante los atónitos ojos de Macbeth que ve como el bosque camina. Esta vez son los dos hobbits que sobre los hombros de Bárbol, ven como de repente el bosque de Fangorn avanza ante sus ojos y se dirige al auxilio de los asediados en el Abismo de Helm.

No creo que nunca averigüe quien fue el o la pitonisa o sibil·la que profetizó al Sr. Bauzá que eso sería coser y cantar y de lo único que debía preocuparse era que la marea verde se moviera y como debió explicarle las cosas para que él estuviera convencido que la sociedad se acomodaría en sus sofás y no movería ni un músculo. Tampoco sé qué tipo de negociación han estado manteniendo estos días el equipo de Gobierno con los profesores y los sindicatos, pero está visto que hasta unos ents (seres tranquilos y relajados que tardan una eternidad en decir una sola palabra) son capaces de reunirse, discutir y llegar a un acuerdo, resulta como menos curioso que aquellos que fueron capaces de reunirse, redactar y aprobar un decreto ley en dos horas ahora hayan sido incapaces de mover un poco su postura para poder empezar con una mínima no ya negociación, sino diálogo, pero del de verdad, no del que se dice en prensa que se quiere hacer.

Ayer era domingo y tampoco fue un domingo cualquiera, al menos para esta familia que os cuenta esto. Ayer tras mes y pico de obras nos trasladamos a casa. El sábado estuve hasta las once de la noche limpiando y colocando cosas para poder obrar el milagro del traslado al día siguiente. Por la mañana empaquetamos la casa, controlamos a los niños, Tsunami nos dejó un regalo de última hora de un escape de pipí en la cama de esos que se moja hasta la colcha, tuvimos que empaquetar hasta la pecera (si señores, con las obras la pecera se había venido con nosotros, al menos su contenido y a última hora vaciamos el agua en garrafas y metimos a los peces en botes de conserva para su traslado). Este fue nuestro plan del domingo por la mañana, el plan de muchos habitantes de los pueblos fue bajarse hasta Palma en coche.

Este domingo los restaurantes, chiringuitos y bares que levantaron sus barreras y abrieron las puertas, se han forrado, porque había lleno integral con cola incluida en todos. Yo tenía pensado ir a uno cerca de casa porque el tiempo no me daba para más malabarismos. Al llegar lo encontramos desbordado y en plan emergencia nos fuimos a una cadena de comida rápida pese a la oposición de Terremoto que le molesta mucho entrar en sitios de comida basura. Era curioso que ya en el anterior establecimiento todos los comensales fueran de verde, pero nunca creí que vería la hamburguesería atiborrada hasta los topes con clientes de todas las edades y tamaños uniformados de verde manifestación. Aún faltaban cuatro horas para que oficialmente comenzara.

Luego fuimos a casa a trabajar un poco más y después de un pequeño descanso de los peques nos llegamos a casa de mi ex. Había quedado con él para dejarle a Terremoto, ya que las concentraciones de mucha gente y los sonidos altos le ponen muy nervioso y lo que menos quería era hacerle pasar un mal rato al pobre y tener una crisis allí en medio. Faltaban aún dos horas para empezar y la calle estaba abarrotada de ciudadanos de verde, cual invasión marciana de teleserie pero sin armas laser y demás artilugios del futuro, tal vez pancartas, globos y silbatos pero dudo que estos se puedan considerar armas intergalácticas de invasión terrícola.

Vimos un autocar con todos sus ocupantes uniformados que se dirigía a la zona de parquin. El lunes salía en prensa que todos los autocares de las islas estaban alquilados, que no quedaba ni uno. Unos 200 autocares han llevado a unas 10.000 personas desde los pueblos. Los habitantes de Sóller tuvieron suerte y fletaron el antiguo y turístico tren de Sóller para realizar el recorrido de bajada y subida. Los del tren sólo les pusieron la condición que dentro no querían ni pancartas en alto ni pegatinas por los vagones. Los requisitos fueron cumplidos y tan sólo algunos grupos acababan de confeccionar o dar retoques de último momento a sus pancartas, pero sin exhibirlas ni sacarlas fuera. Digo que los de Sóller fueron unos privilegiados porque de muchos pueblos se pidió a Serveis Ferroviaris de Mallorca que fletara más trenes que los normales del servicio diario como ocurre cuando hay alguna fira o fiesta multitudinaria. Pero los de la SFM que está a las órdenes del Govern, consideraron que el hecho de una manifestación en la capital no era un acontecimiento suficientemente relevante para fletar ningún tren extra ese domingo. Así que entre una cosa y otra una parte de la población de las islas no pudo desplazarse como quería como nos comentó por facebook una compañera nuestra y su novio que no encontraron transporte y al menos nos apoyaban de forma virtual.

Una hora antes de la prevista para que la marea verde se moviera, la céntrica Plaza de España y sus inmediaciones estaban atiborradas. La estatúa del Rey En Jaume (Jaume I el Conqueridor) que la preside, iba debidamente enfundada en su camiseta verde (no sé cómo se la pusieron, pero se la pusieron) De las calles adyacentes fluía constantemente grupos de personas. Me llamó mucho la atención cuando llegábamos a casa de mi ex, me encontré junto a una mamá con su hija de unos doce años. Cuando vivía en mi anterior casa me las había encontrado muchas veces por la mañana cuando acompañaba a su hija a clase. Es una pareja inglesa, y el domingo allí estaba la madre con la hija hablando tranquilamente en la lengua de Shakespeare por la calle mientras llevaban puesta la camiseta verde de Crida y se dirigían a la manifestación… para que luego digan que sólo somos los catalanistas que nos manifestamos… curioso. También fue curioso ver una reportera y un cámara que iban desesperados casi corriendo por las avenidas buscando algún grupo de gente que no llevara ninguna indumentaria verde y les filmaban de forma compulsiva, como ocurrió con el grupo de señores (la mayoría emigrantes y algunos turistas – lo eran, los mallorquines sabemos reconocerlos a la primera-) que estaban sentados en una parada del bus y no entendían a que venía que el cámara se parara ante ellos y los inmortalizara de aquella forma. También era curioso que cuando alguien de verde pasaba por allí el cámara dejaba automáticamente de grabar. A esa hora aún podían encontraba algún grupo de paisano, pero dudo que más tarde pudieran seguir con su función informativa si su consigna era sólo gente sin prendas de color verde.

Nos dirigimos hacia un parque cercano a la zona de concentración y tras un inesperado y por suerte breve chubasco, nos reunimos con otros papis del cole de Tsunami. Así en conjunto es más fácil de controlar a los nenes y ellos lo pasan mejor y se divierten dándose la mano y tocando el silbato. Pero ante todo la seguridad, para aquellos papás que no tenían se repartieron etiquetas identificativas que introducías en unas pequeñas fundas de plástico y con un cierre de plástico enganchabas a los pantalones de los nenes. Algunos niños ya llevaban cosas por el estilo, incluso unos cuantos llevaban escritos en boli su nombre y número de móvil de alguno de los papis. Teniendo en cuenta que todos los niños iban de verde y todos los padres también, cualquiera encuentra al otro si se te despistaban por el camino y toda precaución siempre es poca. Así que una vez juntos y todos los pequeños con sus etiquetas bien enganchadas subimos hasta la calle San Miguel que desemboca en las Avenidas, muy cerca de la plaza de España. Eran las seis menos diez y todas las avenidas hasta allí donde llegaba mi vista y la foto que hicimos levantando en alto el móvil y disparando, estaba abarrotada de gente.

Cuando se solicitó el permiso para la manifestación, tan sólo se concedió poder ocupar un sentido de esta vía tan transitada, el otro sentido estaba abierto al tráfico. Nosotros cuando llegamos allí aún no lo sabíamos, pero la asistencia era tal que los organizadores habían dado la salida un cuarto de hora antes de lo previsto para poder descongestionar en algo la concurrida plaza de España y las avenidas. Según sé por otras personas, finalmente la policía se vio en la necesidad de cortar el otro carril de las avenidas porque la masiva afluencia de más personas de verde les desbordaba todas las posibles previsiones que habían realizado.

Así que allí nos tenéis un grupo de papis y sus retoños parados ante una gran multitud, pensando si tenían que esperar a más familias del cole para ir más unidos, cuando de golpe y sin que nadie dijera nada el bosque de Birnam, el bosque de Fangorn, y la Marea Verde dio un primer paso. Luego otro. Y otro. Al unísono todos se pusieron en marcha. He viajado por diversos lugares y estar en una calle muy concurrida no me es algo desconocido, tampoco es la primera vez que participo en una manifestación, pero en las manifestaciones la gente va vestida como quiere. No sé porque motivo el ver toda esa auténtica marea verde de golpe avanzar, el ver como realmente las palabras marea verde cobraban todo su sentido y realidad, fue algo que me emocionó de una forma que no me esperaba. Tuve que controlarme un poco para evitar que dos lagrimones se asomaran a la comisura de mis ojos. Fueron unos segundos muy breves pero extraordinariamente impresionantes y cargados de sentimientos, emociones y felicidad ante las trabas y frenos con que la sociedad balear se ha visto acosada estas últimas semanas. Como en los textos literarios, la marea verde se empezaba a desplazar y yo me sentía orgullosa por todo lo hecho y por formar parte de su historia.

Nuestro grupo iba muy tranquilo, evidentemente como casi todos vigilando a los niños. Había muchísimos padres con peques en cochecitos, bebes que ni caminaban. También vimos muchos abueletes y algunos de ellos iban en silla de ruedas empujados por sus familiares. Fuimos encontrando a lo largo del recorrido más gente mayor que se asomaba a los balcones y ventanas de sus casas para darnos apoyo. Una abuela con un paraguas verde desde el balcón de su casa muy cerca de la zona del cine Avenidas. Otra abuelita que de la ventana de casa nos saludaba a todos con el mismo gesto que emplea la Reina de Inglaterra cuando se desplaza en carroza. Otra señora mayor, tirando ya a los noventa años, pequeñita y seca, nos hacía gestos desde un segundo piso del Paseo Mallorca lanzándonos besos, poniendo sus manos sobre su corazón y luego abriéndolas hacia todos nosotros y señalando con signos que ella desearía estar allí abajo. Otro señor desde otro balcón de Jaime III ondeaba a intervalos una camiseta verde. Todos estos gestos de apoyo fueron muy bien recibidos y cuando la marea verde pasaba por allí los vitoreaba y aplaudía.

La manifestación fue muy tranquila, era algo más parecido a un peculiar paseo dominical a lo bestia. No había pancartas políticas, aunque sí algunos políticos de la oposición que iban mezclados entre el público sin lucir chapas ni signos distintivos. Con lo que podías encontrarte al lado de ti con un político caminando tan tranquilo. Los medios de comunicación controlados por el Sr. Bauzá han dicho que había multitud de esteladas y no sé qué animalada de catalanes se supone vinieron ese día apropósito para manifestarse. Yo de esteladas sólo vi una, es cierto que hubo algunas, en una foto de prensa aparecen dos,  pero era un símbolo anecdótico, lo que sí había era alguna bandera mallorquina y tampoco demasiadas. Pero esas no son esteladas y aunque se parezcan, tampoco son banderas catalanas, así que antes de informar, por favor, entérense de lo que dicen. El color imperante era el verde, pancartas verdes, globos verdes y camisetas verdes, tanto las oficiales como cualquier prenda de ese color, también abundaban las camisetas diseñadas por algunos colegios y grupos al no haber habido camisetas oficiales del Crida para todos y sinceramente, la creatividad de sus diseñadores fue muy variada y amena.

El paseo estuvo amenizado por bandas de flabiolers, tamborilers y xeremiers (tambores, flautas y gaitas) también por otras agrupaciones musicales que tocaban l’Estaca en todas sus posibles versiones musicales imaginables y también música popular. Un grupo iba vestido con la camiseta verde y unos kilts escoceses mientras tocaban. Más adelante un grupo de muchachos iban ataviados como en la peli de Breave heard pero en verde en lugar de azul. Se había hecho un muñeco enorme de un burro en señal de la testarudez demostrada por el Gobierno. Había múltiples pancartas a cual más creativa y mejor, me quedé con una grande que ponía “IES Son Guantánamo” y otra más modesta que llevaba una niña “esto saldrá en historia, y no nos saltaremos el tema”. Los asistentes tocaban instrumentos diversos, cajas de galletas de mantequilla con un cucharón de madera, cascabeles, silbatos, espantasuegras, tambores y creo que por primera vez en la historia, las ovejas de la part forana debieron quedarse durante unas horas sin sus cencerros porque si no, no me explico de donde se sacaron tantos.

En algunos puntos del recorrido el trayecto entraba a otras vías y cuando esto ocurría había pequeños parones para ir accediendo a ellas, pero ese fue quizá la única incidencia a destacar. Los guiris de los bares del Paseo Mallorca flipaban. Algunos mantenían la compostura mientras tomaban su merienda (o cena, vete tú a saber) y otros no pudieron reprimir sacar fotos de la multitud y aplaudirnos.

El personal destinado a realizar el recuento científico de los profesionales de la UIB iban haciendo catas en diferentes lugares del trayecto y se vieron desbordados. Cuando nosotros llegamos al final de la manifestación ya se decía una posible cifra de más de 80.000 y cuando nosotros llegamos a la plaza de la Reina,  la cola de la manifestación estaba ubicada a pocos metros al lado de la plaza de España, donde aún esperaban para empezar a andar.

En la Plaza de la Reina se leyó el manifiesto, bueno, se leyó hasta siete veces incluso una amiga posteó que se había leído en lenguaje de signos y esta chica ha trabajado con niños sordomudos así que debe ser cierto. Recriminaron los “ataques sin piedad” a todos los servicios públicos, a la educación, a la sanidad, a la atención a la dependencia, a los servicios sociales, a la administración pública, a los servicios de extinción de incendios…

La lista de agravios es larga y los convocantes de la protesta querían recordársela a la sociedad. Así, aseguraron que el Govern Bauzá atropella a todas las instituciones de Balears, no acata las decisiones del TSJB, amenaza con hacer desaparecer al Consell Consultiu o menosprecia la mano extendida por el rector de la UIB, Llorenç Huguet, para mediar en el conflicto con el sector educativo.

También los diputados Antoni Camps –que ha amenazado con elaborar listas negras de los docentes que secunden la huelga– y Ana Maria Aguiló –que sostuvo que los padres que llevasen a sus hijos a las protestas podían perder la custodia legal de sus hijos– fueron mencionados en la lectura y se llevaron los abucheos más atronadores.

A la hora de las peticiones, el manifiesto exigió la retirada inmediata de los expedientes abiertos contra los tres directores de Menorca, la retirada del TIL y un mayor respeto a la lengua catalana propia de estas islas. Ya en un tono más general, reclamaron una vuelta atrás en los recortes, la recuperación del profesorado de apoyo, de las ayudas de comedor, de las becas… Una interminable lista.

Cuando nosotros nos fuimos a las siete y media pasadas, aún llegaba gente y la cola llegaba aún a las avenidas. Por la noche al llegar a casa se hablaba ya de una cifra más cercana a los 100.000 manifestantes, aunque el gobierno insiste en que como los que hacían el recuento eran mayoritariamente profesores de universidad, no se pueden fiar de sus datos y según ellos eran 50.000 al principio y luego tuvieron que elevar la cifra a 70.000 porqué francamente, los 50.000 no se los creía nadie.

El día de la manifestación no fue el día de San Crispín y San Crispiniano, fue el día de San Miguel, San Gabriel y San Rafael, los tres arcángeles, y nosotros estuvimos allí.

Así como Enrique V recorría el campo de batalla con el cuerpo inerte de un joven abanderado en brazos, los mallorquines recogimos las quejas de la sociedad ante una política incoherente, con prisas y completamente sorda ante quienes tienen que aplicar o recibir las consecuencias de la nueva política educativa del Sr. José Ramón Bauzá.

Así como mientras en la obra de teatro del maestro Shakespeare, se cuentan las bajas que han tenido ambos ejércitos en la batalla de Agincourt, se va cantando a modo de Te Deum el Non nobis Domine, la sociedad mallorquina iba cantando S’Estaca mientras se sabían las primeras cifras del recuento.

Este mañana hemos amanecido con la no extraña sorpresa de que el gobierno del Sr. Bauzá siguen restando importancia al asunto. Esta mañana la prensa nos ha sorprendido con las siguientes declaraciones: “El conseller de Presidència del Gover, Antoni Gómez, ha  subrayado que las 100.000 personas que se manifestaron este domingo  en Palma en contra del Decreto Ley del Tratamiento  Integrado de Lenguas (TIL) «no representan el sentir popular sino una  opción muy personal», dado que, según ha señalado, sólo salió a la  calle el 7 por ciento de la población, mientras que en las pasadas  elecciones autonómicas, el partido del Sr. Bauzá recibió más del 18 por ciento del censo  electoral.

En una entrevista concedida a IB3 Radio, Gómez ha calificado de «política» la manifestación, Gómez ha  recalcado que el Govern «no va a dar un paso atrás» y va a  aplicar el trilingüismo en la enseñanza, ya que, a su juicio, va a  ayudar a «mejorar la educación de nuestros hijos».

En este sentido, ha manifestado que el Ejecutivo balear ya ha  mostrado su voluntad de llegar a un acuerdo con los sindicatos,  debido a que ya «hemos cedido en cuanto a levantar la medida cautelar  a los tres directores de Instituto de Mahón y de dar voluntad a los  centros para que apliquen el TIL en primero de la Educación  Secundaria Obligatoria»

Por otra parte, Gómez ha remarcado que el Ejecutivo balear tampoco  «va a dar un paso atrás» en cuanto a la Ley de Símbolos, otro punto  en el que está enquistada la negociación, debido a que, a su juicio,  es «totalmente antidemocrático» que en las escuelas públicas o en  cualquier edificio público el ciudadano no reciba el servicio con  «total independencia e imparcialidad». “

Como vemos el personal del Govern sigue un poco flojo en matemáticas, nuevamente mezclan baremos y ratios aplicando a la manifestación la condición de representar sólo un tanto por ciento de la población (eso los incluye a todos, desde los bebés hasta los no nacionalizados) mientras que para sus resultados electorales, se aferran a los votantes posibles del censo electoral, es decir, sólo españoles mayores de edad.

No sé muy bien cómo acabará todo esto. Mañana martes los colegios concertados, que sólo estaban convocados por los sindicatos hasta el día 30 para hacer huelga, empiezan de una forma más o menos normal sus clases. Los concertados de momento pretenden seguir con sus políticas educativas preestablecidas antes de la movida del T.I.L., veremos que consiguen. Todos los colegios concertados de las islas han apoyado en mayor o menor medida dentro de sus posibilidades los actos de protesta. Todos menos el colegio de Madre Alberta, quien ha abrazado de forma ferviente el decreto, posiblemente porque gran parte de su alumnado esté compuesto por hijos y familiares de los políticos del Gobierno.

Sé que os debo un post sobre la comparación de los libros de texto, y prometo que lo haré, pero permitidme que me tome unos días de descanso. Realizar de forma tan vertiginosa todos estos posts ha sido agotador, más de lo que había creído en un principio. Tengo una familia que me necesita y una casa medio desmontada y aún con reparaciones por las mañanas por si fuera poco. Pero sobre todo necesito descansar un poco. Espero al menos haber servido para dar a conocer mejor la situación por la que han pasado las islas estos últimos meses. Al principio de todo os dije que la información era una poderosa arma, espero que estos posts hayan servido para informar a los ciudadanos y que la política déspota que se está adoptando con algo tan serio como la educación de nuestros hijos sea tomada más en serio. Os prometo que si estos días ocurre algo importante os informaré, pero también os animo a entrar en los periódicos locales e ir leyendo, porque la información a ámbito nacional es muy breve y censurada y francamente, la dada por la cadena local IB3 siempre fiel al grupo gobernante en el Govern también.

Para acabar este post os escribiré otro pequeño fragmento de uno de los escritores actuales más populares del Reino Unido. En 2009 fue nombrado caballero de la excelentísima Órden del Imperio Británico por sus servicios a la literatura.

“Glenda ayudó a Huebo a subir a un asiento de madera. Él agarraba con fuerza su caja de herramientas, que llevaba sobre las rodillas, como si le ofreciera alguna clase de protección.

-¿Adónde intentaba ir?- le preguntó en cuanto los caballos arrancaron.

-A casa- respondió Huebo.

– ¿De vuelta con ella?

– Ella me dio valía –dijo Huebo-. Yo no era nada y ella me dio valía.

– ¿Cómo puede decir que no era nada? –dijo Glenda. En el par de asientos de delante, Trev y Juliet cuchicheaban.

-No era nada- repitió Huebo-. No sabía nada. No entendía nada. No tenía entendimiento, no tenía habilidad…

– Pero eso no significa que alguien no valga nada –dijo Glenda con firmeza.

– Sí que lo significa –dijo Huebo-. Lo que no significa es que sea malo. Yo no valía nada. Ella me enseño a adquirir valía y ahora la tengo.

A Glenda le dio la sensación de que trabajaban con diccionarios diferentes.

-¿Qué significa “valía” señor Huebo?

– Significa que uno deja el mundo mejor que cuando lo encontró- dijo Huevo.

-Bien dicho- exclamó la señora de las pasta de almendra- . Hay demasiada gente suelta que no da un palo al agua ni en sueños. “

Terry Pratchett. “El Atlético Invisible”

Estos días muchas personas han tenido valía, algunas con pequeños gestos y otras con gestos más grandes. Quiero daros las gracias a todos y todas, porque cada gesto de cada uno ha actuado como gotas de agua y como granos de arena y los isleños sabemos que sin mar y sin costas no existiría nuestro hogar. Gracias a todos por haber tenido valía.

1380484558602

Anuncios

4 comentarios to “La indignación Balear ante la política educativa del Govern: La gran marea verde (Mi experiencia y la de mis conocidos sobre cómo vivieron la manifestación del 29 de setiembre; algunos comentarios de la prensa y pequeñas aportaciones literarias de la cultura inglesa vistos por una madre trabajadora algo frikie)”

  1. Mo 1 de octubre de 2013 a 11:14 am #

    Primero de todo, agradecerte de nuevo el esfuerzo. No es moco de pavo sintetizar tanta información…
    En segundo lugar, me ha encantado tu forma de enlazar los acontecimientos con los textos de Shakespeare y Pratchett.
    Por último, entiendo tu emoción participando en esta manifestación. Es conmovedor sentir que te unes a tantas personas para mejorar las cosas.
    Un abrazo.

    • Laura 1 de octubre de 2013 a 9:32 pm #

      Gracias Mo, vuestro apoyo me hace pensar que todo este esfuerzo ha sido util. Lo de los textos, que quieres que te diga… una que es frikie y aunque no hubiera estudiado ingles ni tenga el B2 en esta lengua, creo que me enseñaron de pequeña bastante más de literatura inglesa que no deben saber muchos políticos. La de cosas que puede aprender uno en los libros, aunque sean del Mundo disco. Pratchett tiene frases que son para enmarcarlas.
      Veremos ahora como sigue esto, porque el Gobierno se ha puesto más farruco que no estaba antes de la manifestación y no hay quien les haga bajar del burro. El lunes Prohibieron una manifestación delante educación. Hoy 2.000 personas se han vuelto a manifestar ante la sesión del Parlament. El lunes negociaron durante cinco horas y se enfrentaron aún más que la semana pasada y fueron para atrás. El Gobierno dice que todos los que no fueron a la manifestación quiere decir que les apoyan. Que no piensan tener en cuenta lo que ocurrió en la manifestación y encima cuando dijeron que ellos habían sacado el 18 % en las elecciones se colaron porque sacaron creo que el 28, así que ni saben que sacaron. Por cierto el 7% de la población es usando las cifras más bajas de 70.000 participantes que són las que dice el Govern no todos los demás. Como dijo una vez uno…, mandan huevos.

  2. Inma 1 de octubre de 2013 a 8:07 pm #

    Esas emociones tan fuertes que pudiste sentir es normal, ver a la sociedad balear salir así a la calle, de verde, para reclamar y reivindicar lo que se merece tiene que ser todo un orgullo; tenéis un gobierno que no os merecéis y está jugando con la educación sin saber la importancia que tiene para una sociedad. Gracias por contarnos todo con tanto detalle, la información que hemos recibido no es tan exhaustiva como la que he podido leer aquí. Descansa que te lo mereces. Un besico.

    • Laura 1 de octubre de 2013 a 9:36 pm #

      Gracias Inma, y gracias a tí y a todas las personas de la blogoesfera que nos han apoyado y se han informado. Las movilizaciones aún siguen. Supongo que os iré contando más cosas, pero de forma más calmada porque acabaré siendo una adicta al paracetamol a este paso. Ya ves lo que le he comentado a Mo. No se como acabará esto a este paso y encima hoy ha salido en prensa que la comunidad autónoma que menos dinero recibiría en toda España para infraestructuras es Baleares, 66 euros por habitante… a este paso ni para casetas de obra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: