La crisis de los cuarenta

2 Oct

Esta tarde la familia en pleno hemos tenido sesión de peluquería, todos nos hemos cortado el pelo y yo me he puesto tinte que ya me hacía falta. La peluquera es una mujer majísima. Empecé a ir a esta peluquería con mi madre cuando yo tenía cuatro años y la peluquera acababa de abrirla con diecinueve añitos. A mí me ponían debajo del secador y como no me oía, creía que los demás tampoco, así que me ponía cual soprano de ópera a cantar y dar gorgoritos hasta que se acababa el secador y yo callaba de golpe. Como podéis pensar después de tantos años de conocernos hemos tenido algunas anécdotas curiosas, tal vez la más sonada fue mi “crisis de los cuarenta”.

Hace doce años que estoy en el sitio y puesto donde trabajo ahora. Cuando entré yo tenía treinta y cuatro. Una de mis compañeras me lleva cinco años y al año de estar ambas allí le pegó a ella la crisis de los cuarenta. En pocas semanas todos fuimos unos expertos en cremas antiedad, rejuvenecedoras, nutritivas, filtros uva, antidescolgamiento… como si de golpe de un día a otro la cara y medio cuerpo se cayeran por la fuerza de la señora gravedad cual zombie cruel. Tengo que decir que esta compañera no sólo entonces estaba buenísima, sino que ahora que ya ha pasado recientemente los cincuenta sigue aún mucho más estupenda que antes, así que os avanzo que lo de la crisis es una mariconada.

Pero a lo que íbamos, resulta que me llegué yo a obsesionar tanto con las arrugas, el antidescolgamiento, los filtros uva y las nutritivas, que con treinta y cinco me pegó también a mí la crisis de los cuarenta. Recuerdo que en una tarde de arrebato me presenté en la peluquería y le digo:

– Ana, a partir de cierta edad todas las mujeres se convierten en rubias y se cortan el pelo. Hace años que soy rubia, así que córtame el pelo.

 Los que no me conocen pueden no ver la aberración que le estaba pidiendo. A mí siempre me ha gustado mucho el pelo largo, es algo que me arroba, una melena de esas bien cuidadas hasta media cintura es que se me van los ojos detrás. Pero tengo un problema gordo: tengo el pelo muy fino y me crece muy despacio, así que para tener algo medio aceptable y decente tienen que pasar varios años, no uno o dos sino que muchos. Yo en esa época y después de muchos esfuerzos había conseguido una melena a nivel de los omóplatos. Ya os podéis luego imaginar la cara de Ana ante mi petición. Intentó convencerme de que no cortara tanto que me arrepentiría. Tengo que confesar que una melenita sobre los hombros que fue lo que me hizo no estaba mal, pero como ella predijo no tardé mucho en arrepentirme. Hoy en día ya tengo el pelo algo más largo, pero nada que ver con mi adorable melena de la crisis de los cuarenta que tuve con treinta y cinco.

Os aclaro que la ventaja es que a los cuarenta no tuve ninguna, ya la había pasado. Y viendo que mi compañera no ha tenido ninguna con los cincuenta y está estupenda, he decidido que también me voy a saltar esa y esperaré a que me llegue la edad en que todas las mujeres se convierten en rubias y se cortan el pelo.

 Imagen

Anuncios

4 comentarios to “La crisis de los cuarenta”

  1. trestrillistigres 3 de octubre de 2012 a 8:32 am #

    jajaja, que razón tienes, Mi madre ahora es rubia y con una melena por debajo de las orejas y ella es morena como yo. A mi ahora me ha dado por comprarme un tinte caoba, me lo daré en estos días a ver como me queda, pero yo rubia no voy a terminar, lo tengo claro. Ya lo probé hace años y no me sienta bien para nada. Y el pelo largo también me encanta, aunque lo llevo siempre recogido porque con los niños y la cocina no es práctico llevarlo suelto, pero no quiero cortarlo, las veces que lo he hecho también me he arrepentido, por un arrevato de minutos tardas años en recuperarlo. Yo pasé la crisis de los 30 casándome con un chabalín de 24 jajaja, a ver como llevo la de los 40…

    • Laura 3 de octubre de 2012 a 11:26 pm #

      Bueno, yo a los 30 no tuve ninguna crisis y a los 38 me junté con el papá del peque que tenía 29, así que te gano, jeje y a los 43 tuvimos al peque, ya ves vaya crisis más curiosa.

  2. MisMellis 5 de octubre de 2012 a 2:01 pm #

    Pues fíjate dudo yo que vaya a acabar de rubia y eso que la que te habla ha tenido el pelo de todos los colores que puedas imaginarte… cuando nacieron mis peques la cesárea de emergencia me pilló recién salida de la pelu con melenaza por la cintura y el pelo color rosa fucsia (con dos narices) y al mes de nacidos fuí a la pelu y le dije: quiero un cambio radical que consistió en cortarlo estilo chico y teñirlo de color berengena jajaja… a los 30 no tube crisis, pero tube cambio radical porque me quedé embarazada asique a los 40 como camibo radical en mi vida quiero que me toque la lotería….
    Asique de rubia nucna jajaja…

    • Laura 5 de octubre de 2012 a 5:39 pm #

      Tú y cualquiera quiere una crisis de los 40 con una de la loteria, si es así la vuelvo a tener atrasada.
      Lo del pelo es porque dicen que el rubio favorece el color de la cara a partir de cierta edad y te hace más joven, por eso lo de que todas las mujeres se vuelven rubias, pues no creas, conozco unas cuantas que juraron y perjuraron que ellas de su moreno natural hasta la muerte y salvo que sean unas zombies bien conservadas, han caido en la tentación del tinte rubio.
      El pelo rosa fucsia y hasta la cintura yo quiero verlo aunque sea en foto de espaldas, jajaja que pasada. A mi peque le encanta el color azul y dice que quiere tener el pelo azul y la piel azul. Estoy empezando a pensar que en lugar de haberlo parido en este mundo, tendría que haberlo hecho en Pandora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cocina sana con Ernest Subirana

Blog de cocina donde encontraréis recetas y recomendaciones para una vida saludable

Circus day

De azul a verde

El rincón de Mixka

Bimadre, pero eterna primeriza, trabajadora, estudiante de educación infantil. Formándome como asesora de lactancia. ¿Me acompañas?

Diario de Algo Especial

Día a día de las Genovevas

CUESTIÓN DE MADRES

El blog de las madres, para las madres. ¡La maternidad compartida!

Mi vida desde hoy

De azul a verde

Chetelocucinoafare!

Pappa per tutti

A sangre y hierro

"Hasta en una declaración de guerra deben observarse las reglas de urbanidad." Otto von Bismarck

Mi cocina para ti

De azul a verde

Decoesfera

De azul a verde

DecoraDecora

De azul a verde

x4duros.com

De azul a verde

webos fritos

Las recetas que siempre salen. Con las mejores fotografías.

Mis OvoMellizos

De azul a verde

Maternidad halal

De azul a verde

Mi mamá me mima

De azul a verde

Educando a cuatro

De azul a verde

Una terapeuta temprana

De azul a verde

B aprende en casa

De azul a verde

trestrillistigres +2

De azul a verde

Para mi peque con amor

De azul a verde

A %d blogueros les gusta esto: