Cuadraditos de chocolate blanco con pistachos: El ingrediente secreto de Ira 4ª parte.

30 Jun

Señoras y señores, soy una vergüenza. Ahora sé porque no suelo hacer platos al baño maría. De hecho cuando leo una receta y veo baño maría no sigo porque sé que no es lo mío, debe ser una incompatibilidad, una alergia o una aversión magnética. Así que creo que tendría que cambiar el título del post por “extraña gestación de unos cuadraditos de chocolate blanco y pistachos”.

Si alguien me lo preguntara no sabría decir porque nunca me he animado a hacer algo al baño maría, y mira que en un principio no es muy complicado. Cazo con agua al fuego, flotando en él otro cacito menor y dentro de este lo que se quiera trabajar. Vamos que no sobresale demasiada complicación como pudiera ser la comprensión del universo y la expansión galáctica o los agujeros negros o la antimateria, se supone que eso sí que tendría que ser complicado. Pues sinceramente, creo que me saldría mejor una mousse de antimateria, un queso gruyer con agujeros negros o un expansivo soufflé galáctico.

Yo he seguido al pie de la letra todos los pasos de los folletos aquellos que os comenté de la vajilla de la Disney. Difícil no ha sido, pero no sé porque el chocolate le ha costado ligar. Se ha quedado un poco con textura no diré que arenosa, pero sinceramente, fluido brillante y hermoso no lo era. Aunque ahora que lo pienso la receta no lo describe así. Igual yo me estoy liando de lo lindo y resulta que el chocolate blanco funde así. Pues no señores, no queramos ser benévolos, el chocolate blanco no funde así. El problema que tuve es que pese a haber puesto el fuego bajo como decían las instrucciones, el calor era aún alto para un chocolate y menos blanco. Lo que me ocurrió fue que el chocolate se resecó y no salió tan fluido como debiera. Así que queridos, si alguien adolece de inexperiencia con el baño maría, mi primer consejo antes de hacer esa receta es fuego superbajo o bien pasar de baño maría y si usáis el nuevo chocolate blanco de postres de Nestle fundirlo en microondas siguiendo las instrucciones y mejor poco a poco.

Cuando vi el ingrediente número cuatro de Ira pensé, ¡¡¡Jopeta!!!, con lo poco que usamos en casa el chocolate. Con ese ingrediente sólo hacemos en casa tres cosas y las tres ya están publicadas: las magdalenas de chocolate, muy recomendable. La tarta de chocolate de Isa, una delicia donde las haya y finalmente unos robiols rellenos con nocilla o nutella, esto diríamos es una nueva cuisine a la tradicional cuisine mallorquina de toda la vida. Pero el ingrediente secreto de Ira especificaba que no debían ser publicados…. Ufff…. Y Terremoto, “el vidente”, en casa de mi ex durante una temporada vacacionalita. Por eso recurrí a las libretitas Disney. Esta receta me pareció fácil, ligera sin extra de azúcar, con poca mantequilla y encima con frutos secos, vamos, dentro de lo que cabe al ser postre y llevar chocolate, bastante saludable. También pensé que la versión chocolate negro con otros frutos secos era posible, pues de esta forma sí que había hecho una especie de montoncitos hace años y con muy buenos resultados. Era factible elaborarla con niños y en la foto tenía una pintaza estupenda, así que fuimos a buscar los ingredientes que nos faltaban al súper.

Lo único un poco laborioso es lo de pelar los pistachos, y aquí he tenido un pequeño incidente. Pero este no tiene la culpa la receta, lo tiene mi cabecita que debo empezar a tener alguna neurona floja o quizá será el calor.  Vamos, que dejé todos los pistachos peladitos y había cinco que no se habían abierto, los pongo encima para ver si luego conseguía abrirlos con un cuchillo de punta redonda y va y se me olvida. Así que me pongo a cocinar, pongo dentro los pistachos y cuando estoy cortando los cuadraditos veo que algunos pistachos se me resisten a la hora de cortar. Yo insisto. El pistacho se resiste. Yo insisto, no podrá vencerme aún un simple pistacho que tampoco estoy tan decrépita aún. El pistacho resiste. Yo con la moral hundida entre que el chocolate había fundido raro y me había encontrado el superpistacho del grupo, cuando… de repente… la neurona floja vuelve de darse una ducha y me acuerdo. No era un superpistacho culturista, era un vulgar pistachito con su armadura entera. Así que ya me tenéis buscando los demás pistachos acorazados. Comprenderéis que después de esta monumental chapuza, estoy pensando que tendría que haber esperado a que viniera Terremoto y se inventara un postre con chocolate, que seguro se le hubiera ocurrido alguno con mejor pinta que el de mamá.

Pese a mi inutilidad para el baño maría y el ingenio de los pistachos acorazados para pasar desapercibidos, el postre está más bueno de lo que parece en la foto. Para colmo de males tengo la cámara en la uci y hasta que no la arreglen y nos la devuelvan,  funcionamos a base de fotos de móvil que no tienen una calidad tan chula.  Paso pues a contaros como se hace este postre en espera de que vosotros seáis más duchos que yo en el manejo de estas técnicas culinarias más misteriosas que las pociones de las tres brujas de Macbeth y que seguro si es así, podréis compartir con vuestros hijos. Eso sí, no se os ocurra dejar los pistachos blindados sobre el montón para abrirlos más tarde, que luego los muy cabroncetes se cuelan y quedamos como unas panolis patosas de mucho cuidado.

Ingredientes:

400 gr. de chocolate blanco (usé el chocolate para postres blanco de Nestle)

100 gr. de pistachos (sin cascaras)

3 cucharadas de nata

20 gr. de mantequilla

1 trozo de vainilla en rama

Elaboración:

Antes de empezar habremos hecho con papel de aluminio un cuadrado de aproximadamente unos 15 X 15 cm, levantando las esquinas y lo habremos untado con algo de mantequilla.

Pelar los pistachos y reservar.

Pesar todos los ingredientes y dejar a mano.

Cortar el chocolate a tracitos con un cuchillo corto y grueso, ya que si es verano no cuesta mucho con el calor, pero en invierno se endurece y este tipo de cuchillos nos facilita el trabajo. No conviene cortarlo con máquina ni batidora ya que con el calor calienta el chocolate y luego se reseca y no funde bien.

Cortar la vainilla longitudinalmente.

Coger un cazo y ponerlo al baño maría a fuego lento. Introducir dentro la mantequilla, la vainilla y la nata, ir removiendo hasta que se mezcle y quede homogéneo. Sacar la vaina de vainilla.

Añadir el chocolate y seguir removiendo hasta que se funda.

Añadir los pistachos y dar una última removida.

Verteremos la mezcla dentro del “molde” de aluminio. Alisarlo un poco con la cuchara para nivelarlo y dejar reposar. Cuando hayan pasado unos tres minutos se cortan cuadraditos de unos 3 cm de lado aproximadamente. No se sacan del molde, sólo se cortan los cuadrados. Se deja reposar de nuevo al menos unas dos horas antes de desmontarlo.

Un comentario, como ahora nosotros estamos en verano y hace calorcito, aunque este año está resultando muy suave. Hemos puesto el molde dentro de la nevera y hemos guardado allí los cuadraditos. La receta pone que si los guardas en lugar fresco y seco pueden durar perfectamente dos semanas, pero dudo mucho que en estos momentos mi cocina se pueda considerar un lugar fresco… yo diría que más bien es tibio.

Ahora lo que sé que esperáis, el veredicto de si vale la pena hacerlo o no. Bueno, pues después de haberlos catado, la familia ha decidido que están buenos. No es exactamente lo que sería un chocolate con pistachos, ya que estos al estar un poco salados le da un sabor diferente. En gran parte es dulce pero tiene toques salados peculiares. Supongo que con otros frutos quedaría bien y supongo que si queréis hacer chocolates blancos personalizados con diferentes frutos secos esta mezcla y proporciones podría serviros de base.  Si se tiene muy en cuenta las temperaturas, quedan chulos y para una merienda o cumple de los peques puede ser una opción más a tener en cuenta. Al ser muy sencilla la elaboración los peques pueden intervenir sin ningún problema, tan sólo mucho cuidado con no pasarse con el calor. No es que estropee el postre ni mucho menos, pero os resultará un poco más molesto manipularlo y estéticamente no os quedarán tan chulos.

Bueno, espero que Ira nos pida algún día hacer una ensalada, porque a este paso voy a tener que tumbarme sobre dos toallas cuando vaya a la playa, porque con tanto dulce una no me va a bastar, jajaja. Espero que os guste esta cuadrada tentación i bon profit.

IMG_3722



Anuncios

15 comentarios to “Cuadraditos de chocolate blanco con pistachos: El ingrediente secreto de Ira 4ª parte.”

  1. ¡Mama qué sabe! 30 de junio de 2013 a 11:43 pm #

    Jajajajajajajajaja, me mondo contigo! Mousse de antimateria? Lo que habría es que expandirte al universo para que nunca se agote tu energía! ♥
    Yo me lo comería todo escuchándote hablar: ñam, ñam!

    • Laura 1 de julio de 2013 a 6:54 pm #

      Jajajaja, pues como el siguiente reto sea otro postre puede que tus deseos se hagan realidad y me expanda por tooooooooooodooooooo el universo universal. Un beso a toda la family

  2. unaterapeutatemprana 1 de julio de 2013 a 8:47 am #

    ¡Jajajaja! Buenísima la foto y qué pintaza!!!
    Un beso.

    • Laura 1 de julio de 2013 a 6:54 pm #

      Es que en casa cuando hacemos cata de un nuevo plato lo cata hasta el gato. 😉

  3. Jirafa 2 de julio de 2013 a 12:01 am #

    Pues tiene una pinta estupenda! y la foto me encanta, con lo que a mí me gustan los muñequitos, je

    • Laura 2 de julio de 2013 a 5:47 pm #

      Me imagino la cara de Jirafita si le propones un diorama de construcción con estos cuadraditos, jajaja. Seguro que a la hora de recogerlo desaparece en un momento.
      ¿Que sería de nuestra vida sin muñequitos?

  4. Los Angeles de la Sierra 2 de julio de 2013 a 9:54 pm #

    jejejejje pues han salido con muy buena pinta!!! seguro que están buenísimos!!!!

    PD- yo tampoco soy mucho de baño maria…. y tampoco se porqué!!!!!

    • Laura 2 de julio de 2013 a 10:48 pm #

      Bueno, realmente creo que se porque, mi madre se pasó toda mi infancia diciendo que eso era muy dificil, creo que porque le daba pereza montar todo el tinglado. Así que yo me crié con un acojone hacia el baño maria. Pero traumas infantiles aparte, estaban buenas, son diferentes a lo que tenemos habituados tomar, no se parece en nada al chocolate con almendras o avellanas y con un punto salado de los pistachos que choca pero gusta. No espereis un chocolate superdulce ni empalagoso.
      Creo que el problema ha sido hacer chocolate en época de verano. Esta visto que para trabajar bien el chocolate tiene que hacer fresquito.

  5. El rincón de Mixka 2 de julio de 2013 a 10:31 pm #

    Tienen una pinta estupenda y si a Garfield le gustan están buenos fijo!!! jajajajajaja

    😉

    • Laura 2 de julio de 2013 a 10:49 pm #

      El gato ha hablado, y si Garfield dice que está bueno, está bueno. Una crítica como esta no se tiene todos los días, jajajaja. Encantada de verte de nuevo Mixka. Te paso un cuadradito.

  6. el Fredolic 2 de julio de 2013 a 10:57 pm #

    Mmmm, pistacho! Seguro que lo vamos a probar. A ver cuando nos queda una pizca de tiempo para meternos en la cocina… Eso sí, intentaremos pelar todos los pistachos!

    • Laura 2 de julio de 2013 a 11:03 pm #

      Y cuidadin con el calor que en esta época el chocolate está muy sensible, sobre todo el blanco que al ser más mantecoso está más delicado que el chocolate negro. Encantada de tenir-te i bon profit Fredolic.

  7. Ira 6 de julio de 2013 a 7:35 pm #

    Llego tardísimo a comentar!! He estado toda la semana sin encender el PC! Esta receta me ha flipado, la pruebo seguro, ligerita, eh? Jajajaja gracias por participar, es un placer tenerte en el reto. Muaaaa!

    • Laura 6 de julio de 2013 a 8:39 pm #

      Bueno, realmente si la quieres más sanota pon chocolate negro con una cucharita de agua para que se funda y haz montoncitos con los frutos secos sobre un papel de horno o de aluminio, luego cuando enfrie, sobre todo en este tiempo a la nevera y a comer. Jejeje. Digo que es más sana porque cada uno elige los frutos secos y los hay muy recomendables, y además el chocolate negro es mejor que el blanco que lleva más hmmmm… mantecosidad, grasa… bueno, lo que lleve.
      Una semana sin encender el PC, eso suena a buenas noticias (vacaciones, viaje, mega-excursión) o malas (pupas varias, trabajo, PCjodido)… espero que sean más de las primeras.
      Este mediodía había pasado por tu blog para ver si nos retabas a algo nuevo, jeje. Creo que me he enganchado a este reto 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: