Dar responsabilidades domésticas a tus hijos (1ª parte): Algunos motivos por los cuales es conveniente hacerlo.

12 Feb

Cuando en la lotería de la vida te toca un hijo con las cualidades que tiene Terremoto, te planteas la vida de otra forma. Normalmente, priorizamos algunas cosas en las vidas de nuestros hijos como son los estudios, el deporte, el salir con los amigos. Otras, por el contrario, no son tan trabajadas o si lo son es de forma más suave, salvo que el niño muestre una especial inclinación natural para aprenderlas o hacerlas. ¿Cuantas veces no hemos entrado en un blog y hemos visto algún comentario en el que la madre se queja de que no puede abarcar con todo y se siente frustrada, infravalorada y triste consigo misma?, ¿quién no ha dicho alguna vez que no es una supermadre que no es más que una mujer y que necesita también un espacio y un tiempo para ella? Pues bien, tengo que deciros que en algunas ocasiones los detonantes de estas quejas nos los hemos buscado nosotras mismas. Así que antes de que saltéis sobre mí como leonas heridas os voy a explicar mi planteamiento y luego si no os he convencido, podéis servirme con patatas aliñadas con vinagreta y una salsa a vuestra elección.

Que los tiempos han cambiado eso es indiscutible. Que las prioridades en la vida de una mujer también. Ahora muchas madres son a su vez trabajadoras (de las que cobran un sueldo) trabajadoras en su hogar (es decir, amas de casa, son las que trabajan de sol a sol sin cobrar un sueldo por ello), madres (es decir, de las que se encargan de los hijos desde el mismo momento en que los han parido hasta que estos decidan emanciparse y no presentarse cada día en casa con la bolsa de la ropa sucia y el tupper lavado y dispuesto a llenar), también son esposas o parejas o como lo queráis llamar, vamos que tienen a su pareja viviendo con ella y la familia. Algunas, también además tienen una vida con amigas, gimnasio, ocio personal… pero eso es otra historia.

Muchas veces, o casi siempre, y no se muy bien porque motivo, si por cultura, por educación o porque debemos ser masocas sin saberlo. La mujer suele ser la que se carga con la mayor parte de trabajos de casa. Vamos a comprar, hacemos la comida, lavamos la ropa y la dejamos en su sitio, limpiamos la casa… no os estoy descubriendo nada nuevo así que ya sabéis de que hablo. Muchas veces nos quejamos de que nuestro churri no nos ayuda en nada. Otro porcentaje se queja de que su churri sólo hace algunas cosas pero al menos ya se sienten afortunadas. Otro porcentaje se queja de que el churri hace cosas pero las hace tan mal que al final son ellas que acaban haciéndolo todo (son los fiascos del grupo anterior). Algunas pueden presumir que los trabajos los hacen a media y realmente su nariz no crece desmesuradamente cuando dicen eso. Y sólo un pequeño porcentaje, al menos por los lares donde vivo, que en los países nórdicos parece que la cosa está más normalizada y modernizadas puede que sea otra cosa. Pues ese pequeño porcentaje puede decir que su churri suele hacer más cosas que ella y que viven como diosas del Olimpo… son “las afortunadas”.

Aparte del churri. También os debe sonar eso de que los hijos a medida que crecen nos dan más trabajo. Sí queridas, siento deciros que lo peor no son los cólicos y los pañales, lo peor vendrá dentro de unos años. Cuando para entrar en el cuarto de vuestros hijos tengáis que empujar los montones de ropa por el suelo. También cuando vuestros hijos tengan casi treinta años y sigan viviendo en casa con vosotros y se vayan por la mañana a trabajar y dejen la cocina sin recoger con los platos y vasos por allí y la leche fuera de la nevera y por supuesto, la cama tal y como han salido de ella para que la hagáis vosotros. Los hijos pasan por casa como si fuera un hotel de “X” estrellas (esas dependen de la pericia y el aguante de sus progenitores) y sus únicas responsabilidades como he dicho al principio es estudiar, hacer deporte (no sea que nos salga canijo el niño y luego no se ligue a su churri y lo tengamos en casa hasta que el benjamín cumpla los cincuenta años) y evidentemente, su vida social (más de lo anterior y además, el niño tiene muy en cuenta este punto y nos lo recordará constantemente, que él quiere tener vida social aunque la de sus progenitores se reduzca a la de meros sirvientes-taxistas-secretarios-mayordomos… en fin. Padres modernos).

El que nuestro churri sea así y cueste cambiarlo… uffff…. que queréis que os diga… ya lo conocimos así, así que sabíamos con lo que nos quedábamos. Se que en su momento el lote estaba más musculado y tenía tableta de chocolate por barriga y ahora tiene algo más de grasa en sus músculos y la tableta de chocolate se ha convertido en un chocolate fondant que resbala y cuelga por debajo de su ombligo (o de su pecho en  otros caso) Queridas y queridos míos, el paso del tiempo es inexorable y nos pasa factura a todos, a ellos y a ellas. Sí, a nosotras también, porque antes éramos una jóvenes y lozanas mozas y ahora aquello que antes eran unos jugosos limoncitos, luego un terso meloncito y finalmente unos pimientos tostados. Seamos sensatos, aquí va un consejo extra. Cuando elijáis a vuestro churri no os quedéis sólo con el chocolate, mirad sobre todo su forma de ser, su simpatía, la forma en que hace las cosas, vuestras afinidades y que realmente vuestro amor sea sincero. El chocolate se funde pero todo esto perdura y suele mejorar y es lo que tendréis de premio con el paso del tiempo.

Pero perdonadme, me acabo de salir del tema. Como os decía el churri es el churri y va a portarse tal y como lo habéis conocido antes de juntaros. Se le puede mejorar un poco en el arte de que vaya adquiriendo habilidades domésticas, pero no esperéis milagros. Vuestro único consuelo será que vosotras habéis intentado hacer lo posible pero que tus suegros ya lo malograron en su juventud haciéndoselo ellos todo y claro. La culpa es de la familia política, faltaría plus.

Ahora viene mi pregunta. ¿Alguien se ha planteado que alguna vez ella será esa suegra que ha malcriado a ese futuro churri y que por su culpa va a no facilitar la vida de su futura nuera y por consiguiente la futura convivencia familiar de su hijo?

Permitidme que ahora abandone mi tono irónico y os hable más en serio. Cuando te viene un hijo como Terremoto hay muchas cosas que dejan de ser tan prioritarias como lo son para otras familias. Una de las principales preocupaciones que te cae encima como una losa y te quita el sueño es saber que será de su futuro y si lo tendrá. Es saber si sabrá valerse por si mismo. Saber si el día en que ninguno de sus progenitores estén en este mundo el hijo sabrá valerse por si mismo o será carne de matadero. Lo siento, pero es así de crudo.

Si alguien se queja de que su hijo le da mucho trabajo os puedo asegurar que en mi caso y en el de muchos otros padres nuestro trabajo es infinitamente mayor que el vuestro. El tiempo que una tiene para ella misma baila en una peligrosísima cuerda floja diaria debajo de la cual hay una gran cama de faquir dispuesta a deshinchar nuestro momento. Todo dependerá de infinidad de factores que muchas veces se nos escapan de las manos y no podemos controlar.

Siempre he creído que si amamos en algo a vuestros hijos tenemos que darles medios. Enseñad a darles independencia, no sólo por su futura churri, sino también para que pueda ir por la vida sin depender de nadie. Que pueda ir a estudiar a otra ciudad y no sobreviva de una lata de sardinas y una bolsa de pan de sándwich. Que cuando se independice no siga dependiendo de vosotros y que su piso no sea una leonera de tales proporciones que cuando alguien entre no pase del recibidor y salga despavorido. En fin, para que aprenda a tener una buena calidad de vida y vivirla mejor.

bbt penny wide vieew copy (1)

Anuncios

6 comentarios to “Dar responsabilidades domésticas a tus hijos (1ª parte): Algunos motivos por los cuales es conveniente hacerlo.”

  1. ¡Mama qué sabe! 12 de febrero de 2013 a 10:47 pm #

    I love you & your family! 😉

    • Laura 12 de febrero de 2013 a 10:51 pm #

      Gracias público, gracias, gracias.
      Laura saluda al público y agradece la aprovación, y dentro de poco, mas.

  2. MisMellis 13 de febrero de 2013 a 10:28 am #

    Bueno….. sobre esto podría hablar largo y tendido….
    Primero yo también soy de la opinión de que la mayoría de las madres son las culpables de malcriar a sus hijos y de hacer de ellos verdaderos inútiles, y ojo que no solo a los hombres, que yo tengo amigas que cuando nos fuimos fuera a estudiar a la universidad no sabían ni freir un huevo y subsistían a base de bocadillos o de ir todos los fines de semana a su ciudad a buscar el famoso tapper….
    Segundo cuando empecé a salir con Papimelli descubrí un chico la mar de apañado, él llevaba más de dos años viviendo solo y además por su trabajo donde prima el orden y la disciplina era un “hombrito de su casa”. Un día mi suegra me dijo que yo lo tenía bien enseñado, a lo que tuve que decirle que él ya venía así de fábrica a pesar de que ella jamás le había enseñado a hacer nada, de hecho mi cuñado es el típico machista que hasta hace que su madre le traiga el agua cuando la pide.
    Tercero puedo presumir y presumo que Papimelli en casa hace lo mismo que yo, pero en menor medida, vamos que yo en una hora desenvuelvo la tareas y a él le lleva dos horas, pero lo hace y punto.
    Cuarto he aprendido con el tiempo y la experiencia que no puedo ser tan exigente con él y que aunque no haga las cosas a mi modo por lo menos lo hace y eso me quita trabajo, jamás superviso ni rehago porque eso me llevaría mucho tiempo.
    Quinto educaré a mis hijos para que sean autosuficientes y totalmente independientes, para que él no tenga que esperara a que su pareja le haga la cena para poder cenar y para que ella no se cargue de responsabilidades que no solo le competen a ella…
    Sexto realmente Laura las culpables de estar en la situación que estamos somos únicamente nosotras porque nos cargamos de responsabilidades y porque creemos que todo tiene que salir perfecto y eso no es así. Ahora que soy ama de casa procuro que la casa y los niños estén bien, en épocas en que he trabajado priorizaba y dejaba la casa de lado para atender a mi trabajo y a mis hijos.
    En épocas en que llegaba a casa a las 9 de la noche era mi marido el que se ocupaba de hacer las tareas de casa, es un esperto en limpiar los baños y pasar la aspiradora y totalmente nulo para la comida…. para él una ensalada es comida de gourmet…. jajaja….

    • LauraLaura 13 de febrero de 2013 a 11:48 am #

      Hola Mamimelli, veo que te ha gustado y que de momento una menos que me comerá con patatas a la vinagreta y salsa. Bueno, prometo que en la próxima entrega os daré unas ideas para trabajarlo. Hace tiempo que las puse en prácitca y espero no dejarme detalles importantes, son una orientación. Hasta pronto.

  3. Netzi 13 de febrero de 2013 a 10:50 pm #

    Hola Laura, qué post más interesante. Alguien cercano en mi familia tiene necesidades especiales y hemos crecido juntos. Es verdad que la visión del futuro cuando tienes un niño con necesidades especiales es totamente diferente, como tú dices, que sea capaz de valerse solo y que tenga un futuro. La verdad que me gusta mucho cómo tu afrontas las cosas, has hecho lo mejor por tu hijo…

    con respecto al tema de churris, la verdad que yo he sido muy afortunada. Mi marido hace casi siempre la comida él, yo soy más lenta y él más rápido en eso, en lo que él cocina yo recojo, o hago lo que haga falta. Del tema de los países nórdicos, que como sabes algo conozco, al menos en País 1, se pasan. No todos, pero la mayoría, llegan al otro extremo. Yo considero a la pareja como algo más que 1+1, que se ayuden y se apoyen.. Pero muchos de ellos, en su afán de libertad, o identidad, se pasan. Tienen cuentas separadas para todo, envían su parte del alquiler/hipoteca desde su cuenta, se pagan sus cafés por separado, no sé bien como hacen con los gastos de los hijos… El caso que todo esto lleva a compras de comida por separado, baldas de la nevera con dueño, cada uno se cocina única y exclusivamente lo suyo, o limpia lo suyo. Un poco complicado, y frío diría yo. No son todos así pero sí una gran mayoría.,,,

    Un besazo guapa! Muas

    • Laura 13 de febrero de 2013 a 11:10 pm #

      Creo que por mucho que uno diga que está conforme con todo lo que rodea a los hijos especiales, hasta que uno no ha tenido realmente un caso cerca no puede hacerse una idea de que es y de que niveles puede llegar a alacanzar en algunos casos. Mi niño no es de los más graves de todos y ya me causa muchas noches de insomnio, no quiero ni pensar como se deben sentir algunos padres con hijos más graves o más dependientes.

      Nenaaa, que serás una de esas diosas del Olimpo o afortunadaaaasss. Jajaja, me alegra de que tú churri colabora y sea más activo. De todas formas veo que las tareas os las repartis entre los dos, cada uno su “especialidad”. En el post hablo de hijo, pero muchísimas hijas se podrían ver también reflejadas. Hablo de hijo porque normalmente, las mujeres solemos estar un poco más familiarizadas que ellos, incluso cuando nuestros niveles son los más bajos posibles que hemos tenido en nuestra vida al abandonar el nido materno.
      Yo también tengo cuentas separadas tanto con mi ex como con mi pareja, pero intentamos pagar más o menos a medias. Lo de tener que hacer la compra de comida por separado y bandas de nevera personalizadas lo encuentro un poco exagerado. Eso sí, a la hora de un divorcio deben tener muy pocos problemas para delimitar lo que es de cada uno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: