Archivo | marzo, 2013

Pan de molde con la panificadora del Lidl, versión resultante de la modificación del pan de hamburguesa de Yasmin de mi mamá me mima

1 Mar

Este verano nos compramos la famosa panificadora del Lidl. Tengo que decir que estamos encantados con ella. En casa alguna vez había hecho pan casero y lo cierto es que vale la pena, aunque sólo se haga una vez en la vida como experiencia. Sentir el olor que sale del horno y como poco a poco se expande por todas las habitaciones. El sacarlo todo calentito y dorado. Ese crepitar crujiente que hace justo cuando sale del horno debido al cambio de temperatura. Sentir en la yema de los dedos su textura y su calorcito. Vamos, que seguro que he conseguido que caiga alguna babita de más de uno, y eso es precisamente porque es lo que ocurre.

A mí siempre me ha gustado el pan de hogaza con mucha costra y si encima me toca una esquinita ya ni hablemos, soy la mujer más feliz del mundo, no soy una mujer difícil de contentar. Por desgracia, mis nenes no comparten esa opinión con mamá. Al menos Terremoto. Él siempre ha sido de los de pan de molde, de hacerse sus sándwiches y todo lo que sea corteza es sacrilegio y hay que sabotearla. Me he pasado la vida quitándole la cortecita a todo, vamos que lo tiene clarísimo. Tsunami por su parte no tiene nada en contra de la corteza del pan. Al contrario, alguna vez me ha quitado la mía… creo que lo de Terremoto no era tan malo en el fondo, snif, snif.

Pues como os decía, a partir de este verano hemos empezado a hacer nosotros el pan con la panificadora. No tiene la forma de hogaza que tanto me gusta  ni sale la corteza tan crujiente como cuando se hace con el horno convencional, pero tiene a su favor que es más fácil de hacer y puedes tener pan casero sin aditivos ni nada de todo eso en un par de horas. Sé que en internet hay tropecientas recetas de cómo hacer distintos tipos de pan con sus formas y tal, pero a mí con uno normalito del que me gusta de toda la vida ya voy servida. Eso sí, le pongo harina integral mezclada, aunque no es exactamente igual que el gusto de panadería. Los peques por su parte, me protestaban y pedían un pan de molde o al menos algo parecido al pan de molde. Pero teniendo en cuenta todos los extras que lleva el pan de molde para ser como es…. ufff… vamos… que no me salía. Un día tras hacer unas cuantas pruebas con las recetas de pan de leche, que es lo más tipo pan de molde que había logrado pillar con la panificadora, Terremoto me lanzó el ultimátum de que esos no le acababan de gustar y que quería que le volviera a comprar el del súper, yo me quedé un poco desmoralizada.

Recordé entonces que hacía sólo unos días que Yasmin, de mi mamá me mima, había publicado un pan de hamburguesa con la panificadora até cables y pensé, si puede hacer pan de hamburguesa amasando con la panificadora, si lo dejo sin luego sacar, hacer los bollitos y meter en horno convencional, tal vez quede algo parecido al pan de molde. Hice una primera prueba con los ingredientes tal y como indica Yasmin, pero dejando que la panificadora hiciera todo el programa, puse el programa 2 de pan esponjoso y con la corteza blanda. El resultado estuvo bastante bien, de hecho fue el más valorado por Terremoto desde que había ensayado con panes de leche. Así que lo adoptamos.  El único problema que le vi es que nos salía un pan pequeñito en comparación con los que había yo antes, que tenían más cantidad de harina. Para que esto no sucediera hice un cálculo proporcional de las cantidades que tenía que aumentar para que saliera el pan del peso y tamaño que deseaba, hicimos otro pan y salió perfecto. Para que no se me olvidara apunté las proporciones en una hoja. El problema vino cuando al siguiente pan me di cuenta que alguien había arrancado esa hoja con las cantidades y estaba missing. Recordaba bastante bien los pesos así que hice otro pan, introduciendo una variante a propósito y luego resultó que otra sin querer.

Recordaba que por internet había leído en alguna parte que para hacer pan y quedara esponjoso se ponía en la mezcla unas cucharadas de leche en polvo, así que compré un bote en el súper. El elemento erróneo fue el aceite. No me pidáis porque ese día en vez de poner mitad de agua y mitad de leche, yo puse mitad de agua y mitad de aceite. El pan estuvo súper rico pero se desmigaba con facilidad. Luego encontré detrás de una obra de arte de Tsunami, la chuleta de la receta anterior. Estuve sopesando posibilidades y al final tras unas pruebas más he llegado a unas cantidades y proporciones que nos dan un pan de molde casero que ha pasado las catas de calidad de Terremoto. Os diré que no es exactamente un pan de molde como el de súper, no esperéis eso, pero si es lo más parecido, es lo suficientemente blandito y con un gustito menos de pan de hogaza y más de pan de molde. Así que si algunos tenéis problemas en casa con que los niños no quieren el pan convencional y quieren uno más tipo bollito pero aprovechando hacerlo con la panificadora sin más problemas podéis probar la sugerencia de hoy.

¡Ah! Casi se me olvidaba, hay otra cosa que descubrí. El pan queda mejor con el programa 5 para hacer el pan expreso, que no el esponjoso. No queda tan alto y eso les gusta a la hora de poner el queso y el jamón, pero la consistencia y el gusto es diferente al conseguido con el programa normal. Así que al final encima nos ahorramos electricidad y en poquísimo tiempo tenemos el pan a punto para comer, ya que con este programa los tiempos se reducen considerablemente. Bueno, ahora os dejo con la receta y con los truquitos que le aplico.

Ingredientes:

210 ml de agua

210 ml de leche

50 ml de aceite de oliva

Dos cucharadas soperas rasas de azúcar

Una pizquita de sal

Cuatro cucharadas soperas, estas colmaditas, de leche en polvo

800 gr. de harina de fuerza (yo la mezclo con integral, más o menos mitad de cada, pero porque nos gusta integral)

Un sobre de levadura de panadero en polvo, no la tipo Royal de tartas, sino la de para hacer pan, la de panadería.

Preparación:

Primero hay que tenerlo todo pesado y medido.

Uno de mis trucos ya que pondré el programa expreso es calentar al microondas todos los líquidos aproximadamente unos tres minutos a máxima potencia, para ello pongo los líquidos en un recipiente, todos juntos.

Cuando los líquidos están calentitos los pongo en la cubeta de la panificadora y dentro añado las dos cucharadas de azúcar y la pizca de sal.

La leche en polvo en ocasiones la he mezclado con los líquidos y en otras la he mezclado con la harina, así que podéis añadirla donde mejor os venga.

Encima de los líquidos pondremos un poco de harina, que lo cubra todo, pero no la hundáis, que quede flotando. Luego pondremos un poco de levadura y otra capa de harina y otra de levadura así hasta que esté todo dentro. Hago esto porque he leído que no conviene que al principio se mezclen la levadura y la sal ya que le quita fuerza a la hora de levar. No soy muy entendida en ello, pero yo lo hago así y me va bien. También he leído que la levadura en polvo no conviene ponerla directamente en los líquidos, así que pensé que lo mejor era hacer la capa de separación con la harina y luego ir mezclándola.

Seguidamente cuando todo está dentro le pongo el programa 5 expreso y con la corteza sin tostar, vamos, la que menos tuesta, en la mía hay tres opciones. El peso es de 1200. Se le da al botón de empezar y esperar a que la máquina haga el resto.

Calentando los líquidos ayudamos a que la pasta tenga temperatura y así compensamos el que no se caliente la cubeta como cuando pones el programa normal. La leche en polvo le da esponjosidad y un toque de gustito más como buscaban los peques. El azúcar es muy poco y no tiene el gusto de un bizcocho ni nada dulce pero tiene un pequeño toquecito en el fondo que es muy adecuado. Lo de separar la levadura de la sal y el líquido ya os lo he comentado. Así que no hay más secretos.

Un ratito más tarde, después de que la máquina nos ha avisado de su finalización y tras sacarla, este es el resultado. Espero que a vuestros peques y menos peques os guste. Si alguien tiene algún truquito puede comentárnoslo, ya veis como con la receta de pan de hamburguesas de Yasmin hemos acabado con esta, quien sabe en que puede llegar a transformarse esta. Que tengáis buenos sándwiches y bon profit.

P1080585

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

Cuestión de Madres

Las Vivencias de dos Madres, Imperfectas y Reales

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

Trillizosmasdos

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: