Hojaldre relleno de queso, sobrasada y mermelada de tomate, la recetita del cumpleaños de Tsunami y 5º Ingrediente secreto de Ira

18 Jul

Esta vez no me puedo quejar, Ira me lo ha puesto fácil, bueno… eso creía yo al principio. Como sabéis tengo la cámara de fotos en reparación, pero tenía unas fotos hechas de esta receta. Así que estaba la semana pasada toda contenta con este texto redactado y todo preparado, pero, pero, pero…Antes de llevar la cámara a arreglar no había bajado las fotos y en el ordenata no tenía un puerto de esos donde descargar el cargamento grafico-gastronómico. Ya estaba empezando a pensar que el mismo sábado tendría que volver a cocinarlo en plan contrarreloj y hacer la foto con el móvil. Esta vez los hados de la cocina me han sonreído y esta mañana han recibido la cámara arregladita y reluciente. Así que esta vez os voy a poder poner una foto más decente que la de los cuadraditos de chocolate blanco con pistachos, aunque por lo visto Garfield gustó mucho.

Sigo pensando si esta chica y nuestra casa tienen una conexión mental de algún tipo, aunque por lo que veo de momento se trata de conexiones mentales de esas chulas y sabrosas, vamos, de las que da gusto tener.

Os quiero contar que esta receta no es invención de Terremoto, ni tampoco mía. Esta receta la encontré hace unos años por internet, pero no recuerdo donde. Creía que era de una web de otra mamá mallorquina y como no me gusta poner cosas como si fueran mías y no citar la fuente, lo primero que hice fue entrar y mirar.

En los cumpleaños de Tsunami hace un par de años que hay dos recetas que son obligadas, porque son muy fáciles de hacer y porque gustan tanto que se agotan. Algún año, como este, algún invitado se ha llevado a casa las que quedaban de lo buenas que estaban, jajaja. También las repito porque cuando al año siguiente las vuelven a encontrar se dan una alegría que bien merece la pena acordarse de ellas. Pues bien, una de estas recetas es la que os propongo hoy. Como os he dicho la pillé de una web de una mamá, pero he estado buscando y no la encuentro, así que si alguien la reconoce como suya pido disculpas y que me lo diga, si es la que me inspiró pondré el enlace gustosa.

Esta receta sólo tiene una condición, es preferible hacerla una horita antes de que lleguen los invitados, ya que calentita o tibia está de vicio. En frío también está muy rica, pero hemos de reconocer que lo suyo es tener un pequeño toque de calor para llegar al nivel de delicatesen propio de los dioses del Olimpo, y no me estoy echando flores, es que es exquisita.

Ira nos ha comentado que esta vez el ingrediente da la posibilidad de hacer una receta dulce o salada, porque algunos le habían pedido ingredientes que dieran algo de juego con platos salados. Pues bien, como siempre tengo que llevar un poco la contraría, la receta de hoy no es ni dulce ni salada. Es una mezcla entre ambos sabores, que como dirían en la peli de Ratatouille, aúna los aromas y los funde en un toque crujiente del hojaldre, bañado con la cremosidad del queso, el salado de la sobrasada y la dulzura poco convencional de la mermelada de tomate (allí queda eso, que bien que me ha quedado la descripción, hasta parezco profesional)

También confieso una cosa. Este año he jugado con una ventaja. Los otros años cuando hacía esta receta una de las cosas que ayuda es tener una buena sobrasada. Sé que eso por la península o fuera de ella, no es tan fácil de conseguir como en Mallorca y que algunas veces he visto webs que presentan como sobrasada un mejunje en forma de pasta roja que alguna vez he probado y juro por Zeus y Afrodita que eso no es sobrasada, lo siento pero ni punto de comparación. Aunque como sé que hay cosas difíciles de encontrar fuera de ciertos territorios no seré muy exigente, pero si tenéis la posibilidad de pillar una sobrasada decente el plato sale superior. En mi caso la sobrasada es casera, se la compro a una payesa que hace las matanzas en su casa y eso ya es todo un lujo.

El segundo truco que he tenido este año ha sido la mermelada. Normalmente empleaba la de bote y tengo que decir que da unos buenos resultados. Pero el año pasado me dio por hacer mermeladas y una de ellas fue la de tomate. Cuando la hice le puse al hervir el tomate una barrita de vainilla y le ha dado un toque y un aroma que te acaba de enamorar. Vamos, que si tenéis la suerte de pillar o hacer antes algo así, seguro que los comensales se os declaran, o como mínimo, se llevan los pastelitos que quedan para su casa como me sucede a mí. Bueno, no os quiero entretener más con las batallitas de esta familia y paso a contaros como se hace este aperitivo, picoteo o cena, ¿porque no?

Ingredientes:

Lámina de hojaldre. La cantidad depende de los que queráis hacer, yo suelo emplear entre dos y tres láminas. Si alguien sabe hacer el hojaldre casero seguro que tiene que salir superior, pero si no sabéis o tenéis poco tiempo pues los del super van bastante bien. Los que más me han gustado han sido los del Mercadona y del Lidl (este último sólo lo he probado una vez pero no me desagradó) Dejo la elección del hojaldre a vuestro gusto que cada uno tiene ya ciertas cosas fichadas por su barrio y sabe donde está más mejor cada ingrediente)

Queso de cabra de rulo. Entre dos o tres rulos, depende de la cantidad que hagáis.

Sobrasada de la buena. Si la tenéis guardada en la nevera acordaros de sacarla un poco antes para que esté a temperatura ambiente, irá mejor para cocinarla y manipularla.

Mermelada de tomate, también a temperatura ambiente

Un huevo. Es opcional, pero remata la presentación y vale la pena ponerlo.

Preparación:

Se descongela el hojaldre si es comprado del súper. Tened en cuenta que no es cuestión de descongelarlo tres horas antes, ya que luego se reseca y dificulta su manipulación, como me pasó a mí con unas láminas una vez, jiji. Así que sacarlo una media hora antes si el clima es cálido o una hora antes si hace más fresquito. De la temperatura ambiente del momento dependerá empezar a descongelarlo antes o después.

Mientras el hojaldre descongela preparamos los ingredientes. Vamos cortando en rodajas de aproximadamente entre medio y un centímetro el queso de cabra de rulo (no importa medir con un regla, es orientativo). Yo le quito la parte blanca de la costra, luego con los dedos lo aplasto un poquito y le doy forma para que el resto de ingredientes asienten bien encima.

Cortar también a rodajas la sobrasada. Normalmente corto un trozo grandecito, le quito la piel y luego hago las rodajas. Estas también serán de un tamaño aproximado a las rodajas del queso y también podemos darle un poco de forma con las manos para que encajen bien encima. Si os habéis pasado cortando el trozo podéis poner otra vez el trozo de sobrasada que os ha sobrado en la piel y guardar en la nevera… si preferís hacer un picoteo mientras cocináis no os diré que no.

Cuando el hojaldre esté en su punto y el queso y la sobrasada estén preparados sólo nos queda ir montando. Para ello cortaremos el hojaldre en cuadrados, me suelen salir unas tres tiras, del lado más estrecho del rectángulo, y entre cuatro o cinco del lado más largo del rectángulo. Eso a ojo de cada uno y la cantidad de relleno que quiera poner, sólo que a más grandecito mejor el resultado ya que si está poco relleno sólo tiene gusto de pasta y es una pena porque pierde mucho.

En cada cuadrado ponemos en el centro un trozo de queso, sobre este el trozo de sobrasada y encima una cucharadita de mermelada de tomate.

Cerramos el cuadrado de forma que las puntas de las esquinas se toquen arriba del todo del relleno y luego con las manos las vamos uniendo. De esta forma quedarán en forma de pirámide, mirad la foto. Se que se puede cerrar de diferentes formas y francamente, si no os queréis complicar la vida podéis cerrarla como mejor vaya, pero ya que nos ponemos esta composición es chula, resultona y original.

Ir colocando las bolsitas sobre una bandeja de horno, para que no se pegara le puse un papel de horno, pero supongo que el de aluminio o un poco de aceite iría bien.

Cuando estéis seguros que todos los laterales están cerrados y tenéis todas las bolsitas preparadas sobre la bandeja del horno, las pinceláis con un huevo que habréis batido un poco. El huevo hay que batirlo sin sal ni azúcar y no importa menearlo mucho, con batirlo un poco para que quede una textura que nos permita pincelarlo bien ya basta.

Entonces es el momento de meterlo en el horno. Yo los pongo a media altura, con el ventilador y calor arriba y abajo, pero cada uno conoce mejor su horno y aquí os dejo según vuestra experiencia.

Cuando veis que ya están bien doradita y hechas es el momento para sacarlo.

Tan sólo hay que esperar unos minutos para que no quemen y ya se pueden comer. Como os he indicado antes, mejor tomarlas calentitas o tibias. Frías también se pueden pero ganan con un toque de calor.

El hojaldre está crujiente y el queso y la sobrasada con el calor se han mezclado y fundido en un bocado salado, mientras que la mermelada de tomate le da ese contraste dulce que potencia el sabor del resto de ingredientes.

Como veo que debéis estar todos salivando no voy a ser más mala y dejo que probéis este delicioso y fácil aperitivo, seguro que triunfáis con él y se lo llevan de casa, ya me comentareis. Hasta el próximo reto i bon profit.

NOTA: Si tenéis muchas dificultades en encontrar sobrasada o por alergias, convicciones culinarias u otros motivos no queréis o no podéis usar este embutido, la receta también se puede hacer sin él. Este combinado sólo con el queso y la mermelada de tomate también está muy bueno, pero cuando uno lo ha probado de esta forma, ummmm…… es difícil no añadir este ingrediente y caer en la tentación. Bona cuina a tots.

2013-07-18 005



Anuncios

11 comentarios to “Hojaldre relleno de queso, sobrasada y mermelada de tomate, la recetita del cumpleaños de Tsunami y 5º Ingrediente secreto de Ira”

  1. emily 18 de julio de 2013 a 10:00 pm #

    Se ven muy buenos!! Te parecera raro pero nunca he comido sobrasada y por lo mismo no se de marcas para saber cual elegir, por otra parte esa receta de mermelada de tomate la compartirias???? La has hecho en la panificadora????
    Eres fenomenal en la cocina!!!
    Saludos
    Emily

    • Laura 18 de julio de 2013 a 10:44 pm #

      Hola Emily. Puedo informarme de marcas de sobrassada, pero tengo una dificultad, viviendo en Mallorca y comprando en el mercado normalmente compro directamente a los payeses que hacen las matanzas en casa. De todas formas miraré si me informo de marcas, aunque no se si las podrás encontrar en la península.
      La receta de mermelada de tomate no la hice con la panificadora, creo que cuando hice estas mermeladas aún no tenía la panificadora o hacía muy poquito que la tenía y sólo experimentaba con pan.
      No me la apunté pero si no recuerdo mal eran los tomates pelados y sin semillas, se ponen a hervir en una olla junto con el zumo de un limón. Yo suelo poner un poco menos de la mitad del peso del tomate en azucar. Le puse cuando lo herví un trozo de varita de vainilla cortada por la mitad y raspando lo negro y poniendolo dentro. Dejar hervir unos veinte minutos o media hora, depende ya que la hice con fuego de gas y con la micro los dos no tienen la misma intensidad. Ves mirando que tal está. La mermelada salía un poco líquida por lo que la espesé con polvos de agar agar. Luego se empota en botes bien limpios, cierras bien el tarro y giras el bote hacia abajo y luego hacia arriba. Finalmente pones los botes en una olla, con un trapo abajo para que no se choquen. Se les cubre de agua y se enciende el fuego. Se hierven al menos veinte minutos. Dejarlos en la olla y esperar a que el agua se enfrie. Luego se pueden sacar y se conservan.
      Estoy pensando que cuando pueda escribiré un post de mermeladas, jajaja. Besos Emily

      • Laura 19 de julio de 2013 a 7:44 pm #

        Emily, he estado mirando un poco y dentro de los embutidos mallorquines que se que venden por internet y no cuestan un ojo de la cara están estos que son bastante buenos. Posiblemente haya más pero como no los he tomado no te los quiero recomendar. Si te interesa la web es esta
        http://www.la-luna.es/
        Como comprenderás yo no he comprado por internet, pero si que he adquirido varios productos suyos y no tuve ninguna queja ni problema con el trato ni con la calidad de la compra.
        Lo único que no hagas porfa es comprar el mejunje ese que venden pastoso rojo, como las fotos que he visto de El Pozo por ejemplo. No lo he tomado pero con ver la foto te puedo asegurar que eso no es sobrasada, otra cosa vale, pero no se parece a lo que aquí entendemos por tal. Sino fijaté en las fotos de la web de La Luna y verás la diferencia de texturas.
        Un beso guapa y hasta pronto.

  2. El rincón de Mixka 19 de julio de 2013 a 9:06 am #

    Madre del amor hermoso!! Qué pintaza tiene eso!! Ideal para quedar bien con unas visitas, y es que además el hojaldre es agradecidísimo. Le gusta prácticamente a todo el mundo. Y ese quesito fundidito… Ay, se me está abriendo el apetito!!!

    Un besazo guapa! Me ha gustado mucho la receta. 🙂

    • Laura 19 de julio de 2013 a 7:22 pm #

      Lo mejor de todo es que no es nada complicado hacerlo y se hace relativamente rápido, lo que te lleva más tiempo es descongelar el hojaldre y hornearlo, porque el resto lo pueden hacer hasta los peques, así sí que quedarán alucinadas las visitas, jajaja.
      Seguro que nos vemos en el proximo reto Mixka, esta visto que nosotras nos apuntamos a todos, 😉

      • El rincón de Mixka 19 de julio de 2013 a 7:42 pm #

        Por supuesto!! 😉 Encantada de intercambiar recetitas contigo 🙂

  3. mamabuhomallorca 20 de julio de 2013 a 10:41 am #

    pero que buenísima pinta!!!!!

    • Laura 20 de julio de 2013 a 7:45 pm #

      Pues mamabuhomallorca, por tu nombre no creo que tengas ningun problema en encontrar los ingredientes 😀 así que buena cena mama buho.

  4. Emily 23 de julio de 2013 a 8:04 pm #

    Gracias por la recomendación Laura! La miraré!
    Saludos
    Emily

  5. Ira 23 de julio de 2013 a 11:00 pm #

    Ainssss que se me había pasado entrar a comentarte, aunque te había leído, eh??
    Me encanta la receta, con sobrasada de la tierra mmmm!! Yo también la compro a los payeses en el mercado.
    Espero que en septiembre retomemos nustra telepatía gastronómica 😉
    Un abrazote!

    • Laura 23 de julio de 2013 a 11:13 pm #

      Nos veremos en setiembre, seguro, cuenta con Terremoto y conmigo. Feliz verano Ira.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: