La montaña que escondía un tesoro y el apadrinamiento de tejas.

19 Oct

Dins el cor de la montanya,

Mallorca guarda un tresor.

El 22 de julio de 1883 cinco  mil peregrinos subieron a Lluc. Ese año se estrenó la canción de los Peregrinos “Dins el cor de la muntanya” de Miquel Costa i Llobera. Hoy he empezado este post con los dos primeros versos de este poema, porque verdaderamente dentro el corazón de la montaña, Mallorca guarda un tesoro.

Pero no es sólo un tesoro desde el punto de vista religioso, no, para los mallorquines Lluc es mucho más que eso.

El pueblecito de Lluc es la capital del termino municipal de Escorca, uno de municipios tirando a grandecitos de la isla por lo que respecta a su extensión, pero por el contrario uno de los menos poblados de todos. Escorca está ubicada justo en plena Sierra de Tramuntana, que hace unos pocos años fue declarada Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, tras una masiva recogida de firmas solicitándolo. Yo creo que desde diversos puntos de vista todos los mallorquines estamos muy orgullosos de Lluc.

Desde el punto de vista religioso y como referenciaría la canción, dentro la montaña está la Virgen Negra, la Moreneta, la Mare de Deu de Lluc, patrona de Mallorca. Es una talla de pequeño tamaño que según la leyenda fue hallada por un pastor y un monje, tras haberla trasladado en repetidas ocasiones al oratorio de Sant Pere d’Escorca, la imagen aparecía de nuevo en el mismo lugar, así que allí se le erigió un templo. Las primeras noticias sobre su construcción son del 1268. Pero ese lugar tiene algo más, su relación con lo sagrado se remonta a la época de la edad del bronce y del hierro y su nombre deriva del latín Lucus o bosque sagrado.

El pueblo nació bajo la protección del monasterio y a su alrededor. Unas cuantas casas en uno de los lados del patio de los peregrinos, entre las que están un bar, un horno, el Ayuntamiento, dos o tres restaurantes y no recuerdo ahora si algo más. Pero este monasterio en particular es algo más, es el segundo tesoro guardado en la montaña, la cultura. Hace más de un siglo que va siendo un reducto de sabiduría y cultura. En él se ubicó un colegio de niños, actualmente de niños y niñas, que en su momento fue un muy agradecido recurso a la población de los pueblos de Mallorca para compensar una oferta educativa que en nada se parece a la de ahora. Los niños allí alojados estaban en régimen de pensionado pues las comunicaciones no eran como las de ahora. Eran instruidos en todas las disciplinas educativas y también en el canto. Els Blauets de Lluc que así se llama la escolanía por el color azul de sus sotanas. En un principio estaba formado por seis niños, en la actualidad son más de cuarenta niños y niñas y sigue siendo hoy en día uno de los coros de voces blancas más bonito de la isla que el día de Nochebuena nos regalan con el ancestral Cant de la Sibil·la, declarado también como Patrimonio intangible de la Humanidad, y que profetiza el fin del mundo. Muchos intelectuales mallorquines nacidos en la part forana recibieron su educación en ese monasterio. Así que como veis también ha tenido una importancia en el campo educacional y cultural. Amén a un interesante Museo de Historia.

Pero  en un lugar como este no podrían faltar también las leyendas. Muchas son las que le rodean, entre ellas la historia de El Salt de la Bella Dona una historia turbulenta en la que el amor, los celos y la religiosidad se mezclan y finalmente la bella mujer que se había lanzado por el acantilado encomendándose  a la Virgen, aparece milagrosamente viva y casa con su enamorado. Cuando se sube a Lluc por una estrecha y serpenteante carretera, encontramos un gran precipicio que lleva precisamente este nombre,  El Salto de la Bella Mujer.

Lluc es lugar de refugio, tanto de los pelegrinos que hasta allí llegaban, como de los actuales visitantes que disponen de numerosas celdas con camas, baño individual y calefacción. También se pueden alquilar pequeños apartamentos con cocina y más comodidades situados en la plaza de los pelegrinos. Para los más aventureros dispone de zonas de acampada y en su alrededor hay multitud de mesas y bancos, así como de lugares preparados para hacer hogueras y disfrutar de unas horas en familia. Los más comodones disponen de unos tres restaurantes, un horno y creo que sólo un bar. Esto y su paisaje hacen que Lluc sea un enclave vivo, donde cada día hay un visitante. Donde las rutas de montaña y excursiones son abundantes y hermosas.

Y en relación a este sentido popular, cada año se organizan varias peregrinaciones populares hacia el santuario, las más conocidas son las diversas subidas desde la part forana y la popular subida Des Güell a Lluc a peu que consta de unos 48 kilómetros y suele durar entre 8 y 13 horas. Se realiza la noche del primer sábado del mes de agosto. El Güell es un bar de barrio que había cerca de la casa donde antes vivía. Si bien se dice que la iniciativa surgió de un grupo de amigos en 1974 para agradecer a la Virgen el que una niña saliera ilesa de un accidente, mi madre y mi tío me contaron una vez que cuando ellos eran jóvenes, mi tío era amigo de Tolo Güell, el que ahora organiza estas marchas, según me dijeron otro amigo había hecho una promesa y tenía que subir a Lluc a pie, les pidió a unos cuantos que le acompañaran y habían quedado para salir del bar Güell,  el grupo de cinco jóvenes estaba formado por el chico que había hecho la promesa, mi tío, Tolo Güell y otro más. Parece ser que los únicos que llegaron por la madrugada finalmente a Lluc fueron mi tío y ese chico. Que yo sepa Tolo Güell nunca ha contado eso y tanto mi madre como mi tío ya han fallecido y tampoco recuerdo el nombre de los otros dos jóvenes que subieron.  Puede que fuera una casualidad pero lo que si podemos asegurar es que el pueblo de Mallorca solía realizar estas peregrinaciones de forma bastante habitual, y según el relato de mi tío parece que eso de salir desde el Güell ya viene de lejos.

Escorca es además un lugar mágico, es la naturaleza pura así como ha estado siempre durante siglos y siglos. Los últimos grandes encinares que hay en sus laderas, las formaciones pétreas características, su flora y fauna que hoy en día cuesta mucho encontrar en tal estado y en tanta cantidad bien han sido valoradas cuando la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad. Así que desde el punto de vista de la madre naturaleza, esta montaña también guarda otro tesoro

Como veis, Lluc tiene muchos motivos para guardar un tesoro, o unos cuantos. Recuerdo que de pequeña iba con mis padres, mis tíos y mis primos a hacer una paella en Lluc los domingos. También muchas veces hemos subido con los peques para disfrutar de ese impresionante paisaje y calma. Pero hace poco la madre naturaleza, esa que tantas dádivas ha prodigado en ese rincón, se cebó con su santuario. Un fin de semana un fuerte tornado de corta duración asoló aquel rincón.  Dos semanas después subimos a verlo. Cuando contemplé todo aquello unas lágrimas resbalaron por mis mejillas. Algunos árboles ancestrales habían sido arrancados de raíz, el centenario Lledoner estaba casi sin ramas, pero por suerte sigue vivo y espero que sobreviva. Pese a que habían quitado muchas ramas de en medio, los restos estaban por allí rotos, esparcidos. El bosque había sido dañado. El edificio también sufrió algunos destrozos, un pequeño reloj de la fachada de la iglesia se había roto, pero lo peor lo sufrieron el largo tejado de la porchada y el abrevadero donde durante siglos se habían refugiado peregrinos y bestias a su llegada al monasterio y que hoy conformaban uno de sus espacios más entrañables. Habían desaparecido todas. Supongo que muchísimas volaron y se rompieron, pero las que pudieron salvarse se han desmontado. Ahora estas sobrevivientes han sido ubicadas dentro del monasterio, y una vez más el pueblo de Mallorca ha acudido en auxilio de su tesoro. Se creó una iniciativa popular para su restauración, cualquiera que quisiera podía acercarse allí y por dos euros o una voluntad, podías apadrinar una teja. Podías elegir una y escribir algo, tu nombre, un pensamiento o simplemente dejar constancia de tu paso por allí. Y allí estaban todas las aún inmaculadas y las ya apadrinadas tanto por foráneos como por extranjeros, porque Lluc y la Sierra son Patrimonio de la Humanidad y también es la casa de aquel que quiera acercarse y buscar una experiencia única según sus deseos.

Nosotros elegimos una. Sólo pusimos nuestros nombres. Esa teja es también un pequeño granito de arena, como muchos pequeños granitos de arena que he ido poniendo en varios sitios y de diferente forma en mi vida, pero todos esos granitos pueden hacer una playa. La fuerza de un pueblo es grande y el amor por sus maravillas también.

PD: Siento ilustraros este post con fotos de prensa tomadas por Joan Pons, y sin que aparezca nuestra foto de apadrinamiento, pero hemos tenido un percance a la hora de bajarlas y se nos han borrado todas, han salido volando como las tejas con el tornado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: